La lucha en Siria

Paulatinamente se descubre ante el mundo el verdadero complot que contra Siria crearon los grupos mundiales más reaccionarios, hipócritas e inhumanos existentes hoy, apoyados activamente por sus servidores de siempre, las agencias transnacionales de la comunicación, y facilitadas sus acciones en forma amplia por la ignorancia y estupidez de buena parte de la población mundial. Ya sin tapujos, la organización terrorista Al Qaida, a través de declaraciones de su actual jefe Ayman al Zawahiri, manifestó su total apoyo a quienes en Siria luchan contra el régimen gobernante actual, a través de un video colocado en varios foros yihadistas. En un discurso de unos 8 minutos, al Zawahiri acusó al régimen sirio de criminal en contra de sus propios ciudadanos y llamó a los musulmanes de Turquía, Jordania y Líbano, a contribuir con el derrocamiento del actual gobierno. No estamos entonces ante un pueblo que se levanta, sino ante la acción criminal armada de mercenarios.

Ya no se trata sólo de EEUU, cuya actual dama de hierro no descansa en sus incesantes ataques contra Siria, Irán, Rusia, China, Venezuela y otros países latinoamericanos, sino que sus acciones contra el pueblo sirio ahora son públicamente respaldados por su aliado Talibán, ambos de la mano de la Liga Árabe y de Arabia Saudí, ésta última no precisamente un ejemplo de democracia ni de respeto de los derechos humanos. Al Qaida ha venido funcionando como organización aliada del Pentágono en varios de los conflictos que se han desarrollado en los países árabes desde hace varios meses y que inicialmente recibieron el nombre de la “Primavera Árabe”. Concretamente en Libia, jugaron un papel importante a favor de la descarada intervención de la OTAN, la masacre del pueblo libio y el desmembramiento actual de esa nación. Sin defender a Gadafi como gobernante, alertamos en su momento sobre la conspiración existente y el lamentable resultado que tendría.

Quiero además recordar que Al Qaida es la organización terrorista acusada de realizar los ataques del 11 de septiembre contra las conocidas entonces como Torres Gemelas neoyorkinas. Osama bin Laden, líder de la referida organización y supuesto autor intelectual del ataque terrorista, fue recientemente asesinado en Paquistán por un comando estadounidense, luego de años de persecución con motivo de dicho ataque. El gobierno estadounidense, a través de sus servicios secretos, sin embargo, no ha dudado en aliarse con estos supuestos asesinos de más de 3 mil estadounidenses, para atacar a pueblos como el sirio y el libio. Este inmoral pragmatismo, presente siempre en su historia, hace creíble la acusación efectuada por gente calificada y con numerosas pruebas, de ser el verdadero responsable del ataque terrorista de las Torres Gemelas, que le permitieron luego tener las manos totalmente libres para intervenir en cualquier país del mundo con la excusa de la lucha anti terrorista.

Además de los gobiernos y grupos mencionados, el régimen de Turquía es un aliado en la lucha del Pentágono contra Siria e Irán, aunque muestra algunas señales ambiguas. Se entiende, entonces, el llamado particular que le hace el dirigente talibán en su arenga. El cuadro se completa con la presencia de Israel, ambiguo en relación a Siria, pero especialmente activo contra el gobierno de Irán, tanto en sus declaraciones amenazantes como en la organización y ejecución de asesinatos de científicos iraníes, hechos escondidos por la prensa internacional y la nacional, a pesar de lo aberrante de ese tipo de acciones, más aún cuando son desplegadas por un Estado, que cada vez gana más su reputación de asesino. Estos crímenes tampoco han sido condenados por las organizaciones internacionales de derechos humanos, que quedan así al descubierto en relación con los intereses reales que defienden.

Pero es que las transnacionales de la desinformación tienen un papel importantísimo en este tipo de situaciones, pues son quienes con sus noticias manipuladas y lenguaje manipulador van creando una opinión en la gente, muy distanciada de la realidad y que termina por legitimar cualquier acción, en este caso, contra el gobierno actual de Siria. Las luchas sirias entre el gobierno y sus partidarios contra los insurgentes y mercenarios armados hasta los dientes han dejado el trágico saldo de 6 mil víctimas mortales. Pero este lamentable saldo es presentado ante la gente como producto de la represión del gobierno sirio, lo que mentalmente se interpreta como muertes ocurridas de ciudadanos desarmados, manifestando pacíficamente, ante la intolerancia dictatorial de un gobierno supuestamente asesino.

La verdad es que hace un año, las monarquías del Golfo Pérsico y las potencias occidentales infiltraron en Siria a decenas de miles de mercenarios extremistas sunitas, lo que ha podido ser enfrentado por Bachar al-Assad por tener, aún hoy, un apoyo popular muy superior al 50 por ciento de la población, un ejército monolítico y aliados internacionales. No defiendo gobiernos, pero no me uno como tonto útil a manipulaciones y calumnias, de quienes pretenden dominar pueblos y naciones enteras en atención a sus planes geopolíticos imperiales. En Libia, el asesino era Gadafi, repetía la prensa internacional y nacional, pero resulta que terminó siendo el asesinado, y no por un grupo de ciudadanos en lucha pacífica, sino por combatientes fuertemente armados por la OTAN.

No es la represión la que ha causado los 6 mil muertos en Siria; son las enconadas luchas con grupos armados extraños las que los han producido. Por lo menos 2 mil soldados sirios han muerto en estos enfrentamientos, lo que claramente demuestra que no son pacíficos manifestantes los oponentes de Bachar al-Assad. Las televisoras venezolanas, y me refiero a las privadas, así como los diarios grandes y otros medios, muy “respetuosos” de la veracidad de la información, deberían escribir las cosas como son y como ellos saben que son y no seguir la línea calumniosa extranjera, que pretende, por distintas vías, saltarse al Consejo de Seguridad de la ONU, donde no tienen el apoyo chino ni ruso, para repetir lo sucedido en Libia.

Por último, a los compañeros y camaradas que en estos momentos enfrentan al gobierno del presidente Chávez, pero que sé siempre han estado muy lejos de ser traidores a la patria, seguidores del imperio, oligarcas o cualquiera otra de esas calumnias gubernamentales, les pido realizar un esfuerzo mayor en el estudio y comprensión de lo que actualmente ocurren en el ámbito internacional, los intereses en juego y no dejarse llevar por las grandes agencias de noticias o por el odio que puedan sentir por el presidente Chávez. Que el Presidente esté del lado de Siria o de Irán no constituye ningún motivo para estar a favor de las intenciones imperialistas contra estas naciones, ni mucho menos de hacerles comparsa en sus acciones genocidas.

lft3003@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2171 veces.



Luis Fuenmayor Toro


Visite el perfil de Luis Fuenmayor Toro para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Fuenmayor Toro

Luis Fuenmayor Toro

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a139309.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO