EEUU: Viva Al Qaeda

Varios hechos políticos recientes dejan al desnudo la cochina política exterior estadounidense. Se trata de las estrechas relaciones del gobierno de EEUU con el grupo terrorista Al Qaeda. No hablo sólo de la alianza y el soporte militar de los talibán en Afganistán, para que enfrentaran al ejército soviético hace tres décadas, situación muy claramente reflejada en una película de Rambo con Silvester Stallone. Aliados primero, enemigos luego y nuevamente aliados. Aliados aquí y enemigos allá. Una historia que se repite en otras regiones con distintos actores y que realmente significa llevar el pragmatismo hasta sus más elevados niveles de perversión. Al Qaeda y Bin Laden son una creación de EEUU, que les han permitido las mejores excusas para invadir el mundo y desestabilizar gobiernos musulmanes no afectos a la política del imperio mayor.

La alianza con Al Qaeda sigue vigente, a pesar del asesinato de Bin Laden y de todas las acusaciones de terroristas que les ha efectuado el gobierno estadounidense, pues sus líderes y activistas actúan como agentes de la CIA y otras agencias, en su afán por destruir al liderazgo musulmán existente considerado ilegítimo y usurpador, según la interpretación que hacen del Corán. Para las agencias de inteligencia, se trata de una herramienta excelente en la ejecución de acciones violentas de desestabilización, antipopulares y antidemocráticas, útiles en el control de las insurgencias populares contrarias a sus intereses, ocurridos en países como Egipto, y también en el derrocamiento de los gobiernos estables opuestos a sus políticas en la región, como los de Siria e Irán.

Hoy, EEUU dirige en Siria y Libia a los yihadistas, a quienes sin embargo enfrenta en Irak y Afganistán. El llamado Consejo Nacional de Transición libio está integrado, mayoritariamente, por miembros de Al Qaeda, como lo ha venido denunciando Gadafi, y no son ningunos ciudadanos libios en lucha por la libertad y la democracia. Se trata de soldados, de militares yihadistas, cuyas identidades se desconocen, terroristas que ya han sido reconocidos como genuinos representantes del pueblo libio por varios países europeos. Y ésta no es información de la prensa libia; muy por el contrario, se trata de un análisis de archivos confiscados en Irak efectuado por la Academia Militar de West Point y publicado en la Red Voltaire por el historiador estadounidense Webster G. Tarpley.

Uno de los descubrimientos principales de la investigación es que en Libia, desde Benghazi a Tobruk, pasando por la ciudad de Derna, se encuentra la mayor concentración de terroristas yihadistas del mundo, fuente principal de candidatos a kamikazes de todos los países. De esta zona y de Arabia Saudita provino el 60 por ciento de los yihadistas enviados a Irak, para enfrentar a las tropas invasoras norteamericanas. El aporte de Trípoli, bastión de Gadafi, no aparecen en las estadísticas.

lft3003@yahoo.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2067 veces.



Luis Fuenmayor Toro


Visite el perfil de Luis Fuenmayor Toro para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Fuenmayor Toro

Luis Fuenmayor Toro

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a124609.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO