La agenda oculta del G8

Hay síntomas por doquier para una nueva recesión: aumento del precio del petróleo y de los combustibles y del otrora protector contra la inflación, el oro. Las estadísticas globales muestran que la inflación es prácticamente global, China, Europa, Asia, América Latina, hacen temer una nueva crisis económica.

Es extraña la poca cobertura de los medios de comunicación a la cumbre del G8. Tratan de evitar informar los asuntos ocultos, de pasillo, verdadera razón de la cumbre de las 8 naciones más industrializadas en cuyo seno se ubica el 50% del PIB mundial y el 65% de la producción global.

El desorden en la recuperación económica es de gigantescas proporciones, no admiten políticas nacionales por las dimensiones sistémicas e integrales que requieren soluciones globales. Teórica lección debe ser practicada por las mejores 20 economías del mundo y por el hasta hace poco exclusivo grupo de los 8.

La productividad se sostiene o aumenta igual que el desempleo. Así, la productividad ya no es eficiencia porque ya no es medida en producción por hora trabajada. Algunos dicen que la economía es más competitiva, es relativo al vaivén del precio del petróleo. El precio del crudo no provoca la crisis, la empeora.

La lucha intestinal entre chinos y estadounidenses por la devaluación de sus monedas origino mucha especulación en el sistema financiero mundial. El dólar encabezo los flujos especulativos mundiales desde la primera inyección de 600000 millones de dólares que, de plano devaluó al dólar permitiéndole de manera indefinida enormes déficits de la balanza comercial para no acudir a los ajustes internos sosteniendo el desempleo.  Los europeos se fueron por la línea del crecimiento comercial interno para sostener la competitividad del euro frente al dólar y al yuan sin mejorar sus tasas de desempleo.

La inflación en las economías emergentes y en regiones del sur, están ligadas a la Reserva Federal por la inyección de más de un billón de dólares. Capital especulativo, política de dinero con retorno fácil calentaron la economía global aumentando los costos de los alimentos y de las materias primas, es una táctica con sicología inflacionaria para en un momento determinado fortalecer al dólar para que sea inyectado en Europa, pero, incrementando el costo de vida en otras regiones por la inflación.

Los presidentes de las naciones más industrializadas G7 mas Rusia G8, se reúnen en momentos que el fortalecimiento del dólar encarecen el precio del petróleo para los inversionistas que juegan con otras monedas. El dólar fue presionado al alza ante la debilidad del euro en circunstancias que las malas noticias de la crisis griega y de la expansión de los indignados españoles se irradian por el continente.

 “Los mercados mundiales temen una restructuración de las deudas de Grecia, por un impacto catastrófico para las finanzas europeas por la fragilidad de la economía mundial, y por las consecuencias sobre el crecimiento de la demanda del petróleo” dijo Mike Fitzpatrick de la analista Kidduf Report

Con Obama a la cabeza, el G8 quiere evitar que los griegos, portugueses, irlandeses, españoles, italianos, reconozcan que las deudas son impagables tal como le paso a Latinoamérica en la década de los 80 y 90. Los latinos perdieron 15 años para reconocer que no podían pagar sus deudas porque el peso del ajuste recayó sobre los países endeudados mientras los bancos ganaban tiempo para equilibrar sus balances.

Esta historia se repite en Europa, nada es diferente con lo que paso en anteriores crisis económicas y financieras. El Banco Central Europeo (BCE) requiere ganar tiempo para no reconocer la quiebra  hasta que los bancos se fortalezcan y evitar un evento de proporciones dantescas por la utilización del euro en los países en crisis y, cuando Alemania, Austria, Francia, Holanda, y otras naciones se oponen a inyectar dinero bueno en el malo por la cantidad de bonos griegos que tienen los bancos  que sirven como garantía para acceder a nuevos préstamos del BCE. No pudiendo Grecia monetizar su deuda, la crisis de liquides llevaría al gobierno a no tener dinero ni para pagar salarios. Caso similar pudiera pasar con las otras naciones rescatadas por el FMI y el BCE.

La otra oculta verdad es la amenaza de una nueva guerra fría por parte de Rusia, si no es considerada en el proyecto anti misiles que lideran Gran Bretaña y Estados Unidos, sin embargo, Medvedev ni Putin, tienen la tecnología ni el interés por participar en el proyecto escudo anti misiles contra Corea del Norte e Irán. Escudo movible contra Pakistán, India, China, es decir, este es un nuevo escudo anti balístico-político controlado por el pentágono y la OTAN contra naciones que occidente considere hostiles o fuera de los lineamientos dictados por el G7.

El otro asunto importante en la agenda subterránea de Obama para la reelección es la búsqueda de aliados europeos para obligar a Israel a sentarse en la mesa de negociaciones para que acepte al estado Palestino con las fronteras de 1967, después que Benjamín Netanyahu, fuera ovacionado más de 30 veces por el Congreso de EEUU. Republicanos y demócratas por igual aplaudieron la xenofobia de Netanyahu cuando manifestó que, “Israel cederá más allá de lo posible pero no tanto. Defenderemos con todo lo que tenemos en nuestra legítima defensa nuestro territorio” en clara alusión a la utilización de armas atómicas si es necesario.

La casa blanca para frenar el alud de votos a favor de la conformación del Estado Palestino en septiembre en la ONU, incluidos los votos de Francia, Alemania y Gran Bretaña,  a favor de la creación del Estado Palestino. Obama, necesita apoyo internacional para suavizar a Israel, tras la postura palestina, libanesa y Siria respaldada por Obama, considerada inaceptable por Tel Aviv, que no considera devolver la parte oriental de Jerusalén, Gaza, Cisjordania ni las alturas del Golán.

El nuevo orden geopolítico respaldado por el G8  para Egipto, Túnez, Argelia requiere que Gaddafi, abandone Libia vivo o muerto, con Libia no hay vuelta atrás para el G8. El gobierno sirio ha sido consecuente con el israelí, nunca reclamo las colinas del Golán, se requiere que el presidente sirio encabece la transición o abandone el poder, así, con Egipto, Libia, Siria, Túnez, Argelia, pro norteamericanos es mucho más fácil adoptar Yemen, y presionar con las naciones títeres (Kuwait, Qatar, Omán, Emiratos Árabes Unidos, Bahréin) encabezadas por Arabia Saudita, desestabilizar Teherán, para derrocar o asesinar al presidente Ahmadinejad.

Los medios de comunicación piden a gritos ayuda al G8 para poder sobrevivir ante la arremetida de Internet, saben que están en peligro y solo el alto poder mundial dl G8 puede salvarlos regulando Internet. Nadie más está en capacidad de hacerlo porque ellos controlan los satélites y las redes de distribución.

Internet, preocupa a los gobiernos europeos inmersos en crisis sociales-económicas por lo ocurrido en España, y su multiplicación de las protestas a Francia y Portugal utilizando las redes sociales para convocarse. Lo que paso en el Norte de África, fue desestimado por el G8, lo de Europa si preocupa a las naciones industrializadas que ven la oportunidad, controlando Internet, para respaldar a los medios de comunicación tradicionales, rezagados ante la masiva utilización de las redes sociales.

Los medios de comunicación poderosos llevan más de un siglo respaldando al capitalismo y más de 60 años al imperialismo con ayuda del Vaticano. El G8 desea darles un espaldarazo por su contribución devolviéndoles el monopolio de la información, regresando al mundo a la era del telégrafo, por ellos controlado. 

rcpuma061@yahoo.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3730 veces.



Raúl Crespo


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


Revise artículos similares en la sección:
Internacionales