Coronavirus COVID-19 una bomba de racimo bacteriológica con segunda oleada mutante de contagio letal

INTRODUCCIÓN La genética del parásito intracelular coronavirus COVID-19 le permite reproducirse a sí mismo a un ritmo muy acelerado y con su información genética él impregna o informa a otros agentes infecciosos que contiene ya la persona para que se reproduzcan y adquieran el mismo ritmo veloz de replicación del mismo coronavirus en cada uno de estos seres humanos.

 

1.-HELMINTOS O NODRIZAS REEMSAMBLAN AGENTES VIRALES DE VACUNAS Si una persona esta infectada con virus dizque atenuados ingresados a través de las vacunas o animales vacunados queda predispuesta con los componentes genéticos para que el coronavirus se reensamble en el saco embrionario de helmintos o nodrizas (Ver: Fabricantes virus del SIDA mercadean la gripe "porcina" AH1N1. La Amenaza de las vacunas. 02.04.2011. https://m.aporrea.org/tecno/a120740.html).

 

Comentario: Cfr. Maizels et al (2004). "Á Helminth parasites – masters of regulation". In: Immunological Reviews. Vol. 201: 89–116.

Cuando se lee este artículo uno encuentra que esa clases de macroparáitos regulan destructivamente el sistema inmunológico, a través, de productos de excreción y secreción (Excretory-Secretory Products = ESP-1). Esos productos no son otra cosa sino "huevos" expulsados por esos parásitos. A esos huevos los han etiquetado malintencionadamente con la palabra falsa de "virus".

Los helmintos son capaces de modificar letalmente el sistema inmunológico del ser humano. Las evidencias científicas están suficientemente avaladas y registras en reconocidos estudios publicados, como los indicados abajo:

 

Comentario:

Cfr. Fried, B. and Toledo, R. editors. (2009). The Biology of Echinostomes - From the Molecule to the Community. Springer Science+Business Media, LLC New York, USA.

Cfr. Kumar, Vinai (1999). Trematoden Infections and Diseases of Man and Animals. Institute of Tropical Medicine, Antwerp, Belgium. Kluwer Academic Publishers, Dordrecht-Boston-London.

Cfr. Liu, Dongyou. editor (2013). Molecular Detection of Human Parasitic. CRC Press, Taylor & Francis Group.

2.-LA OMS DIFUNDE FALACIA DE VACUNAS DIZQUE PARA UNA PREVENCION DE LOS HUEVOS DE PARASITOS – ALIAS VIRUS

Existen ya protocolos procedentes de los laboratorios bioterroristas encargados de elaborar agentes para ataques bacteriológicos, para anular la capacidad defensiva del sistema inmunológico humano, mediante las conocidas "campañas de vacunación poblacional generalizada y obligatoria", dictaminado por la Organización Mundial de la Salud --OMS-- y la Organización Panamericana de Salud Animal –OPS-- y asumida ciegamente por cada ministerio de salud local en cada país. La falacia de las vacunas queda evidenciada por la sencilla razón según la cual contra los virus no existe previo antídoto, ellos simplemente entran e invaden el sistema defensivo. Así lo declaró ante la UNESCO el máximo exponente de ingeniería genética de las vacunas de la época, para transmitir infecciones a través de huevos de parásitos y de las plantas, sobre todo por los tomates modificados en laboratorios. [Cfr. Bawden, F. C. (1973). "The impact of viruses on society". In: Impact of science on society. Vol.7 1956, Kraus Reprint. Nendeln, Liechtenstein 1973)].

 

Las instituciones imperialistas Organización Mundial de la Salud –OMS-- y la Organización Panamericana de la Salud –OPS-- (encabezado por la OEA) promueven la difusión de vacunas que son agentes bacteriológicos para acelerar la multiplicación del coronavirus y otros agentes causantes de enfermedades. Con los protocolos emanados desde las instancias de la OMS y OPS, y asumidos de manera ciega por ministerios y operarios locales se van introduciendo segmentos de información genética que se van reensamblando silenciosamente en cada ciclo vital de la población.

Al declarar un falso estatus de pandemia la OMS y OPS, obligan a los Estados Naciones a cumplir pasivamente directrices y protocolos intencionalmente equivocados de una supuesta salud. Así cada ministerio de salud local se somete pasivamente a esas directrices de organismos internacionales imperiales que promueven el desastre oculto de la salud poblacional a través de las vacunas.

 

Comentario: No importa que no se lea en detalle en el cuadro, pero lo que aquí nos interesa relevar es que esos "laboratoristas científicos" hablan del virus "Simian-Virus-40" o "Citomégalo Virus" que es inoculado con la Vacuna de la Polio. Luego está el Epstein Barr Virus, hoy en día famoso por ser causante de la Mononucleosis (Stalking horse). Sin embargo, este es el primer virus que puede producir estadios cancerígenos. Después está el Herpes-Zoster, el cual es inoculado también, por ejemplo en inyecciones como la Triple anteriormente, hoy en día puede ser inoculado en cualquier Cocktail de Pentavalente, etc.

Protocolo relacionado con la secuencia de vacunación para producir estados oncogénicos: Cfr. McCarthy K, Tosolini F.A. (1975). «A Review of Primate Herpes Viruses». Proceedings of the Royal Society of Medicine (Proc. roy. Soc. Med.), Volume 68 March 1975. Véase tabla: Patterns of infection with primate herpes viruses, p.147

3.-LA FALACIA DE LA VACUNACION Y LA GENERACION DEL CANCER

La técnica del ensamblaje viral ha sido aplicada con la misma sutileza y sigilo con la cual fueron desarrollados cada uno de los agentes sintéticos que ahora son inoculados encapsulados en forma de vacuna. El realismo de los resultados impide pensar que se trata de una historia de ficción.

El coronavirus COVID-19 hace ese mismo efecto para reensamblar o activar agentes virales bacterianos ya presentes en la persona infectada, quienes mantiene instalada ya una simbiosis parasitaria.

La doctrina dominante establece que las vacunas previenen contra el contagio de agentes infecciosos si primero se introducen virus muertos o partículas infecciosas a fin de que el sistema defensivo genere anticuerpos, de modo que cuando se presente un ataque infeccioso, nuestro cuerpo ya esté fortalecido.

El sistema inmunológico tiene la capacidad para decodificar la información genética sea desde el agente mismo, sea desde un mínima partícula del mismo, para elaborar el anticuerpo correspondiente. Las vacunas ayudarían a tal fin. Pero tal doctrina de la vacunación se cae teniendo en cuenta que hay agentes virales que se re-ensamblan justo a partir de la variedad de información de los diversos agentes infecciosos (El nexo entre la creación del SIDA y la Gripe «porcina» (AH1N1): El control poblacional como estrategia imperial (I): El control poblacional como estrategia imperial (I): http://www.aporrea.org/tiburon/a78625.html).

Existen agentes infecciosos que tienen la misma capacidad de decodificar la información, pero al contrario del sistema inmunitario, esos agentes infecciosos utilizan la información genética para reensamblar y producir un híbrido viral contra el cual nuestro organismo se halla sin defensas.

La presencia de agentes infecciosos de tal capacidad en nuestro organismo se debe lamentablemente a que ellos han sido introducidos en algunas vacunas cuya base está constituida por tipos de virus o partículas de los mismos, que tienen la capacidad de infectar, reintegrarse, rejuntarse y re- ensamblarse al entrar en contacto con otros virus ayudadores o morfológicamente compatibles.

En la vacuna ‘para’ la polio se usan viriones -partículas virales- de una variedad que ha sido elaborada infectando los monos con agentes cancerígenos. Un poderoso agente infectivo es el Simian Virus 40 (SV40). Este virus tiene la capacidad de infectar la célula pero comienza la deformación o alteración de la misma a partir de la información que él toma de algún otro agente que se haga presente.

El virus que se introduce en la vacuna de la polio -SV40- tiene la particularidad de ser un decodificador de casi todos los virus de potencial oncogénico. La vacuna de la polio se inyecta de primera porque este virus ofrece una gran compatibilidad, al punto que los expertos lo llaman Virux-Index: El leerá la información genética de las infecciones que van entrando al organismo y la usará para ‘saber’ alterar la célula sana o para ‘saber’ re-ensamblar un híbrido viral.

Otro de esos agentes «decodificadores» es el Simian Virus 7, el cual es capaz de reintegrar partículas virales y generar cáncer. Este virus está formado a partir de la combinación de SV40 con Staphylococcus Aureus, de ahí su nombre SA7.

En las dosis de la triple se introduce uno de los más malignos virus que se conocen también cultivado en los monos y luego adaptado para contagiar humanos, llegando a estar contaminada en la actualidad la población hasta el 95% según las estadísticas de las Naciones Unidas: el Epstein- Barr-Virus. Existen suficientes investigaciones sobre la ferocidad infectiva del EBV.

Se ha comprobado que si primero se infecta al ser humano con el Epstein-Barr-Virus y luego con malaria, se genera consiguientemente tumores cancerígenos. Similarmente, si primero se infecta al ser humano con el Maedi-Visna-Virus y luego se le inyecta con E.coli, también se desata un efecto cancerígeno. (Véase: G.W. Bornkamma, A. Polacka, D. Eicka, R. Bergera, G.M. Lenoirb (1987) "Chromosomentranslokationen und Epstein-Barr-Virus beim Burkitt- Lymphom". Onkologie. Vol.10, No. 4: 196-204).

Existe ya un protocolo acerca de cuál debe ser la secuencia a seguir en la vacunación si se quiere ir armando paulatinamente un híbrido de la fuerza de HIV/SIDA para eliminar poblaciones: POLIO- BRUCELLA-EBV. Como desencadenante se usan diversos vectores, como la malaria, el dengue, la Escherichia coli u otro agente vía vacunación.

4.-EFECTO DE BOMBA RACIMO BACTERIOLOGICA DEL CORONAVIRUS COVID-19

El coronavirus interactúa genéticamente con agentes contagiosos presentes previamente en la persona o animal y al cruzarse con ellos, viene una segunda oleada de replicación acelerada y se producen nuevas cepas infecciosas de coronavirus con generaciones mutadas en la población. Por eso es que se habla siempre de una segunda oleada de coronavirus, la cual es similar a los efectos de la bomba racimo.

El coronavirus COVID-19 es un arma bacteriológica de tiempo cuya reacción letal es similar a un arma de uso bélico como la bomba racimo. Los fragmentos de la bomba de racimo siguen haciendo el efecto destructivo, al liberar pequeñas sub-bombas o fragmentos que siguen causando daños en un espectro mas amplio donde ejercen su acción.

El mapa de la estructura genética del coronavirus muestra la evidencia de la capacidad infecciosa que tiene la genética del coronavirus COVID-19.

 

 Si la persona tiene ya información genética activadora de agentes bacteriológicos y tales como: VIH-SIDA, Microplasma incognitus que ataca el sistema nervioso central, Síndrome del Virus de septicemia hemorrágica VHSV que produce sangrado generalizado en la persona, clases de superbacterias de la New Delhi Metolactamase NDM-1 para la cual no existe tiene antídoto de fármacos, el Gen de la Leucemia, las algas presentes en la Drosophila transmitida por las patas de las moscas, Epstein Bar Virus EBV que se fija en el cerebro y en los genitales, Chlamydia pneumoniae que produce el SARS, el Baccillus desinteria que produce la diarrea y el Clostridium que lo introducen con la vacuna supuestamente anti-tetánica, se aceleran con la información genética infectante procedente del coronavirus COVID-19.

El coronavirus COVID-19 puede ser desactivado, pero quedan fragmentos similares a una bomba racimo. Las partículas o cenizas orgánicas del coronavirus COVID-19 desactivado o desintegrado mediante fármacos solamente siguen dejando información genética dentro de la persona infectada. Estas partículas del coronavirus COVID-19 desintegrado contienen información genética que es recibida por agentes infecciosos en la persona. Con dicha información genética se produce una hibridización una mutación y surgen nuevas cepas de agentes bacteriológicos del coronavirus

COVID-19 mas agresivos para la persona, puesto que al ser generado dentro del propio cuerpo el sistema inmunológico no los reconoce como extraños y no se defiende.

El coronavirus COVID-19 tiene también varios efectos neurotóxicos venenosos nocivos en el sistema nervioso y comportamiento mental de la población como efecto de la alteración intracelular producidas por este microparásito. Además de causar la desconexión entre el cerebro y el sistema defensivo o inmunológico (Cfr. Popov, Dmitri (2020). "COVID-19 Neurotoxicity, Acute Severe Respiratory Distress Sindrome. Acquired Central Hypoventilation Syndrome (ACHS)". Advanced Medical Technologies and Systems Inc. Richmond Hill, Ontario, Canada. Véase tambien: Yan-Chao Li et al.(2020). "The neuroinvasive potencial of SARS-CoV2 may play a role in the respiratory failure of COVID-19 patients". Journal of medical virology, Vol.92, Issue 6, pp.552-555. RIKEN Brain Science Institute).

5.-CIENTIFICO CHINO ENCUENTRA SEGMENTOS DE SIDA Y SARS EN EL CORONAVIRUS

El Dr. Sirio Quintero publicó por primera vez el 03 de Febrero del 2019 que el Coronavirus tenía segmentos del VIH-Sida y después el Dr. Peng Zhiyong escribió el 29 de febrero que el CoVid-19 produce efectos como una combinación de Sida y SARS. Los resultados fueron publicados en el Journal of Forensic Medicine Vol.36, Issue (1), pp.19-21, 2020.

El médico chino Peng Zhiyong de la Unidad de cuidados intensivos del Hospital de Wuhan, China, habiendo estudiado autopsias de muertos por el Coronavirus (CoVid-19) hayó que el Coronavirus CoVid-19 contiene segmentos genéticos de Sida con SARS.

 

Fuente: www.fyxzz.cn/CN/abstract/abstract23213.html

Tal como en la guerra de las Malvinas cuando soldados destruian las bombas en el aire y luego los fragmentos o racimos hacían el efecto peor que la anterior.

Por los oprimidos de la tierra es necesario vencer, sean ricos o pobres...



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1808 veces.



Sirio Quintero

Sirio Quintero tiene estudios a nivel de pregrado en filosofía, estudios de maestría , estudios de doctorado en filosofía de las ciencias en Italia y Alemania, de ingeniería en sistemas y de ciencias de la educación, y en paralelo realizó estudios en el área de Nanotecnología aplicada a la biomedicina y toxicología con las Academias alemanas y rusas. Inventor del protocolo de bioelectromedicina cuántica con nanotecnología y genética ondular reconstitutiva humana en Venezuela y el continente americano. Desde hace 7 años regreso a Venezuela y ha resuelto más de 6.700 casos de enfermedades y canceres.

Es Descubridor del mecanismo de mutación viral bacteriana en el saco embrionario de los Parásitos de la familia de los Helmintos, los cuales producen cuadros de inmunodeficiencia adquirida y enfermedades crónicas, todos los cánceres, enfermedades autoinmunes, cuadros de Alzheimer Parkinson y demencia.

Asegura ser pionero en descubrir la estructura genética del coronavirus CoV en Venezuela y del antídoto para desactivarlo con frecuencias electromagnéticas y la biofísica basada en fitoterapias a partir de nanopartículas de origen vegetal.

Pionero en Venezuela en introducir la Nanotecnología aplicada a la Electroporación para lograr la quelación biológica del ADN de células cancerígenas con más de 6.700 casos completamente curados.

Lideriza y es mentor de experimentos científicos interdisciplinarios de Medicina de vanguardia en el área de Bioresonancia y Biomedicina en el Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas IVIC, con una gran cantidad de Publicaciones digitales en base a evidencias.

- Miembro de la Sociedad Norteamericana de Filosofía Max Scheler.
- Miembro de la Sociedad Alemana de Filosofía Max Scheler.
- Miembro Ordinario de la Asociación Latinoamericana de Fenomenología.
- Miembro Ordinario de la Asociación Venezolana de Filosofía.
- Asesor y mentor del proyecto pionero en Venezuela para el desarrollo de Terapias Alternativas basadas en el principio de Bioresonancia y Bioelectromedicina y los efectos de las radiaciones electromagnéticas sobre las células cancerígenas, virus, parásitos y bacterias.

 sirio.quintero@gmail.com

Visite el perfil de Sirio Quintero para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Otros artículos sobre el tema Coronavirus

Pulse aquí para leer ver todas las noticias y artículos sobre Coronavirus