La pituitaria de Chávez

Una de las mentiras más repetidas por los medios de comunicación privados es que en Venezuela no hay libertad de expresión. Y más allá de eso, que no hay libertad. Esas son las cosas que me alejan de ti, suelo decir cuando leo cosas como esta: "La reelección indefinida significaría una dictadura". Este fue el titular abridor de El Nacional el 7-12-08. Dictadura. Esta es la palabra que acaricia cierta dirigencia opositora cada vez que el mar se mueve: dic-ta-du-ra. Salivan pronunciándola.

Y la acusación se exacerba cuando se acerca un evento electoral. El que viene es perfecto para la monserga : "La reelección indefinida significaría una dictadura". ¿Cómo una reelección puede convertirse en una dictadura? Más allá de si es indefinida, finita, chueca, desgarbada, desgraciada, bonita, hilarante o irritante ¿cómo una convocatoria de Referéndum para decidir si habrá o no, otras reelecciones, es lo mismo que una dictadura? ¿Decidir en elecciones es sinónimo de dictadura? ¿Cómo un plato de caraotas me puede saber a camarones? A menos que, cual comida molecular, sean votos moleculares y los SI  se convirtieran en millones de "pinocheticos" en serie que nos rodearían y nos asfixiarían y nos destruirían todos nuestros excelsos valores democráticos !Por Dios!
Para demostrar tan profundos argumentos la oposición echa mano de todo. Un buen escritor peruano, que no buen político, vino a darnos lecciones de cómo una democracia participativa y protagónica se convierte en dictadura. Ya Chávez perdió una vez (2007) y lo reconoció. Pero no importa, es un dictador. Ya Chávez perdió posiciones de poder el 23N y lo reconoció. Pero no importa, es un dictador. Lo que haga o deje de hacer no tiene ningún valor. Lo que vale es lo que piensa la "intelectualidad" de la clase media venezolana, que se cree dueña de la única verdad: Si Chávez tuviera rueditas, fuera bicicleta, es decir: es un dictador. 

¡Que poca imaginación! Su discurso se limita a mentir, como cuando la derecha, por allá en los años 60 decía que los comunistas comían niños. Chávez no come niños, dicen ellos,  pero tiene un gen alojado detrás la pituitaria que lo convertirá algún día en dictador. Sólo se oyen sus gritos histéricos: ¡Chávez se convertirá en dictador!, ¡Está llamando a elecciones para convertirse en dictador! ¿Qué hemos hecho para merecerlos?

mechacin@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1919 veces.



Mercedes Chacín


Visite el perfil de Mercedes Chacín para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Mercedes Chacín

Mercedes Chacín

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a68597.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO