(O de como se le fue pudriendo el Alma a Ismael)

Vivir bien o vivir de pinga

Ismael es un tribuno, maneja el verbo a diestra o siniestra, déjenme corregir, lo maneja a siniestra, entonces Ismael no es ningún tribuno sino un aporreador de lexemas y morfemas, de guebonias y pajas locas que le han hecho posible su entrada a lo más granado de las ofertas electorales experto conocedor de que El dolor que mejor se soporta es el dolor ajeno, y esto lo ha llevado a ser diputado. Además, sin duda  se ha hecho hoy por hoy el mejor franquiciante electoral en el país. Así pudo encantar serpientes y así pudo entrar en la revolución como discurso. De ella quedan  todavía algunos por salir pues  el buen vivir no va con ellos ¡viva el vivir de pinga!. Ismael aprendió que la ley básica del capitalismo es tú o yo, no tu y yo y en función de ello hizo la bitácora de su vuelo político. De él, se ha venido hablando desde hace un rato largo, incluso cuando disfrazado de chavista movía el verbo para encantar incautos, como ha sido la práctica de algunos que todavía están jugando al caballo de troya.

     El se hace llamar la voz de Aragua, la verdad es que si esa es la voz como será el grito, no cree en el vivir bien, sencillamente porque no tiene la fe orientada al compartir, a la comunión. No puede dejar de creer en la opulencia, en el lujo, en el derroche (del dinero de otros, claro esta).  Se aferra al cálculo, todo lo mide como buen discípulo de la lógica del sistema capitalista: hacer del mundo un gran almacén de ofertas no para el que ES, sino para el que TIENE.

     Su adicción es  a la ganancia, a la obtención facilona de dividendos, de la acumulación de más y más ganancia por encima de todas las cosas. Para él,  primero es el mercado y después, si queda tiempo: la gente. Por ende no puede  gustarle el socialismo por ser un sistema que busca la ecología profunda del ser, que  se atreve a desafiar a la opulencia, al derroche, en fin al INDIVIDUALISMO, prefiere la acumulación delictiva de capital porque ella es el basamento central del vivir de pinga, del vivir light, del vivir mejor que el OTRO, porque sencillamente no hay otro que no sea YO  -o sea el individualismo en estado puro-., en la mejor filosofía ismaeliana.

     El vivir de pinga es su credo, y por ende  su dedicación lo hace entregarse y querer entregar a otros el país, de allí su perverso verso  ante los que se creen dueños del mundo: "Yes, but now is the time to begin."- Garcia responded-. Lo que quiere decir en buen cristiano “si, pero ahora es el momento para comenzar”, ante la mentira del gringo que sostiene que Venezuela está en sus planes de intervención. La expresión de García será siempre recordada como el mejor ejemplo del anti – Popol Vuhpor representar el ejemplo más fiel del hombre hacia el hombre y hacia la tierra.

     Vivir de pinga, implica placeres, gustos y colores, caprichos y lujos y esto lo lleva a soñar, y entonces se ve Ismael a futuro como uno de los más preclaros miembros de una especie de Consejo Nacional de Transición Tropical que  diseñan los gringos en un Pentágono al que aun le supuran las heridas de un misil crucero ruso ”Granit” con una cabeza termonuclear sin explosionar de 500 kilotoneladas que desde aquel 11 S intentan ocultar.

     Un Consejo Nacional de Transición a imagen  y semejanza de los que le gusta vivir de pinga como esa especie de chatarra genética que representa  el vinotinto  embadurnador de palabras tarifadas.

     Un paradigma de vida no capitalista no es rentable, y es que Ismael, que  es diestro en sacar cuentas sabe que  sus oportunidades de vivir de pinga ya están “jedionditas” a formol. ¿Por qué?  Pues sencillamente porque el vivir de pinga o vivir mejor, propios del american way of live tienen su fundamento natural en el vivir a costa de otro, saqueando, privatizando, asesinando a la madre tierra, a la pachamama como lo viene expresando el compañero Evo desde Bolivia. En cambio, el buen vivir, el vivir bien, la felicidad pública o el qamir qamaña requieren de una noción ética diferente (y ojo porque aquí nosotros hemos descuidado este elemento que es imprescindible para que se concrete el sueño ancestral de vivir en naturaleza y este no se hara posible sin el ser siendo) porque implica vivir la vida entre lo material y espiritual sin miserables ni poderosos, y este es el principal fundamento de vivir a plenitud (la mayor suma de felicidad posible… se acuerdan de Bolívar en Angostura, pues Ismael se hace el loco y solo se cuerda del otro Bolívar: Didalco).

     Andar entre miserables y “poderosos” es el fundamento del vivir de pinga, su modus operandis, de allí el desespero que encierra el "Yes, but now is the time to begin del Ismael nuestro (¿?) que está en la MUD - en su ala de socialismo RIAL o socialismo de bolívares constantes o sonantes.  

     En definitiva, Ismael le agarro el gustico al vivir de pinga y de allí  nadie lo va a sacar, mucho menos con 9 millones de dólares. El sabe que el himno del vivir de pinga es el himno de la competitividad: los de adelante corren mucho, los de atrás se joderan, por eso es que preferirá siempre que se le pudra el alma a “estar limpio”. 
 
  espanel7@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3918 veces.



Nelson España

Miembro del Frente Antiimperialista de la Zona Sur - Anzoátegui

 espanel7@gmail.com

Visite el perfil de Nelson España para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Nelson España

Nelson España

Más artículos de este autor