Ruralidades

Desde David hasta Globovisión

“Qué lata con eso de las citas de personajes anotados en la literatura bíblica, por parte de ese campesino escribidor de nimiedades” dirán los paisanos acostumbrados a escuchar las letanías y el inducido Amen. No los culpo pues, cuando me aviso, deduzco que tienen razón. Pero tenaz que uno se cree, les pedimos nos lean una vez más.

Resulta que el tal David no llegó a tener banco propio, pero como ovejero experto en romper patas de lobo con su “gomera”, fue seleccionado por el primer Juez para quitarse de encima al guerrero Goliat. Astuto el párvulo, emboscó al peso tope con la faja en los tobillos (posición fecal) y, con su mejor guaratara, reventó la frente del filisteo. Luego entonces Samuel, ya disgustado con el rey Saúl por el reparto desigual de un botín, defendió al joven David hasta hacerlo reír una vez muerto Saúl y después que ovejero se cansó de asaltar pueblos para robarle los tesoros que depositaban en las “islas caimán” de entonces.

Desluzcan ahora nuestro lectores si la costumbre de robar bancos y de los defensores de entonces, no se parecen a los fundadores de Globovisión y desde aquí hacia atrás hasta David el ladrón, al Samuel en lo maniobrero y antiético.

Y el ovejero, ladrón de pueblos, joven asesino de un guerrero y luchador en defensa de su pueblo no es de igual calaña que el viejo fundador de Globovisión que le robo los dineros a la clase media, y una vez que salió de la cárcel por la muerte de otro luchador, que no pagó, se fue con los reales de los ahorristas del federal y de las iniciales por vivienda no construidas hasta las Islas Caimán.

Ahora, como David, el de las lágrimas de cocodrilo, Globovisión el “Samuel” de las componendas llora porque se le toco una espina al frondoso jabillo empresarial. No podía desperdiciar la oportunidad de la aplicación de una medida justa, por cuanto se refiere a su falta de ética cual Samuel el primer juez farsante, para elevar su alharaca. Como la voz de la tergiversación, no podían menos que utilizar a sus cofrades de la SIP desde Perú, para acolitar a sus dueños fundadores como blanco de represión.

Según  Globovisión, intentando distraer la atención hacia sus antecedentes, les está permitida la apología del delito, como esa de los montajes, para que los hombres y mujeres privados de libertad y sus familiares reaccionen contra el Gobierno del “dictador” Chávez, incluida la Guardia Nacional. Lo que,  de no haber sido por la cordura y experiencia de los hombres de uniforme cuando el lamentable caso de El Rodeo, la situación habría desbordado en una mayor e incontrolable matazón a tenor con la mala costumbre de Globovisión de azuzar a la confusión con el refuerzo de algunos revertidos y mercenarios de la intriga, como fue el caso de Luis Marcial Ojeda, el Diputado infiltrado entre los familiares de los presos.

Así las cosas, amigos que nos leen,  la cita de los hechos incluidos en los libros bíblicos, tiene su explicación en  que, desde entonces, los alacranes son los mismos,  aguijón. Sólo que ya no somos batracios y, por lo mismo, les vemos el veneno aun cuando cambian de nombre y color. Luego entonces, de parte de Globovisión sería una temeridad negar que su dueño fundador, como David el bíblico asaltante de pueblos, está castigado por la vindicta pública. Y que sus actos (los del canal) como comunicadores están distanciados de la ética como Samuel el también bíblico, quien por ello murió cerca del Erebo. Y no olvidar que  Mezzerhane se ufana con la estrella de David.

Patria, Socialismo o barbarie. Venceremos

pedromendez_bna@yahoo.es



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1874 veces.



Pedro Méndez


Visite el perfil de Pedro Méndez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Pedro Méndez

Pedro Méndez

Más artículos de este autor