Brasil cierra las exportaciones de arroz

26 abr 2008.- Según el Ministro de Agricultura, la medida abarca a las reservas gubernamentales. De todos modos, invitó a los empresarios privados a que se sumen a la iniciativa, cuyo objetivo es asegurar la provisión interna.

El Gobierno de Brasil suspendió las exportaciones de arroz de los inventarios públicos y pedirá al sector privado que haga lo mismo, en un esfuerzo por defender el mercado interno y luchar contra el alza de precios del grano, según informó el Ministro de Agricultura, Reinhold Stephanes.

"Brasil es autosuficiente en arroz y tiene un pequeño stock de excedente, pero para garantizar la seguridad del abastecimiento en los próximos seis a ocho meses, las exportaciones han sido suspendidas", aseguró Stephanes tras un acto oficial en Brasilia."Como Brasil posee un excedente muy pequeño, es mejor guardar para el mercado interno", agregó.

El país sudamericano exporta 800.000 toneladas anuales de arroz, dijo Stephanes. Explicó que entre los mecanismos que pueden ser usados para restringir los envíos podrán utilizarse los aumentos de tarifas de embarque.

La suspensión de ventas de inventarios del Gobierno comenzó la semana pasada, amplió Stephanes, quien mañana se reunirá con empresarios privados para pedirles que adopten la misma medida. Las reservas del Gobierno alcanzan los 1,6 millones de toneladas.

El Ministro confió que el Gobierno está preocupado con el abastecimiento del mercado interno en los próximos meses, pues el grano ha alcanzado precios récords en los mercados internacionales y cada día es más difícil importar.

Según datos del Centro de Estudios Avanzados en Economía Aplicada, una de las principales referencias en el sector agrícola brasileño, el saco de arroz de 50 kilos pagado al productor ha subido un 41% en el último mes en el mercado brasileño, hasta 18,76 dólares al cierre del martes.

El Ministerio de Agricultura calcula que la producción del grano en la cosecha de 2007 alcanzó los 11,3 millones de toneladas, con un ligero descenso respecto a la temporada anterior.

Ayer, el Presidente Luiz Inácio Lula da Silva dijo durante un discurso en Brasilia que durante su reciente viaje a Ghana, África, representantes de varios países se le acercaron para intentar comprar el grano de Brasil. "Todo el mundo quiere comprar arroz y Brasil no tiene un inventario del que pueda desprenderse. No podemos vender", sentenció.

"Las personas aguantan crisis económicas y políticas, pero cuando el mundo depara en crisis de alimentos tenemos problemas serios", concluyó Lula.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 6667 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/n113124.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO