Jerusalén y Nathan el Sabio (I/II)

"la tolerancia con la intolerancia lleva a la intolerancia. No basta con adoptar un silencio ante posibles injusticias o maldades: la tolerancia no es indiferencia"

L.A.A.B.

I. INTRODUCCION

El 14 de abril de 1783 se estrenó la obra "Nathan el sabio" en Berlín dos años después de la muerte de su autor, Gotthold Ephraim Lessing(1729-1781) Esta se enfocaba en el pluralismo religioso y la tolerancia. Las visiones de Lessing eran controvertidas. Ya se le había prohibido expresarse en panfletos de no ficción y esto fue lo que lo llevó a crear una forma dramática para transmitir su mensaje. Sin embargo, no pudo estrenarla durante su vida. A pesar de esto él fue probablemente el personaje más influyente del teatro alemán de su época y sigue teniendo una gran fuerza hoy, tanto por su trabajo como dramaturgo y filósofo del teatro como por sus obras individuales.

En julio de 1778, tras una acalorada polémica sobre religión con el pastor de Hamburgo Johann Melchior Goeze (1717-1786), Gotthold Ephraim Lessing, uno de los poetas y pensadores más importantes de la Ilustración alemana es condenado al silencio al serle impuesta la prohibición de publicar artículos sobre cuestiones religiosas por el Duque de Brunswick. La llamada Disputa de los fragmentos había llegado a su fin. El polifacético pensador, figura emblemática de la Ilustración alemana, no podrá, a partir de este momento, continuar con la discusión pública sobre la religión y la tolerancia religiosa, ni tampoco podrá justificar la necesidad racional de aceptar las discrepancias en materia religiosa.Sin embargo, Lessing tampoco puede silenciar su pensamiento, iluminado por la luz que le aporta el empleo de la razón; debe ofrecerlo a las gentes para que así brille entre ellas y las ilumine. Afortunadamente, el escritor encontrará otros caminos para hacer fluir sus pensamientos. Lessing abandona el ensayo polémico y utiliza el poema dramático para exponer sus ideas religiosas, y de este modo aparece Nathan el sabio (1779), su última obra teatral dedicada a la defensa de la tolerancia religiosa, en la que además podemos descubrir una reflexión sobre la religión en su conjunto. En la obra, Nathan, un prestador sagaz de Jerusalén es llamado al palacio del sultán para que le preste dinero. Mientras juegan ajedrez, el líder musulmán le pregunta qué religión es la mejor. Nathan responde con una parábola sobre un padre que tiene un anillo que supuestamente hace que quien lo porte tenga el favor de Dios. En medio de una encarnizada lucha por el poder y el control de la Ciudad Santa, queda todavía un espacio para la ternura, para la inocencia, para el amor, para la bondad, la justicia y la sensatez.

Nathan el sabio es un canto a la tolerancia, al respeto y a la convivencia entre los seres humanos, independientemente de su credo religioso. Es un grito contra todos los radicalismos, fanatismos y fundamentalismos, vengan de donde vengan. Y todo ello, aderezado con una trama muy bien construida, al más puro estilo de las historias de enredo, alternando escenas de acción y de intriga con otras de ternura, de reflexión y de humor, manteniéndose vivo el interés del público hasta la sorpresa final. La obra nos lleva a la Jerusalén de la tercera cruzada, cuando chocan contra sí mismas las religiones cristiana, judía y musulmana. Las tres "fes" están enfrentadas y dos de ellas en guerra declarada.

II. ARGUMENTO DE LA OBRA

El contexto histórico en el que se enmarca la acción de Nathan el sabio es la ciudad de Jerusalén en el siglo XIII, durante la Tercera cruzada (1189-1192), una época de profunda intransigencia religiosa, coinciden en Jerusalén el sultán Saladino, Nathan, un comerciante judío, y un caballero templario. Las penalidades económicas del sultán y una acción heroica del caballero desatan una sucesión de amores e intrigas durante las que se descubrirán misterios ocultos del pasado de los protagonistas. Y todo bajo el interrogante de cuál es la auténtica religión. La obra describe cómo el sabio judío Nathan, el Sultán Saladino, y un Templario salvan las diferencias existentes entre el Judaísmo, el Islam y el Cristianismo.

El mercader judío Nathan vuelve de un viaje de negocios en el que su hija adoptiva, Recha, ha sido salvada de morir abrasada en un incendio por un caballero de la Orden del Temple. Este cristiano es, a su vez, el único superviviente de un grupo de caballeros de su orden, a los cuales, una vez hechos prisioneros, el sultán musulmán, Saladino, había ordenado ejecutar. Sin embargo, el Sultán había perdonado excepcionalmente a este caballero por poseer un inmenso parecido con su hermano desaparecido, Assad. Tras salvar a Recha, el Templario rechaza la gratitud de Nathan debido a sus prejuicios antisemitas y declara que sólo cumplió con su deber.

La adopción de Recha es realmente un secreto conocido por muy pocas personas en la obra. Tan solo tienen conocimiento de ello Nathan, su criada Daja, y un monje cristiano, que entregó la niña a Nathan cuando era bebé. Hacía pocos días que Nathan había perdido a toda su familia (mujer e hijos) en una matanza propiciada por cristianos, pero decidió acoger a la niña, hija de un amigo cristiano, y educarla como a su propia hija.

Mientras tanto, Saladino, muy apurado por asuntos económicos, planea apoderarse de la enorme fortuna de Nathan. Para ello, hace llamar al judío con el pretexto de poner a prueba su sabiduría, y le pregunta sobre cuál cree que es la religión verdadera. De este modo espera que Nathan se mantenga fiel a la suya y responda que el Judaísmo es el verdadero credo, dándole así la excusa para embargar sus bienes. No obstante, el sabio Nathan le ofrece como respuesta la Parábola del Anillo, con la que responde que ninguna de las tres religiones monoteístas es realmente verdadera aunque sus fundamentos sean comunes. Sorprendido por esa respuesta, el Sultán ofrece su amistad a Nathan, quien, a su vez, agradecido, le ofrece desinteresadamente un préstamo.

Por su parte, el templario cristiano, venciendo sus propios prejuicios contra los judíos, se ha enamorado de Recha, y desea casarse con ella. Nathan recibe la propuesta de matrimonio con frialdad y se muestra muy reservado. El Templario se entera mediante Daja, la criada cristiana de Nathan, de que Recha es únicamente la hija adoptiva de Nathan, y de que sus padres biológicos eran cristianos. Sabiendo esto, el caballero decide consultar este caso al Patriarca de Jerusalén. A pesar de que el Templario le presenta el problema al Patriarca como un asunto hipotético, el Patriarca estalla en ira y, reclama que le traigan al judío culpable de haber educado a una cristiana en una falsa religión, para condenarlo a la hoguera. Por fortuna, un monje cristiano bondadoso (el mismo que entregó a Nathan a su hija adoptiva) aporta pruebas de que Recha, educada como judía, es en realidad la hermana del caballero cristiano, y que ambos son hijos de Assad, el hermano de Saladino, que se había convertido al cristianismo. La obra concluye con los abrazos de la familia reencontrada, una familia compuesta por miembros de diferentes religiones y que simboliza a una familia humana capaz de vencer sus diferencias religiosas.

III. CONCLUSIONES (leer parte II)

IV. ALGO DE BIBLIOGRAFÍA

Dussel, E. http://anselmocarranco.tripod.com/id47.html

Flecha Andrés, J. R.: Cristianismo y Tolerancia, Univ. Salamanca, 1996.

Hermosa Andújar, A. https://institucional.us.es/fedro/uploads/pdf/n8/hermosa.pdf

Jiménez Lozano, J.; MartíneZ, F.; Mate, R. y Mayorga, J.: Religión y Tolerancia

(En torno a Natán el Sabio de E. Lessing), Anthropos, Barcelona, 2003.

Muguerza, J.: Verdad, consenso y tolerancia: la incomodidad de "el lugar del otro"»,UNED.

Ratzinger, J.: Fe, Verdad y Tolerancia, Herder, 2003, Freiburg i. Brsg.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 881 veces.



Luis Antonio Azócar Bates

Matemático y filósofo

 medida713@gmail.com

Visite el perfil de Luis Antonio Azócar Bates para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: