Enfermedades producidas por sustancias agroquímicas

La guerra de los ricos: resistencia de los pobres (VIII)

Continuando con el estudio sobre la guerra de los ricos en contra de los pobres, hemos tomado la observación de las consecuencias mortíferas que causan los insumos agroquímicos, a la diversidad natural del Planeta Tierra, o sea la vida de todos sus organismos existentes, desde lo micro hasta lo macro (los sistemas vivos que interactúan en diversos procesos de la vida natural). Es preocupante cómo en los campos agrícolas, los productores ya sean obreros, pequeños propietarios, o simplemente habitantes de esos caseríos afectados, sufren daños severos por la constante contaminación del medio ambiente y el envenenamiento de animales domésticos y silvestres al igual que personas, más los daños colaterales que afectan los embarazos, donde nacen niños con deformaciones congénitas, y aparte de eso, los daños que ocasionan los frutos de las cosechas tratados con agroquímicos a los consumidores, que muy lejos de darse cuenta, a través de los alimentos que diariamente consuman están deteriorando la calidad de la vida, con la aparición de enfermedades que antes no se manifestaban con la misma frecuencia que ahora, por lo que la periodista francesa Marie-Monique Rubín, documentalista e investigadora en el campo de la agricultura apunta en sus investigaciones, que "el aumento de las enfermedades como la obesidad, la diabetes y el cáncer, están directamente relacionadas con los alimentos que consumimos, las hormonas sintéticas presentes en los fertilizantes y pesticidas que entran en contacto con la comida son muy peligrosos para la salud y no suelen detectarse en los análisis toxicológicos", por lo que se invalida el principio "que la dosis hace el veneno". Y enfatiza la investigadora que: El cáncer de cerebro y la leucemia están creciendo a un ritmo anual del uno al tres por ciento entre los niños, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Un estudio de la Comisión Nacional de Seguridad y Salud y el Trabajo de España asegura que: "Los gases utilizados como plaguicidas, como el sulfuro de hidrogeno, el fosgeno y el cloro, afectan directamente las paredes de las vías respiratorias. Los agricultores experimentan un mayor riesgo de ciertos tipos de cánceres como los que afectan al cerebro, el estómago, los sistemas linfáticos, y hematopoyético, el labio, la próstata y la piel, debida a la aplicación de herbicidas, además de intoxicación aguda, enfermedad de Parkinson, neuritis periférica, enfermedad de Alzheimer, encefalopatía aguda, y crónica, linfoma no Hodgkin, linfoma de Hodgkin, mieloma múltiple, sarcoma de tejidos blandos, leucemias entre otras que aún están en observación investigativa. (Enfermedades profesionales de los agricultores 2008)

Marieta Fernández, investigadora de la Universidad de Granada (España) que lleva más de 20 años demostrando mediante estudios epidemiológicos que la exposición de los seres humanos a los compuestos agroquímicos tienen efectos adversos para la salud.

Asegura la investigadora haber encontrado "residuos de plaguicidas en la leche materna que se da a los bebés, en las placentas, en el semen, en la orina… Hay una gran concentración de químicos, un cóctel de sustancias que ingerimos a través de hortalizas y frutas que provoca que las células proliferen y formen tumores". Además añade: "Causan obesidad, diabetes, hipertensión, cáncer de mama" y afirma que "no se puede explicar el aumento de la obesidad infantil solo por la ingesta excesiva de alimentos".

En los últimos decenios, la industria ha venido afirmando que los pesticidas son necesarios para alimentar a una población mundial creciente. Sin embargo, un informe de 2017 de la relatora de Naciones Unidas sobre el derecho a la alimentación denuncia los peligros del uso de plaguicidas para el medio ambiente y la salud humana y concluye: "El argumento promovido por la industria agroquímica de que los plaguicidas resultan necesarios para lograr la seguridad alimentaria no solo es inexacto sino que además resulta peligrosamente engañoso".

Señalan las científicas, Stephanie Seneff y Marieta Fernández, que el peligro para la salud de los consumidores ya lo han demostrado en sus estudios. Según los mismos, la exposición a los agroquímicos aumenta el riesgo de fallecer por enfermedades como el cáncer, la leucemia, el Alzheimer, el asma o por alteraciones en el sistema endocrino, entre otras.

La Licenciada en Comunicación Social, Periodista Sandra Viviana Miguez, especializada en salud y Periodista con enfoque de género (Argentina), en sus informes de investigación relata que "Otros males que ocasionan los agroquímicos son: pérdida de embarazos, malformaciones genéticas, mutaciones, afecciones respiratorias severas. Las modificaciones del medio ambiente que ya estamos experimentando, con los cambios climáticos exagerados que intervienen sustancialmente, y podemos decir, irremediablemente en nuestro organismo. De igual manera, la licenciada, Miguez, cita una averiguación del investigador Gómez Demaio, (médico pediatra argentino), que comenzó a realizar investigaciones por constantes nacimientos de niños con mielomeningoceles -una falla en el cierre del tubo neural- lo que aparece como la exposición de la médula. "Es una enfermedad que produce parálisis de miembros inferiores, incontinencia urinaria y anal, entre otras complicaciones que requieren rehabilitación y un promedio de entre ocho y diez operaciones". También explicó el especialista que "al tener conocimiento de la gran cantidad de casos se comprobó que los recién nacidos eran hijos de familias que vivían en las zonas tabacaleras y de fabricación de papel, en donde se utiliza gran cantidad de agro-tóxicos, por lo cual se realizaron estudios que permitieron constatar que todos tenían en su cuerpo hidrocarburos policíclicos aromáticos, a los que eran susceptibles, y que "comparados con niños recién nacidos sanos, la composición de estos últimos era normal". De igual manera la investigadora mencionada afirma que "la exposición humana a contaminantes se da de distintas formas, por ejemplo en los alimentos, sobre todo como residuos de plaguicidas como el hexaclorobenceno (HCB) o los policlorinados de bifenilos (PCB); por motivos ocupacionales, como entre los trabajadores agrícolas que rocían los cultivos con plaguicidas; y a raíz de accidentes, como derrames.

Pero por el otro lado de la misma arista de la guerra de los ricos en contra de los pobres nos encontramos con los productos transgénicos, conocidos científicamente como: Organismos Modificados Genéticamente (OMG). Varios estudios realizados por expertos asocian las dietas basadas en OMG a tumores, fallos en los órganos, lesiones gástricas daños hepáticos y renales, reacciones alérgicas severas, incluso la muerte prematura.

Veamos aquí una breve pero terrible descripción de los organismos transgénicos utilizados en los cultivos estadounidenses: En los EEUU los cultivos OGM son utilizados para producir alimentos donde incluyen al maíz, soya, algodón sobre todo para elaborar el aceite comestible. "Compañías como Monsanto DuPont, modifican estas plantas para que tengan pesticidas derivados de las bacterias Bacillus thuringensis con el fin de que resistan a la aplicación de herbicidas de glifosato particularmente, que es conocido por su nombre comercial Round-up", lo que significa hablando en criollo que estas plantas son artificiales, modificadas en laboratorios por el ser humano, de la forma más inescrupulosa, para acabar con la vida humana "NACEN" CON PESTICIDA INCLUÍDO, y con la capacidad de soportar una fuerte exposición de glifosato que es un agente agroquímico conocido por causar cáncer.

De aquí podemos sacar nuestras conclusiones sobre el comportamiento del capitalismo salvaje en el detrimento de la humanidad en aras de agigantar constantemente los inmensos caudales del capital en muy reducidas manos, mientras los pueblos del mundo se empobrecen y se sumen en infinitas crisis de hambre y miserias, por carencias de alimentos sanos y saludables y el alto costo de los mismos, que los hacen inaccesibles a los estratos sociales más pobres del mundo, condenando a los seres humanos a sufrir enfermedades crónicas que lo conlleva a la muerte prematura. Y me pregunto: ¿Esta situación catastrófica del capitalismo hacia la humanidad, no es también parte de la guerra de los ricos en contra de los pobres del mundo? ¿Será que aquí juega la guerra de quinta generación? Saquemos nuestras propias conclusiones. Hasta la próxima entrega.

 

https://www.elconfidencial.com/alma-corazon-vida/2013-06-11/comemos-veneno_200291/

http://www.insht.es/InshtWeb/Contenidos/Instituto/Comision/GruposTrabajo/ficheros/folleto%20enfermedades.pdf

http://www.elconfidencial.com/tecnologia/ciencia/2017-06-11/uso-agroquimicos-agricultura-espana_1389564/

http:/www.ecopotal.net/Ecooticias.los-efectos-agroquimicos-y-otros-contaminantes-en-la-salud

http://www.telesurtvniet/los-12-productos-mas-nocivos-de-monsanto-fotos-20141022-0037.htm.


 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 188 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter





US Y ab = '0' /internacionales/a252162.htmlCd0NV CAC = , co = US