Equinoccio en Cuba

Obama: reconocimiento, Cuba: ¡satisfacción!

Reconocimiento.

Si hemos de escudriñar una palabra que sintetice lo ocurrido en Cuba con motivo de la visita del presidente Obama, esa palabra es RECONOCIMIENTO que, aplicada a la visita política de Obama, recoge 57 años de historia:

Reconocimiento del Estado socialista.

Reconocimiento de la dignidad del pueblo cubano por su lucha.

Reconocimiento de la soberanía.

Reconocimiento de la autodeterminación.

Reconocimiento de los éxitos del socialismo frente al fracaso del capitalismo en Haití, Centro América y la pobreza y miseria de la mayoría de países africanos.

Reconocimiento a la condena del bloqueo que año tras año se realiza en la Asamblea de la ONU.

Satisfacción.

Si vamos a buscar una palabra que resuma el sentimiento del pueblo cubano por la visita política de Obama, esa palabra es, SATISFACCIÓN, que también recoge 57 años de historia:

Satisfacción por la guerra de liberación en la Sierra Maestra.

Satisfacción por el triunfo en Playa Girón.

Satisfacción por la Primera y Segunda Declaración de La Habana.

Satisfacción por los acuerdos que condujeron al retiro de los cohetes (octubre 1962). Compromiso de Estados Unidos de no intervenir en Cuba.

Satisfacción por el internacionalismo en África (Namibia, El Congo).

Satisfacción por haber soportado el "Período Especial".

Satisfacción por la labor humanista de la "Brigada Internacionalista de Médicos cubanos" que brindan ayuda a los pueblos en coyunturas difíciles: epidemias, desastres naturales.

Satisfacción por ser el único país del mundo que les brinda atención a los niños quemados por la catástrofe de Chernóbil.

Satisfacción por los éxitos del socialismo: salud, educación, desarrollo científico de la medicina y tratamiento de enfermedades: diabetes, sida por transmisión maternal, vitíligo, algunos tipos de cáncer.

Satisfacción por resistir el infame bloqueo económico.

Satisfacción por ser modelo de dignidad frente a la infame agresión imperialista.

La viga en el ojo.

Nada de lo anterior figura en la agenda de quienes opinan del socialismo en Cuba. La única referencia que hacen de Cuba es la "pobreza" o la versión tergiversada que tienen de los "derechos humanos". Para hablar de pobreza o derechos humanos, primero hay que ver si se tiene una viga en el ojo.

¿De cuáles derechos humanos pueden hablar los funcionarios del gobierno de Estados Unidos o sus periodistas y comentaristas de la prensa escrita o la TV? ¿De las violaciones internas o de las violaciones que realizan en los países donde tienen radicadas 800 bases militares? La lista de violaciones a los derechos humanos por parte de Estados Unidos es muy larga y muy cruenta:

La primera gran violación de los derechos humanos es tener bases militares en la mayoría de países:

Los derechos humanos y soberanía del pueblo colombiano.

Los derechos humanos del pueblo yugoslavo.

Los derechos humanos del pueblo iraquí que, según la orden del general que comandó la invasión, "no quedará piedra sobre piedra".

Los derechos humanos del pueblo afgano, del pueblo sirio, del Líbano, de Palestina, de la Franja de Gaza.

Los derechos humanos del pueblo libio, modelo de democracia (Libro Verde), que transformó a Libia, de país más pobre y atrasado de África en el más rico, de mayor bienestar de la población y mayor desarrollo económico. La Jamairiya construyó la obra hidráulica más grande del siglo XX: el Gran rio artificial que irrigaba la agricultura en el litoral libio, suministraba agua a ciudades, pueblos y grandes extensiones del desierto del Sahara, entre Túnez y Egipto. Todo destruido por las bombas de la OTAN (Francia, Inglaterra, Italia, Estados Unidos).

¿Dónde quedaron los derechos del pueblo libio, masacrado por la codicia para apoderarse de las reservas en oro y plata del Banco Central Libio y del petróleo? ¿Es este el modelo que tienen para Cuba? Meses antes de la invasión, Hilary Clinton estuvo de visita en Libia con los mismos auspicios que llevan a Obama a La Habana. ¿Se puede creer en la mano tendida del premio Nobel de la paz?

Los derechos humanos de Libia y de Siria fueron violados por Hilary Clinton, que no pudo contener la hilaridad cuando, como Secretaria de Estado, conoció que el presidente Kadaffi había sido sodomizado con una bayoneta. Esta criminal de guerra que, reúne los requisitos para ir al Tribunal de Núremberg, es candidata a presidente de los Estados Unidos. ¡No es para asustarse, es para aterrorizarse!

¿Cuál es el plan de Estados Unidos con Cuba? ¿Llevarle la "democracia", como, ocurrió con Irak? ¿O llevarle democracia como a Libia, modelo de democracia con las Asambleas Populares del Libro Verde? Ambos países arrasados por la guerra y transformados en Estados fallidos. El otro posible plan ¿Es llevarle el capitalismo que hace de Haití el país más pobre del continente? ¿Transformar a Cuba en Haití? Ya Puerto Rico entró en ese proceso con la deuda impagable.

Con candidatos a la presidencia como Hilary Clinton o el racista Donald Trump ¿Cuáles son las posibilidades de continuar la normalización de las relaciones económicas entre Cuba y Estados Unidos? Obama está dando el primer paso. Le corresponde al pueblo estadounidense empujar a sus gobernantes a dar los pasos siguientes.

En 1961 fue un éxito editorial el libro de C. Wright Mills, referido a la Revolución Cubana. Luego de 55 años, el título tiene vigencia "¡Escucha Yanqui!". Obama debería leerlo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1084 veces.



León Moraria

Nativo de Bailadores, Mérida, Venezuela (1936). Ha participado en la lucha social en sus diversas formas: Pionero en la transformación agrícola del Valle de Bailadores y en el rechazo a la explotación minera. Participó en la Guerrilla de La Azulita. Fundó y mantuvo durante trece años el periódico gremialista Rescate. Como secretario ejecutivo de FECCAVEN, organizó la movilización nacional de caficultores que culminó en el estallido social conocido como el ?caracazo?. Periodista de opinión en la prensa regional y nacional. Autor entre otros libros: Estatuas de la infamia, El Fantasma del Valle, Camonina, Creencia y Barbarie, EL TRIANGULO NEGRO, La Revolución Villorra, los poemarios Chao Tierra y Golongías. Librepensador y materialista de formación marxista.

 leonmoraria@gmail.com

Visite el perfil de León Moraria para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



León Moraria

León Moraria

Más artículos de este autor