La Invasión de Europa a América

Reflexionar acerca de la invasión Europea al Continente Americano requiere necesariamente de la  caracterización y naturaleza del contexto en el cual se desarrollan los acontecimientos y establecer las fuerzas históricas del contexto Colón en la España del siglo XV, las cuales en nuestra opinión podríamos dividir en dos:

1.-Las fuerzas políticas presentes en el surgimiento del Estado Nación Español.

     Estas se sustentaban en nuestra opinión, sobre la base de tres instituciones que se van a ir consolidando a partir de 1492, ellas son: la Corona, conformada por la unificación de dos reinos, el de Aragón y el de Castilla, es decir, Isabel La Católica de Castilla  y Fernando II de Aragón; la Espada, el ejercito más poderoso en el mundo occidental el cual no sin razón fue denominado la armada invencible, que venia de derrotar al también poderoso ejercito, de la media luna, moro; y la Cruz, que dota de contenido ideológico mediante la religión al estado naciente.

      Son pues la corona, la espada y la cruz, los pilares fundamentales del estado más poderoso del mundo occidental preinvasión de América, el estado que en término conceptual  restringido se expresa como: organización que cobra impuesto y administra justicia.

2.- Las Fuerzas Económicas Capitalistas.

     En la Europa Occidental surge el mercantilismo como elemento primario de la economía capitalista, el cual requería  de los metales y piedras preciosas suficientes para el fortalecimiento de la riqueza de las naciones.

     El imperio donde nunca se ponía el sol, era la denominación para un estado que se hizo de un territorio, no solo en el nuevo continente sino mucho antes, en los territorios del mundo conocido, por ello podemos afirmar que el imperio creo a España y no es España quien crea el imperio. De tal manera, que esta era la caracterización y naturaleza del estado que toma posesión violentamente del continente americano, llevando consigo la corona, la cruz y la espada como emblema imperial.

     ¿Bajo que criterios europeos iniciaron la ocupación y el establecimiento permanente en América?

     Aun cuando el criterio primario que anima a la corona española para financiar la travesía de Colón, era básicamente el descubrimiento de otras rutas marítimas que permitiera el acceso a las indias orientales del continente asiático, evadiendo las rutas marítimas controladas por el  imperio Otomano, para hacerse de las codiciadas especias y de metales preciosos, lo que resulta posteriormente con la existencia de un nuevo continente transformándose la aventura marítima, en ocupación invasión y luego en establecimiento permanente, es la posibilidad por parte del imperio español de hacerse de ingentes riquezas en metales preciosos que pudieran fortalecer la economía mercantilista del imperio español. En nuestra opinión, es el criterio fundamental que inspira a la corona en el proceso de conquista y colonización del nuevo continente. Para entender este proceso es menester establecer las etapas en las cuales se produce, en el entendido de que estas solamente sirven como herramientas metodologicas para el estudio y la reconstrucción histórica. Así pues, atendiendo a razones de orden metodológico,  estableceremos que el proceso de ocupación y de establecimiento permanente del imperio español en el continente americano se da en tres fases que son: la exploración, la conquista y la colonización. Debemos aclarar, que en ellas siempre estuvieron presentes en diversas proporciones y de acuerdo a los intereses del estado español  las tres instituciones políticas antes señaladas, es decir, la corona, la espada y la cruz, lo cual no incidía para nada en la disminución  del holocausto aborigen americano. Trataremos entonces, restringidamente de darle características y naturaleza a las tres etapas o fases antes mencionadas:

1.- La exploración, entre 1492 y 1520.

     Esta etapa es iniciada por Cristóbal Colón y termina con el viaje del Magallanes, quien muere en 1520, y permite a la corona tener criterio aproximado acerca de la extensión territorial del nuevo continente. Digamos que está inicialmente es insular, pues es lo primero que se consiguen los navegantes para luego, las más de las veces sin saberlo, convertirse en continental. Como era de esperarse  esta fase exploratoria fue sumamente destructiva caracterizada por la rapiña y el pillaje descontrolado que termina fundamentalmente con los propios navegantes.

2.- La conquista, entre 1520 y 1573.

      Básicamente dirigida por militares, como Hernán Cortés y Francisco Pizarro, quienes se adentran en el continente y  someten  de  manera  sangrienta a las civilizaciones aborígenes existentes en mesó América y Suramérica, desde la civilización azteca (1519-1521) hasta la incaica (1532), y de allí hasta el extremo sur con la fundación de Santa Fe y la  promulgación de las Ordenanzas de Nuevos Descubrimientos y Poblaciones, en 1573.

3.- La colonización, entre 1600 y 1810.

      Ella se produce con la llegada del estado y la iglesia, cuando hablamos de estado, nos referimos directamente a los responsables por parte de la corona en el cobro de impuesto y la aplicación de la ley, desde virreyes hasta los funcionarios que administran la minería y la agricultura; y en relación a la iglesia, ya no estamos hablando del capellán que acompaño a los navegantes entre 1492 y 1520, ni tampoco de los misioneros que junto a los militares conquistaron, entre 1520 y 1573, el nuevo mundo, estamos hablando de los obispos y seglares quienes entre 1600 y 1810, van a representar junto al estado la autoridad del imperio español en sus colonias.

¿Cuáles fueron las semejanzas o diferencias entre Castilla y Portugal? 

       La ocupación y establecimiento permanente en América por parte de las dos coronas, la de Castilla y la de  Portugal,  poseen un conjunto de características similares entre ellas, las tres principales son: en primer lugar, que provienen de dos reinos europeos, en segundo lugar, que ambas fueron legitimadas por el poder religioso, es decir, la iglesia católica y en tercer lugar, que estaban animadas por el mismo propósito que no era otro que el de la explotación de minerales y piedras preciosas para el crecimiento económico de ambas monarquías. Sin embargo, en cuanto a la primera semejanza podríamos afirmar categóricamente que nunca fue comparable el inmenso poder de la monarquía española al de la monarquía de Portugal, es por ello que a través del tratado de Tordesillas es que  la corona de Portugal, por intermedio de la iglesia, logra hacerse de una porción del nuevo continente, como es el caso del hoy denominado Brasil. Por otro lado, tenemos que el criterio y propósito principal de ambos reinos aun cuando era el mismo, los metales preciosos, tuvieron diferentes destinos. En cuanto al Imperio Español se refiere, este logró desde un primer momento ingentes cantidades de riquezas minerales que le hicieron convertirse en el Imperio más rico del mundo occidental, como consecuencia de ello el siglo XVI y buena parte del XVII, se convirtió en la época de oro del Estado Español. Otra fue la historia de la corona  de Portugal en el mismo contexto, lo que hizo que la monarquía se comportara de manera diferente.

     A principios del siglo XVI Portugal dio carácter oficial al descubrimiento del Brasil a fin de legalizar la posesión de territorios ubicados al este de la demarcación de Tordesillas.

     La carencia de metales preciosos desalentó la colonización portuguesa postergándola por más de tres décadas. Durante ese período la extracción del palo brasil fue el único aliciente para que se instalaran pequeñas factorías en las costas atlánticas a cargo de empresarios europeos. Fracasado el sistema de colonización a través de las concesiones hereditarias (capitanías) la corona portuguesa emprendió la colonización efectiva del Brasil a mediados del siglo XVI, e1 poder político y administrativo quedó centralizado en la ciudad de Bahía y desde esta ciudad y la de San Vicente se impulsó la difusión del cultivo de 1a caña de azúcar que se había iniciado anteriormente con éxito en 1a región de Pernambuco. Dos  áreas bien definidas constituyeron los núcleos de la producción azucarera durante un siglo y medio: el nordeste (Pernambuco, Bahía) y el sur (San Vicente, Río de Janeiro).

     El desarrollo del cultivo de la caña de azúcar en Brasil condujo a la creación de una economía agrícola de exportación basada en el sistema de plantaciones. Las plantaciones azucareras demandaban importantes inversiones de capital para la instalación de ingenios, grandes extensiones de tierra y una mano de obra dócil que trabajara en las mismas. La población aborigen de la región atlántica que practicaba una economía de recolectores resultaba poco apta para el trabajo organizado de las plantaciones. En consecuencia se incorporó una numerosa mano de obra esclava africana. La explotación azucarera quedo limitada en manos de una "aristocracia del azúcar" capaz de afrontar los elevados costos de producción que exigía el cultivo del azúcar, Brasil mantuvo el monopolio mundial de la producción de azúcar hasta mediados del siglo XVII cuando los holandeses y franceses iniciaron la competencia en las Antillas. Los holandeses habían intentado previamente la colonización del área de Pernambuco en donde por treinta años se dedicaron a la producción de azúcar hasta que fueron expulsados del Brasil por los mismos portugueses.

     Una franja fronteriza en constante expansión hacia el interior fue sumando recursos ganaderos a las plantaciones e ingenios que presentaban tan pocos vínculos de intercambio entre sí. Mientras tanto la escasa población del interior del Brasil se expandía en búsqueda de indígenas para esclavizar y de metales preciosos. La acción de esta población, conocida como bandeirantes, apoyó las pretensiones de Portugal por superar hacia el oeste la línea de Tordesillas. E1 centro de estas expediciones de caza de esclavos fue la antigua misión de San Pablo que comienza a desarrollar una actividad azucarera desde mediados del siglo XVII y consecuentemente necesitaba mano de obra abundante. San Pablo cumplió también un papel trascendente como base para la expansión de Portugal hacia el Río de la Plata. En ese sentido la fundación de la ciudad de Colonia del Sacramento en la margen izquierda del Río de la Plata constituye uno de los intentos de Portugal por alcanzar el acceso directo al Río de la Plata.

     En los últimos años del siglo XVII se produjo el hallazgo de yacimientos auríferos y de piedras preciosas en la actual región de Minas Geraes. Durante el siglo XVIII un gran movimiento migratorio proveniente de las áreas costeras condujo a la fundación de nuevas ciudades y a la vinculación de las distintas regiones económicas del Brasil que hasta entonces se habían mantenido como unidades productivas independientes. El interior selvático de Brasil por sus condiciones de difícil acceso se mantuvo por dos siglos como región poco poblada y aún inexplorada en gran parte.

 

  






Esta nota ha sido leída aproximadamente 19428 veces.



Henry Navas


Visite el perfil de Henry Nava para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Henry Nava

Henry Nava

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a88213.htmlCd0NV CAC = Y co = US