¡Insólito! Toby defendiendo las colas. Crítica de la “crítica”

 

 Cuando hay empecinamiento en las posiciones se pierde la sensatez. Eso lo aprendí de las enseñanzas de Lao Tsé, aunque a los marxistas no les guste ese pensador. Esto lo digo al leer el increíble artículo de Toby Valderrama, quien se ha empecinado en cuestionar cualquier Política que provenga del gobierno de Nicolás Maduro y quien tituló provocadoramente “La rebelión de las colas”. http://www.aporrea.org/contraloria/a202312.html.

Entre intentos de intelectualizar sociológicamente la crítica, así como de caricaturizar para descalificar (esquema usado por los escuálidos), hace apología de las colas que cualquier estudiante de primer semestre de politología le diría que estas manifestaciones de compras compulsivas y de otra índole no son más que el resultado de las políticas empresariales de economía criminal donde se desvirtúa hasta la esencia del capitalismo como es vender para obtener ganancias. Acá se usa la fórmula “esconder para vender y obtener más ganancias”, amén de la ganancia política que supone que las colas se convierten en caldo de cultivo para maximizar el descontento de la gente y achacarle la responsabilidad de la escasez al gobierno revolucionario.

Eso, como dicen los chamos es más que obvio.

Pero Toby, no lo ve así. Le atribuye a las colas efecto cuasi-mágicos, pero siempre usando argumentos para atacar a la actual dirigencia revolucionaria, a la que califica de socialdemócrata, de desviada a la derecha. De vendida a los intereses del capitalismo y cuanta cosa mala exista.

Incluso, en una especie de análisis demencial, Toby se atreve a decir lo siguiente: “Las colas son el fenómeno social más importante, quizá, desd/www.laprensalara.com.ve/2015/01/perez-dice-que-oposicion-busca/e el "caracazo". Habrase visto tamaño exabrupto, por decir lo menos y mantener el tono de respeto.

Es decir, para Toby no ha habido proceso constituyente, movimiento socio-político que nos generó una nueva república y una nueva Constitución. No ha habido un 11 de abril, ni menos un 13 de abril de 2.002, movimientos eclosionales de la sociedad venezolana. No hubo un paro petrolero con el que durante tres meses sometieron a la población venezolana al reto de evitar una guerra civil. Para Toby tampoco hubo la desaparición física del Comandante Chávez que impactó a Venezuela, América y al mundo y que generó movilizaciones de millones de venezolanos. Ni tampoco hubo guarimbas terroristas como las que tuvimos durante el 2.013 durante 4 meses en casi todo el país. No. Toby establece que “Las colas son el fenómeno social más importante, quizá, desde el "caracazo"

Este tipo de posiciones fueron las que desde la izquierda le hicieron mucho daño al proceso revolucionario chileno y nicaragüense. Esas críticas sin verle nada positivo a la revolución en curso son aprovechadas por la derecha para alimenta más aún sus campañas mediáticas y de disociación permanente a la que tienen acostumbradas a sus huestes.

Cuando leo a Toby (sin saber quién es), me pregunto: ¿será que este compatriota no lee APORREA todo lo que tiene que ver con la guerra económica, la guerra no convencional, el golpe suave, los planes golpistas y fascistas de la derecha venezolana e internacional?

¿Será que no ve los decomisos de toneladas y toneladas de productos de toda índole acaparados a lo largo de la geografía nacional, los contrabandos de extracción, la guerra contra la moneda nacional, las decenas de personas detenidas y empresas intervenidas por parte del gobierno nacional, la Fuerza Armada y el pueblo que  ayuda?

¿Todo es culpa de Maduro, compatriotas? Puesto que es muy fácil decir que antes con Chávez todo era más fácil y que ahora Maduro está a punto de caer.

Buena es la crítica, la crítica entre hermanos, la crítica revolucionaria, pero no la crítica que alimenta a la derecha, que facilita su política de desgaste, de socavamiento del proceso revolucionario para luego ensayar zarpazos parlamentarios o terroristas como las recientes guarimbas.

Sabemos que hay múltiples problemas producto de la transición, de las fallas y desviaciones, de los errores y desaciertos. Pero es muy fácil desde una computadora, disertar sobre el deber ser, el deber hacer y la perfección de los procesos creyéndonos infalibles o impolutos.

Toby seguirá escribiendo, pero creo que es necesario también que si sigue en ese empecinamiento en el que racionaliza sus percepciones, sea rebatido argumentativamente. Por lo pronto le digo que no es como el lo plantea: las colas no son como él afirma:  “muestra de la despolitización de la masa, y también de la falta de organización social”. Las colas son un fenómeno inducido, premeditado, planificado para deteriorar la base popular del gobierno bolivariano y provocar un estallido social que el pueblo venezolano con su conciencia ha sabido evitar. Recomiendo leer en el enlace que incorporo, una entrevista acerca del tema: http://www.laprensalara.com.ve/2015/01/perez-dice-que-oposicion-busca/

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4201 veces.



Cécil Gerardo Pérez


Visite el perfil de Cécil Gerardo Pérez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: