Un estilo fascista

La doctrina es la burocracia del fraude

La realidad práctica de queda siempre a la zaga de los ideales teóricos

Burocracias, dependencia moral y, la consecución de libertades independientes con la implantación de un orden de fuerza ilimitado; de su doctrina y justificación actual.

¿Fascismo Socialista?

No basta la exigencia de una nueva ética y moral para la consecución aceptada de la libertad y su justicia social que le integra creída en la independencia endógena absoluta impuesta implantada a través de un orden de fuerzas ilimitadas. Eso es autoritarismo socialista

Hacia la exigencia de una nueva moral sin dogmas

¿Cuál es el autentico y original espíritu crítico del socialismo?

¿Por qué el pueblo paga los costos de la crisis política económica?

¿Cómo hacer revolución desde el auto impuesto subdesarrollo?

Hacia el método del paradigma socialista

Ante el auto impuesto subdesarrollo político económico

Fascismo como discriminación social, distinto a Patria para todos.

Por la existencia de dos fascismos; uno muy sutil, “socialista”, en mayores o menores proyecciones de medidas, pretextos y grados suprimiendo, mediando al pueblo, escaseando en sus derechos civiles económicos, debido al subdesarrollo autoimpuesto, a la dependencia extactivista petrolera, ¿para el desarrollo?

Otro el liberalismo de derecho positivista; creídos superiores amos, de inhumano interés liberal capitalista con sus criminales protestas en función de sesgada única verdad

Lo cierto, que de todo esto; particulares del sector político militar entre otros van bien asignados con privilegios materiales. Políticos oficialistas o no, se lo llevan casi todo, cosa que se distancia y contrapone éticamente a las teorías, los métodos y el paradigma de las intenciones socialistas marxistas o del árbol originario étnico de tres raíces venezolanas que le nutren ideológicamente; estipulados como; ética y “justicia social para la paz” en sus y de relaciones organizativas concretas funcionales eficientes para ¿sociedades socialistas? Se han quedado en la amarga trivialidad

Como sus pretextos primeros de “justicia social” han sido transformados en lo contrario, a lo que se planteo inicialmente a cambiar, cosa demostrada actualmente en Venezuela, al constatar como las razones del poder por el poder en sí mismo, desplaza en el proceso mismo, los intereses legítimos concretos del pueblo, sea por sus contradicciones político económicas o por sus limitaciones internas abundantes de antagonismos; todas hábilmente aprovechadas por el oposicionismo criminal, como propósitos prácticos, me refiero, ambas han terminado por bloquear aspiraciones, contraponiéndose como fascismo ambiguo.

Desfigurando procesalmente el original socialismo democrático venezolano que se ha querido llevar a cabo en los últimos quince años.

La realidad amarga y trivial, se queda a la saga de los ideales teóricos; el rechazo de la burocracia se convirtió en su justificación, sin desclasamiento ni interpretación, ni rectificación alguna impulsada entre el caos de la consecuente crisis emergente, causada por particulares ineficaces líderes y seguidores de partidos políticos, y por supuesto detractores internacionales que le aprovechan atentos, mas la confusión inoperativa del pueblo llano, deviene entonces así, el ahogo de la “moral socialista” en forma continua, exigiéndose entonces, una renovada moral a la altura del “socialismo” propuesto.

Una nueva moral “socialista” que se quedo corta entre las crisis y sus corrupciones

Irremediablemente en la práctica real, basada en la consecución de la justicia y la libertad de independencias soberanas absolutas

“socialistas” produciendo PIB, para “vivir viviendo en calidad” pero, con y ¿en la implantación regimental de un orden de fuerzas ilimitadas que le mantienen y dan autoridad legítima? Contradicción entre teoría discursiva y hechos prácticos, ¿fascismo socialista?

No basta creer, necesario es saber

No basta la exigencia de una nueva ética y moral para la consecución aceptada de la libertad y su justicia social, creída como la independencia endógena absoluta impuesta a través de un orden de fuerzas ilimitadas. Eso es autoritarismo socialista

Pero los hechos no van aparejados a doctrina de derecho

Sistema único de seguridad social, poder político, sueldos, facilidades, educación, privilegios de ventajas entre otros beneficios, que no están mal, pero que todos responsables merecemos, el pueblo no es solo letra pretexto constitucional, los comunes profesionales también contamos, aportamos y arriesgamos por la Patria.

De las propicias y subjetivas causas de relaciones y consecuencias mediatas

¿Método y paradigma socialista? La nomenclatura venezolana

Se carece de “pedagogía socialista” si así podemos llamarle en función de los objetivos planteados originalmente, como lo constituyen; las didácticas culturales en educación para la crítica y su libertad en calidad, “humanismo real, civilización socialista” me refiero, cultura de virtudes que con el instrumento como la educación han mayormente fracasado como didáctica nacional; el trabajo, familia, sociedad y su Estado atenidos a la renta petrolera, basando métodos a partir de la cultura extractivista; el dinero fácil viene así

Solo un pequeño porcentaje patriótico aclarado al real trabajo ético, pero en un país donde todo se resuelve con dinero, lo que abunda es delincuencia; así nadie cree en virtudes, procesos, organizaciones y métodos. Sumándose entonces a violencias dogmaticas antes que pensar reflexionando. Alargando por décadas el proceso integracionista comunal igualitario hacia la justicia social para la Paz

La República de la labor social a tres turnos, de ética reconocida sin paraísos de privilegio alguno clasista, sentido ético, sin burocratismos, ni libertades impuestas

Justicia social en libertada independiente, sin fascismo ninguno

Se requiere una República que alcance el nivel de organizaciones mínimas, estructuradas eficientes de productividad soberana, además de la teorética inspiradora como preámbulo constitucional, la filosofía del lenguaje, la conducta, el sentido del deber ser o de la mente, inclusivas ¿por qué no? ¿Psicopedagogía aún positivista? Para pasar a lo emergente cualitativo revolucionario agudizando el socialismo con métodos sin privilegios, pero, sin orgánicas leyes de doctrina acordada socialista educativa laboral, es estafa emergente corriente en lo cualitativo y cuantitativo, ambigüedad que aún no se define ¿qué es y cómo se practica dicho socialismo?

Aclaradas en Leyes sociales relevantes para la calidad con el pueblo; precisas inmersas en estipulados de justicia social provenientes de un contextual marco teórico; hechas practicas metodológicas con un aparato de sistema nacional de justicia activo, imparcial, eficaz, pronto, eficiente para el trabajo productor de PIB y su educación familiar dentro del sistema educativo como cultura pedagógica nacional.

¿El Estado Docente Comunal?

¿El legado perdido?

Una rendición de cuentas ante el avance del pensamiento del mediodía a la hora apurada obligante de en pueblo en verbo de la debida interpretación del fenómeno; carestías, privilegios, inseguridades ciudadanas, inflación económica, desempleos productores de real PIB, son reflejos de estafas institucionales en crisis económica que sufre el pueblo, criminalidad popular, oficial y opositora, el nuevo fascismo tiene dos orígenes en la actualidad

¿Servicios de calidad socialista a civiles y comunes, el real paradigma socialista?

Para bajar la inflación y rendir el salario socialista, in vino veritas desde ambos sectores políticos enfrentados que lo profieran, el puro pueblo con su razón de carencias y atraso cultural en demandas de dignidad social en una Venezuela que en los últimos 15 años ha recibido como nunca antes, millardos de dólares. ¿Autoconciencia socialista?

De las causas objetivas peculiares a las consecuencias de costos en el pueblo

Un interés común, el auténtico y original espíritu crítico, un solo pueblo contra todo tipo de imperialismo fascista, sea socialista o capitalista

Violencias ideológicas y métodos represivos, las excrecencias desfigurativas del pretendido socialismo

Así, en Venezuela, las polarizadas matrices entre el oposicionismo fascista criminal y las incompetencias oficialistas campean, no solo de opinión, sino de hechos, contra derechos comunes, los costos los paga el pueblo, siempre; porque en ambas polaridades políticas hay excrecencias como carencias propias egoístas del mundo de bienestar nacional demandado, mientras la rectificación así está ausente, recluida en diálogos, el ego socialismo partidista y miope que le justifican como atenidas burocracias, en y para el reparto “equitativo de sueldos o salarios” “privilegiados socialistas” son clanes plutocráticos creyéndose sujetos originales “socialistas” vertidos en un apropiado sistema económico político de bienes de relaciones y modos de educación como producción a lo “marxista,” hilvanado en sus categorías de “producción para el desarrollo” al “socialismo venezolano,” aspecto que le ha venido sucesivamente distanciando al pueblo y tomando cuerpo como insipiente fascismo socialista; las solo reivindicaciones de cargos, nepotismo, corruptelas y prebendas blindadas, el reparto de la renta petrolera, pero nunca ¿hacia el modelo productivo de laboriosidad eficientemente sistemática?

Sembrando el petróleo, La agricultura de “justicia social” si es lo qué se quiere, en funciones de la endógena producción nacional industrial masiva, construida con dispositivos de administraciones práctica de justicia, previstas oportunas, directas proporcionalmente a las actividades económicas “la comuna del estado nacional productivo” para la calidad de vida, pues ello, se pregona desde los estamentos políticos

De la alienación a la identidad nacional

¿Etnicidad con ética en proceso y su excedente PIB nacional?

La producción no de ficción leguleya amparada en la ciencia administrativa, propaganda de los medios de comunicación, veamos la realidad compre con 4.000,ooBs un mercado, pague teléfono luz, agua, de de vestir y eduque calidad recree a su familia, utilice algún subsidio economicista, salga a la calle dignamente sin que en una proporción aparezca amontonado con docenas de otros seres en la morgue ese fin de semanada en Caracas. Eso sin contar con las vías de comunicación y sus consecuencias que en derecho civil no existen.

Este reconocimiento es autoconciencia socialista a rectificar a lo venezolano y es básica para reproducir el Estado y sus familias desde los criterios que se tratan de exponer de la ministración de la ¿planificada? ¿Política económica socialista?

Ni antes en la IV República, ni ahora, con todo los mil millones de ingresos brutos petroleros en 15 años, que estafa social, solo letargos teoréticos para fragmentaciones sociales, así, para evitar el desclasamiento crítico conducente a la verdadera revolución social

Al rescate de la crítica de principios como fundamentos socialistas, el rechazo a la burocracia, a la doble moral y a la implantación de un orden de fuerzas ilimitado como pretexto de libertad e independencias absolutas.

Al rescate del legado extraviado

Una oportunidad para el promulgado Estado Docente industrial eficiente que no llega, porque no puede proceder de un Estado que no es virtuoso, ambiguo y discriminatorio, menos de alguna oposición criminal fascistamente violenta de cualquier perfil.

arteawao2003@yahoo.es Filósofo, educador, artista visual, venezolano


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1495 veces.



Alejandro Álvarez Osuna


Visite el perfil de Alejandro Álvarez Osuna para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Alejandro Álvarez Osuna

Alejandro Álvarez Osuna

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a193902.htmlCd0NV CAC = Y co = US