Una de las líneas Estratégicas a considerar además de las 5 líneas ya propuestas por el Comandante Chavez:

La revolución cultural

“Entiéndase por libertad de imprenta la facultad que dan los conocimientos para abogar por el bien común; no, la licencia que se toman las pasiones, para denigrar al que lo promueve”.

Simón Rodriguez 

Se hace necesario además de conformar la alianza Patriótica de todas las voces de la Revolución Bolivariana, además de trascender el PSUV como maquinaria electoral, y otros aspectos relevantes que ha expresado nuestro presidente, la necesidad de una REVOLUCIÓN CULTURAL como una de las líneas estratégicas más importantes a tomar en cuenta en la realidad socio-política en la cual estamos inmersos. 

Se hace imprescindible una REVOLUCIÓN CULTURAL, que se impulse desde las simbologías ancestrales e íconos simbólicos de la identidad venezolana, que desplacen los símbolos y mensajes del capitalismo, una contraofensiva comunicativa, popular y desde las experiencias combativas que tienen muchos movimientos sociales y organizaciones de base, con el apoyo pleno del Gobierno Bolivariano, para difundir otros conceptos, otros lenguajes de avanzada, que desmonten el discurso de los factores neocolonialistas en el país, tiene que ser un esfuerzo de amplio impacto social, a escala nacional, que coloque a los medios de oposición en retirada. 

Se hace imprescindible que además dicha REVOLUCIÓN CULTURAL sea capaz de estremecer tanto la estructura educativa neocolonial que aún reina tanto desde el ciclo básico como en la Universidad, como también abarcar la batalla comunicativa y de las simbologías. Es por lo tanto de suma importancia plantear LA REVOLUCION CULTURAL que comience entre otras trincheras en el campo educativo, cimentada en el cambio de la estructura y el replanteamiento curricular a todos los niveles del sistema educativo, que sigue siendo a grandes rasgos, una estructura neocolonial, aspecto fundamental que tiene que desmontarse para garantizar en el tiempo la permanencia de la Revolución Bolivariana y la existencia misma de la Nación venezolana. 

se hace necesario una REVOLUCIÓN CULTURAL para contrarrestar el poder mediático transnacional y sus repetidoras serviles en el territorio de la Venezuela Bolivariana. Una Revolución Cultural que contrarreste la enorme transculturización a la cual todos somos objetos todos los días, por la radio, la televisión y los medios impresos e informáticos de la contrarrevolución, una REVOLUCIÓN CULTURAL en la cual descolonicemos las conciencias y retomemos todas aquellos acervos y legados que nos hacen como nación, aspectos culturales que nos dan una identidad “multiétnica y pluricultural” que conforma a nuestro territorio dentro de la memoria histórica y de diversidades de pueblos y naciones originarias, aspecto a tomar en cuenta junto a lo que aún somos en los predios urbanos, para no dejar de ser, y para a su vez, retomando estos valores, generar una contraofensiva frente a tantos elementos invasores y perturbadores de la identidad nacional y de la salud psicológica del pueblo. 

Se hace necesaria una REVOLUCIÓN CULTURAL que sea capaz de expresar lo “multiétnico y pluricultural” en todos los ámbitos de la realidad social, no por separado sino juntos, en una causa común frente a una avalancha neocolonial defendida por factores de oposición, alineados con intereses imperialistas, que amenazan con reconquistar espacios perdidos en nuestro continente. 

Para transformar las estructuras y no volver a repetir la misma historia de “arar en el mar” como dijo cierta vez nuestro Libertador, solo una REVOLUCIÓN CULTURAL puede desmontarlas, esto es: que el pueblo haga sus Propias Universidades, que se redefinan las carreras que se estudian, incluso creando nuevas, pensando en la nueva sociedad, no en la existente, que las soluciones habitacionales sean autosustentables y no destructoras del ambiente, que hayan escuelas básicas que funcionen como núcleos endógenos económico-culturales, que se autoabastezcan y generen política en las comunidades, y de allí la gran guía e inspiración del Pensamiento y la acción del maestro Simón Rodriguez, que cada comunidad sea capaz de sembrar y de implementar un sistema integral de reciclaje, que se creen nuevas dinámicas en las comunidades, en las cuales el trabajo y el empleo lo encuentre la gente allí cerca de la casa donde vive, en vez de salir a trabajar a la empresa del patrón, que se creen TAGUARAS SOCIALISTAS y sitios de recreación y esparcimiento creados por la REVOLUCIÓN CULTURAL para que la gente pueda salir un rato y disfrutar sin tener que acudir a un centro comercial, hay tantas y multiples formas de afrontar el reto que nos interpela, como es el de entregar imprentas y medios para que las comunidades y las organizaciones de base COMUNIQUEN Y PUBLIQUEN libros, revistas, folletos, guías informativas y formativas, asi como el de establecer y de financiar a todos los niveles, núcleos y centros investigativos para que la gente recomiende al ESTADO que políticas tomar en tantos problemas cotidianos, de tantos problemas sociales que escapan a los gabinetes de los ministerios y de la estructura burocrática. 

Crear bastantes centros y núcleos investigativos, que en manos de la gente, en todo el territorio nacional, financiados por el Gobierno Bolivariano, sean células que enfoquen sus energías y acciones  A LA PRODUCCIÓN DE CONOCIMIENTO, y de su difusión y comunicación colectiva, que perfile una descolonización al mero consumo intelectual y teórico que nos viene importado en capsulas, desde los centros de poder hegemónicos tanto de Norteamérica como de la Unión Europea. 

Una REVOLUCIÓN CULTURAL que dándole medios al Pueblo Bolivariano y Revolucionario, financiada y apoyada plenamente, sin titubeos por el Gobierno Bolivariano, cree y configure y genere, que el PUEBLO PRODUZCA los elementos culturales para contrarrestar la transculturización avasallante, y la industria Cultural del capitalismo que nos invade y nos bombardea todos los días.

Una REVOLUCIÓN CULTURAL que muestre otras alternativas y caminos a lo que oferta y plantea el libre mercado, que coloca como única opción un supermercado, un centro comercial, un cine, un apartamento, una franela de Daddy Yankee, una Polar, en las juventudes y las nuevas generaciones. 

 una REVOLUCIÓN CULTURAL QUE PERMITA LA SOBERANÍA DE LAS GENTES, desde lo pequeño y cotidiano, que permita contrarrestar el comercio especulador, o la inflación artificial autocreada por la clase comerciante, enemiga del Proceso Bolivariano. Una REVOLUCIÓN CULTURAL para REFUNDAR LA REPÚBLICA en todos los sentidos, una REVOLUCIÓN CULTURAL QUE NOS EMANCIPE DE LOS COMERCIANTES DE RELIGIONES, DE ENFERMEDADES, COMERCIANTES DE LA SALUD, DE COMERCIANTES DE LAS HAMBRES, DE LOS COMERCIANTES DE IGNORANCIAS….Y LA LISTA PICA Y SE EXTIENDE…

filosofiahu@yahoo.es

23-1-2011



Esta nota ha sido leída aproximadamente 10556 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter





US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a116321.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO