Entrevistando imaginariamente a Marx sobre lo tratado en: El capítulo IV del Tomo II de “El Capital” (VI)

¿Cuál es el supuesto del que se parte al estudiar las formas generales del ciclo del capital?

Al estudiar las formas generales del ciclo, y en general en todo este libro II, partimos siempre del supuesto de que el dinero es dinero metálico, con exclusión del dinero simbólico, de los simples signos de valor que son especialidad de ciertos estados, y del dinero-crédito, que aún no ha llegado a desarrollarse. En primer lugar, porque éste es el proceso histórico: el dinero-crédito no tiene importancia alguna o tiene solamente una importancia secundaria en la primera época de la producción capitalista. En segundo lugar, porque la necesidad de este proceso histórico se halla comprobada también teóricamente por el hecho de que todo lo que hasta hoy han expuesto críticamente acerca de la circulación del dinero-crédito Tooke y otros autores los obliga a remitirse siempre al punto de vista de cómo se plantearía el problema a base de la circulación metal. No debe olvidarse que el dinero metálico puede actuar de dos modos: como medio de compra y como medio de pago. Sin embargo, para simplificar el problema, en este libro II partimos generalmente del supuesto de que sólo funciona en la segunda de estas dos formas.

El proceso de circulación del capital industrial, que sólo representa una parte de su proceso cíclico individual, se halla regido, cuando sólo actúa como un proceso dentro de la circulación general de mercancías, por las leyes generales expuestas más arriba (libro I, cap. III [pp. 58 ss.]). La misma masa de dinero, 500 libras esterlinas, por ejemplo, va poniendo sucesivamente en circulación más capitales industriales (o capitales individuales, en su forma de capitales-mercancías) cuanto mayor es la velocidad de circulación del dinero es decir, cuanto más rápidamente recorre cada capital individual la serie de sus metamorfosis de mercancías o de dinero. Por tanto, la misma masa de valor de capital requerirá para su circulación tanto menos dinero cuanto más funcione éste como medio de pago, cuanto más, por ejemplo en la reposición de un capital-mercancías por sus medios de producción, se limite a pagar simples saldos, y cuanto más cortos sean los plazos de pago, por ejemplo en el pago de salarios. Por otra parte, siempre y cuando que el ritmo de la circulación y todas las demás circunstancias permanezcan invariables, la masa del dinero que debe circular como capital-dinero, se determina por la suma de precios de las mercancías (el precio multiplicado por la masa de mercancías) o, partiendo de la masa y los valores de las mercancías como factores dados, por el valor del mismo dinero.


nicolasurdaneta@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1287 veces.



Nicolás Urdaneta Núñez


Visite el perfil de Nicolás Urdaneta Núñez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: