Combustibles biológicos naturales y combustibles biológicos industrializados

El término descarbonizar a la economía hace referencia a reducir las emisiones de CO2 de todos los procesos productivos. Sin embargo; cuando se hace referencia a reducir emisiones de gas carbónico, se entiende que este es un gas resultado de la combustión empleada por todo el aparato económico de un país siendo la economía el conjunto de procesos de producción, distribución, circulación y consumo.

Se inició con la desinformación de que el carbono estaba amenazando la vida en el planeta Tierra. Argumento que queda sin piso cuando se interpreta que el carbono es un elemento esencial para la vida ya que forma parte de uno de los veinticinco elementos biogenésicos, es decir; es un elemento indispensable para la existencia y continuidad de la vida en el planeta Tierra.

Mucho se ha hablado sobre este tema de los famosos biocombustibles, de los combustibles fósiles, los combustibles orgánicos, etc.

Un aspecto de suma importancia para tener en cuenta hay que ventilarlo desde las condiciones mismas de la producción o elaboración de los combustibles, sea cual fuere la clasificación que de ellos se haga.

Cuando nos referimos a biocombustibles debemos considerar cuál es el método para su obtención, si es natural o si se trata de un combustible obtenido mediante procesos de industrialización, porque si analizamos todos aquellos combustibles que dentro de su consumo al quemarlos produzcan gas carbónico (CO2) se trata de combustibles biológicos y si seguimos abriendo las explicaciones los podremos considerar como biológicos naturales o biológicos depredadores.

Dentro de los biológicos naturales se incluyen el carbón, el gas natural, el petróleo, dentro de los biológicos de predadores encontramos al biodiesel, etanol y al hidrógeno obtenido bajo cualquier forma por ser el hidrógeno el combustible que más se cierne como amenaza para la vida en el planeta Tierra. Son biológicos o biocombustibles depredadores todos aquellos que se deriven de la producción de alimentos, sean de legumbres, granos cereales o de cualquier especie vegetal o en su defecto se deriven de recursos vitales no sólo de alimentos, sino del agua en cualquiera de sus formas.

Todo sistema energético que utilice al agua como potenciador, suplemento y complemento es depredador. Si se fabrica una represa hidroeléctrica es depredadora dada el deterioro ambiental y la forma como se afectan la flora y la fauna, el sólo hecho de desviar el curso de un río ya es depredación ambiental. El utilizar agua como potenciador, es decir, vapor de agua para mover turbinas, es depredación. El uso de la contaminante, peligrosa y no biodegradable industria nuclear, con la nefasta tradición de Hiroshima y Nagasaki como el acto de barbarie ambiental y humana desatado irresponsablemente es depredación, ya que utiliza agua como refrigerante y como potenciador para mover turbinas y que además arrojan los desechos al mar o los exportan a países colonias. Hoy se nos revive el efecto Hiroshima y el efecto Nagasaki con las Chernóbil, las Fukushima y todas esas amenazas con "fines pacíficos".

Infortunadamente la gran mayoría de fuentes energéticas necesitan del uso de agua unas como refringente y otras como potenciador en combinación para poder funcionar.

No podemos ignorar el fallido plasma como supuesta alternativa energética, también será depredadora en la manera en que tendrá que utilizar agua como refrigerante y como potenciador para el caso de requerir mover turbinas. Esto del plasma seguirá siendo una utopía ya que el plasma eléctricamente no es neutro por consiguiente no podría ser considerado como materia, seguirán los shows propagandísticos y nada de nada.

¿Podríamos considerar la Basura Neoliberal Transicional (BNT) como energías limpias?

Atendiendo el interrogante arriba, la respuesta será no. Dado que estos mecanismos se presentan en un momento coyuntural y como una estrategia geopolítica del neoliberalismo, las supuestas energías limpias tales como solar, eólica o hidrógeno (cualquier denominación: verde, gris, etc.), se presentan como el paliativo transitorio y de un gasto innecesario mientras Washington define qué hará con respecto a la baja de sus reservas estratégicas y a la forma cómo negocia los precios del petróleo a nivel global, cómo logra sacarlo por vía académica, ambiental y diplomática para después caerle como ave de rapiña a precio de menos 1 dólar y esperando que los sistemas y las infraestructuras energéticas del planeta o de sus colonias empiecen a mermar y generar la baja productividad (deseconomía), sólo porque tienen celos del avance de la Federación Rusa y de la China en los que antaño fueron sus colonias y porque precisamente viven de la explotación de países débiles.

Resulta inconcebible que se destine siquiera un centímetro cuadrado de tierra del agro para satisfacer la demanda energética de un país, lo mismo que los aerogeneradores depredadores y contaminantes que afectan la fauna y el ambiente, no sólo con desechos de su depreciación, sino que se trata de sistemas raquíticos y frágiles e incompetentes a mediano y a largo plazo desde el punto de vista tecnológico.

Recientemente se habla de islas y parques acuáticos de aerogeneradores no alcanzando a comprender que este todavía es otro acto de depredación ya que como lo mencionamos anteriormente los pilotes estarán empotrados en el suelo marino y debido al movimiento de las hélices o aspas, esto producirá vibración y la velocidad del sonido en el agua es de aproximadamente 1590 metros por segundo, lo que afectará a las especies acuáticas de toda índole, contribuyendo a alejarlas de las zonas costeras para acabar la pesca tradicional y obligar a éstas especies a huir hacia aguas más profundas y fuera de las plataformas continentales para luego a través de trasnacionales pesqueras apoderarse de éstos valiosos recursos ,ya que pasarán a estar en aguas internacionales. Es la entrega de la soberanía energética a las trasnacionales, acompañadas de entrega de soberanía alimentaria marítima. Lo cual nos induce a pensar que efectivamente es el plan B de los agrocombustibles.

Colombia se entrega más al neoliberalismo paradójicamente en una época de cambio, situación que no se vivió ni en le época más acérrima y acentuada del neoliberalismo.

Cada país será el único responsable de la protección ambiental y se estará recordando que es un asunto de ética, de dignidad y de soberanía nacional. Además, no se puede permitir que cada país pierda su autonomía energética. Debemos aplicar el crecimiento compatible con seres vivos y hábitat y no el crecimiento sostenido que sólo hace apología a la depredación incontrolada. Con ello humanizaremos el modelo productivo y que cada país sea autónomo y soberano con su energía, eso sí que no conviertan nuestros países en botaderos de basura radioactiva o de desechos de toda índole tal como están acostumbrados a hacerlos. Recordando el caso de Japón que supuestamente solicitó permiso a la ONU para arrojar sus desechos radioactivos al mar y quién sabe desde cuándo los habrán estado arrojando y muy seguramente no sólo ellos, sino otros países que también utilizan la peligrosa y contaminante energía nuclear y después hipócritamente salen a "investigar" por qué muchas especies marinas como ballenas, delfines, focas u otros se "suicidan colectivamente" ,esto por estar colectivizando la contaminación provenientes de sus industrias. Se detecta que estos señores no tienen ética ni dignidad al ejecutar estas acciones depredadoras en contra de la vida del planeta.

Es responsabilidad de cada gobierno si utiliza la peligrosa y contaminante energía nuclear con los riesgos que ella implica, que depositen sus desechos el subsuelo de sus territorios y no en el de sus colonias y menos los socialicen a través de los mares y ríos. Recordándoseles que las fuentes energéticas más limpias y seguras seguirán siendo el petróleo, carbón y gas natural. La depredación seguirá siendo tras nacionalista (Trasnacional génica) en asocio con funcionarios corruptos de países anfitriones y no antropogénica como pretenden imponerla, porque precisamente se han sacrificado muchas vidas de líderes ambientales por defender sus territorios y sus hábitats de esas depredadoras y peligrosas transnacionales. Así que se solicita a la NASA que se rectifique de sus mentiras y la ONU si aún le queda dignidad que se reúna mediante rueda de prensa ofrezca disculpas y pida perdón a la humanidad por estar acolitando reuniones geopolíticas con funcionarios asesorados por "especialistas" que ni siquiera tiene la más remota idea sobre el tema tratado.

Lo que se avizora sobre el panorama energético es sombrío dado que el plan es utilizar los combustibles industrializados y como materia prima el campo, los alimentos y el agua como recurso vital ya que los presupuestos de componentes para vehículos eléctricos son escasos para la demanda que ésta requiere y se anticipa un fracaso en este mecanismo, razón por la cual buscarán el agua como materia prima para elaborar el hidrógeno y a los alimentos y al agro para producir el etanol. No sólo utilizan al campo para fotoceldas y aerogeneradores, sino también con la farsa de la "Biomasa" están destinando hectáreas de tierra para sembrar especies vegetales y quemarlas como "energías limpias". De allí que el acecho sobre estos recursos vitales sigue vigente y habrá más control sobre las economías y las poblaciones al controlar los alimentos y su productividad que a la final se trasmutará en ruina, miseria y pobreza para nuestros pueblos y todo para doblegarnos y dominarnos sin encontrar resistencia alguna. Por ello lo de la farsa del calentamiento global, cambio climático y "crisis climática" hay que analizarlo integralmente y con profesionales que conozcan el contexto, porque por lo visto escaseamos.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2102 veces.



José de Jesús Tejada Maury

Investigador científico y escritor

 jotema044@gmail.com

Visite el perfil de José de Jesús Tejada Maury para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: