Autocrítica ante un rumbo incierto de la Universidad Campesina "Argimiro Gabaldón"

Ciertamente, la Universidad Campesina de Venezuela "Argimiro Gabaldón" (UCVAG), es una síntesis de ideas y experiencias colectivas de una dimensión elevadísima, cuyo devenir , entre logros y caídas hasta fecha reciente, debemos asumirla sin evasiones no pretextos quienes parimos y echamos a andar a esta singular criatura.

Aun el recuerdo de aquellos primeros momentos, por el año 2011, en El Tocuyo, palpitan por la pasión con la que campesinos y campesinas hicieron suya la idea de una Universidad para el campo venezolano. Las primeras Aulas Integrales Campesinas en los lugares más apartados de nuestra geografía con el apoyo de la Escuela de Formación El Tonel de Diógenes, y la EPS Sandalio Linares cuyo principal mentor, el Camarada Yuset Guedez, fueron semilla originaria de esta labranza. Lo demás fue recorrer el país, hablar con algunos ministros, viceministros, amigos y amigas, y el invaluable apoyo del INTi bajo la dirección del Ing. Willian Gudiño, los actos de certificación del Plan Patria Campesina, los aportes de las Comunas y la alianza con la Red Nacional de Comuner@s. Todo ello es parte de esta historia que algún día deberá escribirse.

C:UsersSamsungPicturesPARA VIDEOlara el tocuyo.jpgC:UsersSamsungDesktopNueva carpeta (2)todfotos caraboboToolsIMG_20151201_111000.jpg

No vamos a culpar a nadie por los nubarrones que hoy se ciernen sobre lo que pudo haber redimido el sueño de educación campesina concebida en los propios territorios rurales, donde la deuda social con ese sector venezolano tiene varios aspectos pendientes. Tal vez el proyecto es demasiado ambicioso, o idealista, como algunos nos señalan, para nuestra modesta capacidad y particulares limitaciones para alcanzar su cristalización, y aquí nos expresamos los suscritos (Arnaldo Guédez y Nelson Ures) con la plena responsabilidad que nos corresponde ante el rumbo que hoy toma el proyecto. Dejamos abierta la posibilidad para que cualquiera de los tantos camaradas que también fueron precursores de esta idea, compartan total o parcialmente, o incluso adversen esta reflexión en el marco del fraterno debate que aprendimos de nuestros campesinos.

A veces la autocritica se hace de manera acomodaticia y no como parte de un balance franco en la perspectiva de avanzar, arrojando datos para la interpretación de una realidad que nos convoca en su constante flujo transformador a ser cada vez mejores seres humanos. Aspiramos que la nuestra merezca ese nivel.

Camaradas que empujaron este proyecto desde un inicio eran de la idea de que la Universidad Campesina debía tomar un rumbo más autogestionario, que permitiera labrar, en la praxis, las nuevas categorías de formación que íbamos construyendo y que el limitado esquema normativo del estado, aun enclavado en una vieja legislación universitaria del año 1970, vigente desde el primer gobierno del Dr. Rafael Caldera, no permitiría, por entrar en contradicción con la propia esencia de tal legislación. Hablamos desde un principio de Universidad de gestión popular, eran los tiempos cuando el Comandante Chávez abría el cause para que el poder popular diera pasos significativos en su protagonismo político; la Ley Orgánica del Poder Popular, la Ley Orgánica de las Comunas y otros tantos instrumentos jurídicos crearon un ambiente como para que nuestro poder creador desde la formación se pusiera en tensión. Pero la dinámica del momento también nos hizo optar por ajustar el proyecto a los requerimientos institucionales orientados desde el ente rector de la educación universitaria (he allí nuestro pecado original), lo que nos condujo a presentar, con mucho esfuerzo, el proyecto plasmado en un Modelo de gestión, un Reglamento de organización y funcionamiento y las primeras acciones políticas, para que definitivamente el 2 de mayo de 2014 fuera decretada la creación de la UCVAG.

Nace así la UCVAG, como un híbrido entre la tutoría ministerial y la visión de gestión popular que trascendía, a cada paso, de lo estrictamente normativo. Por ello desde el ente ministerial, algunos funcionarios poco entendieron esta construcción innovadora del pueblo, tal vez nos faltaron formas y mecanismos para hacernos entender y para manejarnos en la dinámica institucional que obviamente reclamaba su espacio e impregnaba su visión. O quizá, lo que se niega a morir, definitivamente no da oportunidad a lo que está por nacer.

C:UsersSamsungPicturesACTO PARQUE CENTRAL.jpg

Finalmente el modelo de educación emancipadora que privilegiaba al Consejo Social del Poder Popular Campesino por encima del esquema rectoral tradicional universitario, que acreditaba como docentes a Maestros y Maestras Campesinas como los activadores del proceso formativo, que destacaba como espacios de formación y trabajo las Aulas Integrales Campesinas en los propias parcelas o espacios productivos de nuestros campesinos, sucumbió, y los desaciertos direccionales, de las que formamos parte minoritariamente, propiciaron el momento para que se cerrara uno de los capítulos que ésta universidad comenzó a escribir en la historia de la educación venezolana. No descartamos, por supuesto, que otros y otras camaradas pudieran enrumbar, de mejor manera esta experiencia. Así lo esperamos de todo corazón.

Los signos de un modelo conservador universitario que se asoman en la gestión del actual equipo direccional nos llenan de natural preocupación. No quisiéramos ser pesimistas al respecto, pero hay una fibra fundamental en la esencia de esta universidad que hasta el momento se ha ignorado. Solo aspiramos que, sin que seamos indispensables en esta nueva etapa de la UCVAG, sean escuchados los diferentes camaradas que en más de 9 estados del país han entregado parte de su vida a este proyecto. Allí están facilitadores, Coordinadores y Coordinadoras de estado, Coordinadores y Coordinadoras de Aulas Campesinas, participantes, Maestras y Maestros Campesinos, Comunas, estudiantes del PNF en Agroalimentación (una gran mayoría de inscritos no ha podido ajustarse al modelo tradicional que se ha implementado), instituciones aliadas, quienes tienen aun mucho que aportar y forman parte de ese universo generado por la Universidad Campesina, más allá de los empleados o funcionarios que desde una oficina cumplen también una importante labor.

Pedimos disculpas por fallas involuntarias que bajo nuestra respectivas gestiones de seguro se pudieron haber presentado, disculpas profundas a los y las bachilleres de los municipios Andrés Eloy Blanco, Moran, Jiménez e Iribarren, aspirantes a cursar el PNF en Agroalimentación y a quienes en su oportunidad y siguiendo instrucciones del equipo directivo de ese momento le ofertamos una oportunidad de estudio ajustado al Modelo de Gestión Educativa Robinsoniano y Freideano en el cual creemos y fuera presentado ante el MPPEUCT, siendo diferente el que finalmente el actual cuerpo directivo de la UCVAG está ejecutando. Sabemos que muchos no pudieron hacer realidad sus aspiraciones.

Nuestra solidaridad con aquellos trabajadores de la UCVAG quienes se involucraron de buena fe en tareas de impulso de la universidad y que por una decisión nada justa quedaron fuera de una oportunidad de trabajo y desarrollo profesional.

Que las instituciones y organizaciones populares que albergaron en su mejor voluntad la posibilidad de establecer convenios o acuerdos para el desarrollo y ampliación de experiencias formativas perdonen la no concreción de esta noble aspiración.

Que los miles de participantes de las Aulas Campesinas en diferentes estados, quienes culminaron su Plan de Formación Patria Campesina II etapa, disculpen el retraso para el acto de certificación de su formación, Esperamos que el nuevo equipo, del cual ya no formamos parte, honre este compromiso.

C:UsersSamsungDesktopNueva carpeta (2)todFOTOS DEL TELEFcamara 2IMG_20150121_114122.jpgC:UsersSamsungDesktopNueva carpeta (2)todfotos caraboboDSC07251.JPG

Confiamos en que el Gobierno de nuestro valiente Presidente Nicolás Maduro, en medio de gigantescos retos y dificultades, ayude a disipar cualquier tropiezo que pudiera entorpecer la definitiva consolidación de la esencia emancipadora de esta universidad.

Por nuestra parte, desde cualquier trinchera, estamos prestos a seguir impulsando las categorías y contenidos formativos que desde ya, y a partir del legados de nuestros ancestros, forman parte del patrimonio del saber campesino venezolano y que de seguro fortalecerán nuestro socialismo indoamericano y bolivariano.

¡Viva Chávez! ¡Viva Nicolás Maduro! ¡Viva Argimiro Gabaldón¡

Barquisimeto, 04 de enero de 2018.

nelsonuresv@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 628 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter





US mp N GA Y ab = '0' /educacion/a257400.htmlCd0NV CAC = Y co = US