La historia de un venezolano que se fue EEUU, se devolvió y la mentira del fraude educativo venezolano

Hacia los noventas del siglo XX, Antonio Cárdenas que fue ministro de educación en el gobierno II de Rafael Caldera, sostuvo la infeliz tesis, que la educación en Venezuela había sido un fraude. Antes de esta infeliz idea, un gran conservador y patrocinador de una educación para las elitistas en Venezuela, estuvo por mucho tiempo, hablándonos de nuestra mala educación.

Muchos deben recordar, que en los años ochenta del siglo XX, se instaló una comisión que la denominaron comisión de notables, pero se identificó como COPEN. Estos notables se dedicaron a realizar un diagnóstico de la educación de Venezuela y concluyeron con un informe, que en su momento fue aparentemente muy debatido. Palabras más palabras menos; el informe ratificaba lo supuestamente pésimo de la educación en Venezuela.

Una verdad que comenzó y terminó siendo una mentira. La educación venezolana fue de la calidad (muy buena) que se propuso la llamada democracia representativa. Hoy continúa siendo de muy buena calidad. La profesora Lourdes Sánchez de la Escuela de Educación de la UCV, realizó una investigación para finales de los años noventa, en la cual demostraba, a partir de una muestra de docentes, que los educadores venezolanos tenían serias limitaciones para afrontar una lectura comprensiva. No era esta conclusión, una referencia que mostraba la mala calidad de la educación. Por el contrario, era un dato de su calidad, porque leer no es una acto de trabajar un libro, una revista, un periódico. Leer es entender realidades, que a veces se colocan en palabras, pero el objetivo era que no entendieran nada.

¿A qué viene esta historia o recuento?

Viene, porque justo este jueves 12 de septiembre, leí una información generada por un señor de nombre Freddy Duque[i], que decidió irse del país. La razón, según lo que escribió y entendí, fue porque tenemos un "sistema dictatorial". Mi punto no es rebatirle esa idea, sino mostrar a través de Freddy Duque, que esa idea del fraude y fracaso de la educación ayer y hoy es una tremenda mentira.

Supongo que este Freddy Duque, que realizó (sin riesgo) la del chivo que se regresa sin "esnucarse", no es un mamador de gallo. No sé qué es, pero seguro estoy, que tiene otras cualidades, menos la mamador de gallos. Freddy Duque, con cédula de identidad y fecha de nacimiento, vino al mundo en algún lugar de Venezuela; país, que mucho califican (lo he oído muchas veces) de pedazo de país. Casualmente, mientras "más educaditos son", es decir mientras más carrera hayan cursados, esa noción de pedazo de país es más nítida y contundente. No me lo van a creer, pero esto es un dato irrefutable de la excelente calidad del sistema educativo en Venezuela durante el siglo XX, porque ese fue parte de eso que en ese momento llamaban el currículo oculto.

Este Freddy Duque que tiene cuatro libros escritos según lo que dijo, un doctorado y antes de este doctorado logró dos maestrías; trabajó una vez de jardinero en Estados Unidos y la patrona lo trató mal por un momento, pero luego esta patrona al leer por un momento y a través de google, unas pocas líneas de su historia, la señora cambió de opinión, pero este Freddy Duque con dos maestrías, un doctorado y cuatro libros escritos no ha podido ser como su patrona, que le fue suficiente leer unas líneas para comprender algo.

Con doctorado, dos maestrías y cuatro libros escritos, Freddy Duque entiende muy poco. Freddy Duque entiende que en Venezuela hay un sistema dictatorial, pero en otras partes del mundo ha visto cosas pocas humanas, abusos, desprecios por las personas, discriminación que no es capaz de entenderla y de explicarlas. Es capaz sólo de acordarse de eso que vio, pero que no ha leído.

Eso sí, Freddy Duque sabe que en Venezuela hay un sistema dictatorial, pero también sabe que "en EEUU vale más la vida de un lagarto o ardilla que la de un ser humano inmigrante" y eso es nada. Freddy Duque, es capaz de decir que esto es así, pero no es capaz de explicarse eso y lo deja de ese tamaño. ¿Fue un fraude la educación en Venezuela?

Sabe este Freddy Duque, que en un país, que nos vende como el más humano del mundo y más democrático, una persona inmigrante, vale menos que una ardillita (que también vale) y no se puede ser feliz, pero donde él puede ser feliz, hay un sistema dictatorial. Una vaina bien genial. No es capaz de entender que ni un inmigrante ni una lagartija tienen importancia en EU.

Es increíble, este Freddy Duque, descubrió que es posible sentirse feliz en una sistema dictatorial, pero no se explica, cómo y por qué en la "cuna" de la democracia y del (supuesto) mejor sistema del mundo, un humano vale menos que una ardillita o una lagartija. Es decir, este Freddy Duque tiene un déficit profundo en cultura general, que no debe ser propio de un doctor. Aunque tiene este déficit, esa carencia es otro indicador de una educación en Venezuela que siempre ha sido de la calidad que se propusieron, porque como comprenderán supongo yo; la calidad es una cosa muy relativa. Eso de la niña, la pinta y la santa María o fue una vaina ociosa. La calidad tenía que ver con eso, repetir y repetir hasta el cansancio que nos descubrieron y que estos señores nos dieron el día de la raza, cuando llegaron en la pinta, la niña y la santa María.

¿Sabrá este Freddy Duque que es una bomba atómica? ¿Cuántos países en el mundo se han atrevido a lanzarla? ¿Sabrá este Freddy Duque, cuántos hospitales tienen Estados Unidos en el mundo para dar salud y cuántas bases militares tiene repartidas por todo el mundo y para matar? No lo sabe, apuéstenlo.

Algo debió pasar con Freddy es su momento de estudiante. Algo muy normal debió pasar cuando cursos estas dos maestrías y el doctorado. Sucedió simple y llanamente, que el paisano Freddy Duque es una bonita expresión de la calidad del sistema educativo venezolano, ayer y hoy.

Por lo menos sé que después de dos maestrías, un doctorado y cuatro libros publicados, este venezolano entendió esta corta frase de "jodido pero contento". Si después de ver lo que vio en Estados Unidos y en otras partes del mundo, comprendió esta corta frase, creo que aprendió más que en la dos maestrías, el doctorado y en el trabajo de publicar cuatro libros.

No digo que Venezuela sea la meca de la democracia y un modelo perfecto. No digo que en Venezuela no haya un sistema, cuyos líderes de lado y lado tengan sus rasgos de autoritarismo, pero este Freddy Duque con este curriculum vitae tan pomposo, que no ha entendido la gran dictadura del resto del mundo, es la perfección de un sistema educativo. Seguro que se fue con la idea de Venezuela como un "pedazo de país y de las bondades, oportunidades facilitas que tienen en cualquier parte del mundo. Esta es otra evidencia de la gran calidad del sistema educativo venezolano, porque fue diseñado para que en Venezuela o fuera de Venezuela; el país fuera eso un "pedazo de país".

No me imagino a este Freddy de politólogo, abogado, o sociólogo. Me lo imagino como PHD en las ciencias veterinarias. Pero si fuera PHD en veterinaria, cómo cree que en Estados Unidos una ardilla o una lagartija tienen importancia.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2715 veces.



Evaristo Marcano Marín


Visite el perfil de Evaristo Marcano Marín para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Evaristo Marcano Marín

Evaristo Marcano Marín

Más artículos de este autor



US Y ab = '0' /educacion/a253646.htmlCd0NV CAC = Y co = US