Universidades: fascismo, guarimba y muerte

Desde la I hasta la IV República, las universidades venezolanas se nutrieron de una pléyade de personas que se encargaron de reproducir el Estado burgués.

Hay quienes erróneamente señalan que son una élite. Nada más falso. Quienes han logrado mimetizarse en lo que la universidad venezolana ha sido históricamente, se sienten "élite", porque se han desclasado: unos alegan que vienen de abajo y son otra cosa, "clase media", profesionales, etc., y como tal, se merecen todo, ya que están por encima de los mortales; los otros, escondidos en lo atávico, asumen la pose estereotipada del intelectual, incluso sabiendo que nunca han buscado el saber, ni la verdad, sino un cierto saber, una verdad muy relativizada y adaptada a las conveniencias y vaivenes.

Por esto, las universidades venezolanas, las emblemáticas, hoy, en la V República siguen siendo reproductoras del Estado burgués, en franco enfrentamiento con un nuevo Estado en pugna que no ha logrado imponerse, el Estado bolivariano, socialista y chavista, por ende, al servicio de la Comuna, que es decir, del Pueblo.

Igual suerte corren todas las universidades privadas y las creadas en los últimos quince años: reproducen a las del Estado burgués, en sus pensa de estudios, en su estructura organizativa, en la noción y fundamento de universidad, en la discriminación entre "Comunidad académica " y "Comunidad universitaria".

Por las razones antes expuestas, las prácticas y forma de subsistencia de las universidades creadas hasta la IV República, son cada vez más fascistas, porque se creen una "élite", es decir "arios intelectuales", puros y alejados del pedestrismo del Pueblo, razón por la cual imponen sus formas de vida como verdad absoluta y fuerzan por la restauración del Estado burgués.

Esto explica el que para un grupo de rectores nucleados en la AVERU tengan más importancia los dictámenes de un funcionario de cuarta categoría de la Embajada de EEUU (es decir, el que con megáfono en mano insulta al gobierno de Venezuela y a los chavistas en las colas que pagan en dólares los aspirantes a visas), que cualquier orientación que pueda dar el ministro de la Educación Universitaria, Ciencia y Tecnología (MPPEUCT), en cualquier Consejo Nacional de Universidades (CNU).

Rectores de AVERU, con profesores asimilados por el Departamento de Estado de EEUU y colaboradores de la Central de Inteligencia Americana (CIA), a cambio de dólares, viajes y confort: desacatan al Tribunal Supremo de justicia (TSJ) y no llaman a elecciones con reglamentos que respeten el derecho al voto de obreros, empleados, egresados, estudiantes y profesores convencionales; ingresan cada día más, personal administrativo, profesores y estudiantes que respondan a esa ideología fascista, con mayor o menor grado, ya sea en las universidades que controla el Opus Dei (cuya expresión son PJ y VP, formados en la Secta TFP), ya en las de empresarios, reductos de AD y COPEI; siguen en su agenda de ingreso estudiantil por la vía de las Pruebas Internas, discriminadas y sectarias, sin hacerle caso alguno al MPPEUCT; manejan el presupuesto universitario, con toda la discrecionalidad posible; segregan y anulan a toda persona y circunstancia que representen un riesgo a su estatus quo universitario; conspiran abiertamente para derrocar al gobierno y hacen uso de la masa estudiantil, para moverla como ejército de autómatas hacia la muerte, de la que ellos son artífices, porque han orquestado las "guarimbas", que son barricadas callejeras, con un contingente de muchachos y muchachas que previamente mandaron fuera del país, con la fachada de intercambios estudiantiles o cursos, en donde aprendieron técnicas de terrorismo y caos, que luego aplican contra sus iguales, con el objetivo de generar un conjunto de condiciones que favorezcan una incursión armada y rebelión que deponga al Presidente Nicolás Maduro, al igual que lo intentaron antes contra el Comandante Hugo Chávez. Todo esto lo han hecho con absoluta impunidad.

Es un hecho público y notorio, que retorcidos activistas universitarios, se comprometieron en poner su cuota-parte para la arremetida contra el Pueblo, en guarimbas asesinas que tienen planificada con miembros Fedecámaras-Venamcham, la que cumple con el Desabastecimiento Programado, todo por mandato de la Embajada estadounidense en Venezuela. No podemos olvidar que las incursiones del 2002 y las guarimbas del 2013 y 2014, dejaron un esterero de muertos, que nada los resucitará.

Las consecuencias de todo el daño que han causado, desde estas universidades, personas dañinas y maleadas por su fascismo, es inconmensurable.

Hoy, nos encontramos en una encrucijada, entre dejar que sigan en sus prácticas fascistas, reproduciendo y formando contingentes de fascistas al servicio del Estado burgués en estas universidades públicas y privadas, o transformarlas radicalmente, sin miramientos errados de costos políticos, teniendo como norte al Pueblo, desde una nueva universidad al servicio del Estado Comunal.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1449 veces.



Luis Alexander Pino Araque


Visite el perfil de Luis Alexander Pino Araque para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /educacion/a200955.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO