Dolarización versus babelización monetario financiera

Los venezolanos hoy estamos invadidos de una dolarización, de hecho y de derecho, que sólo un estúpido o un cínico se atrevería a negar su existencia. Igualmente, proponer el simplismo de prohibir ahorita, en el 2019, en el territorio nacional la moneda estadounidense, el Dólar (U.S. $), sería tan útil como un cenicero de moto y sería tan cumplida dicha resolución, como lo fue algo que sus creadores dieron en llamar "Precios Acordados", que en el argot popular llaman "Precios Alocados", por cuanto nadie cumplió dicho acuerdo, pese a que los artífices fueron todos los que a su vez se beneficiaron con dólares preferenciales a la extinta tasa DICOM y otras prebendas y exenciones impositivas.

En fin, la dolarización es una realidad de hecho, porque todo se transa, se compra y se vende en dólares estadounidenses, como ficticia o relativa garantía de preservar el valor adquisitivo de lo ganado, gracias a la desenfrenada hiperinflación, cuyas alzas en los precios, en el último año, varía dos veces al día, siempre con tendencia al alza de los precios de alimentos, productos y servicios de todo tipo, aunque en algunas ocasiones el Dólar ha bajado algunos puntos o bolívares (por ejemplo, de 6.300 Soberanos a 5.800), como práctica que usan quienes mueven los grandes capitales y manejan las plataformas de precios de divisas, para enganchar algunas masas de dólares remanentes y remolcar el precio de esta divisa estadounidense.

Y, cada ciudadano común, a fuerza de golpes ha aprendido que si cambia un miserable sueldo que cobre hoy en dólares al precio que fuere, pues podría mañana o en unos días contar con esos 6,66$, para recambiarlos si sube el precio o comprar la Harina PAN al precio anárquico e impune que nos impone Lorenzo Mendoza y su Grupo Polar, mientras que, desde el lado del Ejecutivo Nacional, las medidas puntuales en materia económico-financieras han sido un rotundo fracaso, entre otras debilidades, las que todos los trabajadores honestos hemos pagado con nuestra ruina y las de los hogares venezolanos, con la ceguera y complicidad de quienes -se supone- tienen vela en este entierro, me refiero al Directorio de la Banco Central de Venezuela (BCV), la Superintendencia de Bancos, la Superintendencia del Petro, la cartera ministerial del área económica, en donde resulta que casi que el único ministro ubicado en esta realidad que afecta al sector agrario anda haciendo maromas y ha fortalecido a este sector (pese a las adversidades y agudización de la crisis económica), no sin el torpedeo de los propios camaradas que aceleran su campaña para sacarlo del gobierno, al igual que quienes manejan y han resistido con Bolívares nada Soberanos, hiperdevaluados, para mantener a gigantes como CANTV, MOVILNET, la Energía Eléctrica, el Metro de Caracas (sistema de trenes que hoy está de lo más abandonado posible y en pleno colapso de todo tipo: económico, material, de infraestructura y de valores). Y, pareciera que nuestros queridos y queridas constituyentistas viviesen en Narnia, porque de esta materia, la Soberanísima Asamblea Nacional Constituyente (ANC) nos ha defraudado a propios y a extraños, gracias a su pasmosa inutilidad, que no pasa de meras superficialidades, con uno que otro discurso, que de allí no pasa. Aún esperamos por ellos, sin mucha ilusión. Y no podemos obviar que la cartera de Vivienda y Hábitat ha resistido y sigue construyendo las viviendas dignas, aunque con marcha lenta, cuando la cadena de pobreza y de miseria está creciendo a pasos agigantados.

De PDVSA, con tanto que robaron los corruptos que la destrozaron, más los ataques desde el gobierno estadounidense, sumado al robo de la Filial CITGO y de sus haberes en divisas extranjeras e instalaciones, con el añadido del boicot con los cargueros y falta de insumos de manera deliberada, el hecho de que PDVSA hoy siga boqueando y proveyendo de gasolina y gas, aunque de manera muy deficiente, nos habla de un personal que está resistiendo contra viento y manera, lo que apunta a un resurgimiento y nos obliga a todos a mover el coco, para proponer y aplicar mecanismo que eviten que los dólares, euros, yuanes, rublos, rupias, peos y chapas que nos ingresen por el trabajo y negocio petrolero, no se pierdan en más genialidades en beneficio de los ricos y corruptos. Una reingeniería total de PDVSA, con apoyo y asistencia técnica de aliados como China y Rusia, nos ayudaría a rediseñar una renovada PDVSA a prueba de corruptos y de boicots.

Ahora bien, con todo y este modesto escenario dantesco, apenas esbozado, grosso modo, tenemos trabajadores que aún van a cumplir sus labores cuando saben que los sueldos de Narnia en Venezuela no alcanzan ni para cubrir el pasaje de tres días de trabajo y que con esos sueldos solo les alcanzaría para comer un solo día al mes, aunque esto parece que ni lo sospecha el actual ministro del Poder Popular para el Trabajo y demás yerbas.

Pero, con este escenario, las réplicas del bluf del golpe fallido del 20 de abril pasado, convocado por el babiecas autoproclamado, se repetirán hasta que un Pueblo arrecho se sume y la vaina se ponga fea para la vida pacífica y la democracia, lo que nos pondría, en manos de la extrema derecha que fuerza por la toma del poder político y la entrega de todos los recursos energéticos y minerales al imperio estadounidense.

Y, con este escenario económico que no da muestra de cambios favorables por ningún lado, si vamos a unas elecciones, se estaría garantizando que el más imbécil de los opositores de la derecha recalcitrante gane las elecciones presidenciales ante cualquier candidato chavista, así sea el mejor de los chavistas y perderíamos en todos los escenarios electorales, si nuestro Presidente, los gobernadores, los constituyentistas, y el resto de quienes controlan los poderes del Estado no rectifican a tiempo.

Soluciones a corto, mediano y largo plazo a la crisis económica en Venezuela sí las hay. Por supuesto, esta circunstancia monetario-financiera, con personajes como José Guerra y sus secuaces no la van a entender, ni yo se la voy a explicar.

Pero, en lo que respecta a la dolarización en Venezuela, podemos conjurarla haciendo una "Babelización Monetario-Financiera", en el que se confunda el manejo por necesidad, familiarización, atractivo y uso de otros tipos de monedas que se sumen al cono monetario, con Petros y otras criptomonedas de uso mundial como el Bitcoin et al, euros, yuanes, rublos, pesos, dólares trinitarios (Dollar TT), Reales y todas las que puedan entrar en el juego de intercambio comercial con beneficios mutuos en forma inmediata, acompañado de las siguientes medidas complementarias entre otras y sin la ridícula exclusión del dólar estadounidense:

- Ante la centrífuga de dólares que entra desde Colombia a Venezuela (la que opera así; compran pesos colombianos en Apure, Táchira, Barinas y Mérida, pasan al lado colombiano y compran dólares estadounidense a bajos precios, que luego pasan a Venezuela y los revenden a la tasas que imponen los marcadores paralelos de quienes controlan el mercado de dólares en Colombia y en alianza con la banca privada venezolana que ha puesto las grandes masas de billetes que se fugaron, para luego, volver a revender infinitamente los Bolívares por pesos y dólares, como centrífuga), propongo, utilizar la misma centrífuga a la inversa en detrimento de Colombia en lo monetario-financiero (el cómo, hasta las piedras lo saben);

- Ante la fuga de alimentos procesados y ventas a futuro de animales, frutas, hortalizas, legumbres y café, desde Venezuela hacia Colombia, Brasil, Aruba, Bonaire y Curazao, en lugar de limitarlas, prohibirlas o perseguirlas, juguemos a fomentarlas como política de Estado, haciendo legal ese contrabando que ha enriquecido a unos poquitos, y, desde ahora, sobre la base de producción, generando excedentes y saturación de mercados, ofreciendo a los productores semillas, Petros, euros, transporte, se estaría propiciando un retorno de divisas hacia Venezuela, con riqueza productiva sobre la especulativo-financiera y abatiendo la inflación, seguiríamos garantizando el alimento a lo interno de Venezuela y del Norte de Santander que está desasistido por los gobernantes colombianos, mientras que fortaleceríamos nuestra relación con el Pueblo colombiano, aunque sus gobernantes sean nuestros enemigos;

- Acelerar la creación de plataformas de compras electrónicas para todos los ciudadanos venezolanos con las empresas y comercios existentes en los países aliados en cualquier rincón del mundo, que sustituyan la hegemonía y bloqueo de Amazon (EEUU) y de E-Bay (Europa) y abramos todas las facilidades posibles con empresas de aéreas y navieras de carga que sean posibles:

- Crear con la banca del Estado Venezolano un nuevo tipo y modelo de "Tarjeta de Crédito Multipolar", que sustituya desde ya a Visa, Master, American Express y que entre en el mercado de sistemas crediticios bancarios de los países del nuevo mundo Multicéntrico y Pluripolar, los del MNOAL, ALBA-TCP, PetroCaribe, Caricom, etcétera;

- Abrir agencias y establecimientos de bancos extranjeros, chinos, indios, rusos, turcos, cubanos, vietnamitas, coreanos, iraníes, sirios y todos aquellos que deseen incursionar en el mercado venezolano;

- Crear capacidad de compra y consumo de todos los trabajadores, repotenciando todas las cajas de ahorros públicas y privadas, al inyectarles Petros con bajos intereses;

- Crear y propiciar Bonos de Producción consolidada y demostrada de cada trabajador, en divisas extranjeras variadas, sin incidencia en el salario y las prestaciones sociales de los trabajadores, mientras dure el período de crisis económica y los indicadores inflacionarios sean controlados a niveles normales (ya en este sentido, el sector privado ha tomado la iniciativa de manera favorable, entre sus trabajadores);

- Recalcular todas las prestaciones sociales de los trabajadores, de acuerdo con los índices inflacionarios, para generar liquidez y garantizar el buen vivir de los jubilados y pensionados.

En fin, es posible devolver la pueblo trabajador, a los honestos, el buen vivir. Hay que rescatar la vida social que ha perdido el Pueblo trabajador. Esto está en manos del Presidente Nicolás Maduro y de cada uno de los constituyentistas de la Soberanísima Asamblea Nacional Constituyente. Y "dejemos que los perro ladren".

NOTA NECESARIA:

- Huawei: se trata de una guerra electrónica, en la que la gran posicionada en el mundo será la empresa china Huawei. El temor de las corporaciones estadounidenses y sus aliados es la alta tecnología china y la de esta empresa, en particular. En poco tiempo se notará aún más la superioridad de los equipos de telefonía celular y a costos que pondrán en la bancarrota a más de uno de la competencia, cuya franquicia es estadounidense. Venezuela, por lo que dejó escurrir el Presidente Nicolás Maduro, como que va a entrar a la tecnología 5G antes de la salida de Donald Trump y primero que el imperio estadounidense, gracias a la transferencia tecnológica china y de la empresa Huawei hacia la venezolana CANTV-MOVILNET, la que también es objeto de denostación por algunos interesados en picarlas y privatizarlas. Aprendamos a convertir todo ataque, en una oportunidad para nuestra fortaleza.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1302 veces.



Luis Alexander Pino Araque


Visite el perfil de Luis Alexander Pino Araque para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /economia/a279000.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO