¡Misterio de la Ciencia!

Esperando la Acción de los Funcionarios de la Revolución, se le cayó la casa a una familia en Maracaibo

A la Señora Delia Vizcaíno de Lozano y al Señor Alfredo Lozano, se les cayó la casa y está viviendo en la más absoluta indigencia, con los hijos regados en tres casas, porque nunca la atendieron, ni le brindaron su ayuda. No han querido ayudarla, quizás porque muchos funcionarios públicos en el Zulia les deben supuestamente algún tipo de favor al Sr. Luis Urdaneta y a su hermano Michell Urdaneta. A lo mejor ellos y ellas consiguieron una “casita” en “Altos del Sol Amada” para ellos o para sus familiares.¡Misterio de la ciencia!

¿Quién es la Señora Delia Vizcaíno de Lozano? Una alfabetizadora de la Misión Rivas, casi la mitad de la gente de los barrios Las Tarabas, las Corubas y Ziruma, aprendieron a leer con esta revolucionaria, a tiempo completo. Ha trabajado a brazo partido por todos los procesos electorales y de referendos. Siempre trabajando por la Revolución y sin embargo esto no le ha servido de nada en el momento de no ser atendida por los funcionarios públicos de los diferentes Ministerios y de la defensoría del Pueblo. No puede ser que quienes se dedican a servir al prójimo con desinterés y amor, tan solo reciban la indiferencia de quienes se perciben como servidores públicos. La señora Delia es desde que surge la Misión Robinsón, alfabetizadota incansable hasta el día de hoy en el barrio Las Tarabas en la calle 61A, en la casa Nº 15B-51, casa que servía de sede a las campañas medicas y a otras actividades a favor de las comunidades de Las Tarabas, Ziruma, Los Sufridos, Las cuarenta y Las Corubas. Allí está arrimada, porque la casa se le está cayendo poco a poco, hasta que algún organismo público se compadezca de esta familia. ¿Habrá alguno? ¡Misterio de la Ciencia!

¿Quién es el Sr. Alfredo Lozano? El esposo de la Sra. Delia, Revolucionario cabal y de tiempo completo, trabajador del volante y transportista de los diferentes procesos electorales y de referendos, trabaja gratis, pero eso no le ha importado a nadie. La persona en cuestión se llama Alfredo Lozano, CIV: 4742865, y el vive en una casa en las Residencias " Parque Residencial Altos del Sol Amada". En la Avenida Urdaneta, casa Nº 67. Decir que vive en una casa es mucho decir, porque esa casa se le vino encima a él y toda su familia. Esta casa la Construyó una contratista pagada por el gobierno nacional, y al poco tiempo empezó a caerse y ha quedado prácticamente en la calle con toda su familia. En esta compañía se burlaron del Sr. Alfredo Enrique Lozano Paz, CIV.: 4742865, al ofrecerle supuestamente una solución a su situación y no responderle. Hasta ya le dijeron que la compañía ya no existe. Ya no hay quien se haga responsable por la tragedia de esta familia venezolana y útil a la revolución. Dicha constructora se llama "Constructora IMCA", ¿Será posible que este siga siendo un país en el cual los ricos y poderosos siguen ostentando todos los beneficios y los pobres estamos condenados a ser olvidados y marginados? ¿Tenemos derechos los pobres en esta revolución bolivariana? Mi constitución y la del señor Lozano, la tuya y la del presidente Chávez nos garantiza la igualdad de derechos a todos y a todas. Yo lo creí y lo sigo creyendo con todo mi corazón, la familia Lozano tiene una confianza en esta revolución y en la Constitución que todos y todas nos dimos. ¡Misterio de la Ciencia!

Puedo decirle que muchas de esas casas fueron, supuestamente un gran fraude en el cual fueron engañados muchas familias que de buena fe recibieron unas casas que representaban una gran bendición y un gran agradecimiento al gobierno nacional. Quizás esto no sea conveniente sacarlo a la luz publica, porque a lo mejor señalaría algo inapropiado a lo interno de la Revolución, pero resalto que si no se atienden a tiempo y adecuadamente, la oposición lo tomará como bandera y arma en el momento que ellos y ellas lo crean conveniente, entonces si hará un verdadero daño a la Revolución. Este hombre fiel se ha rehusado a salir en Globovisión y en otras televisoras nacionales y regionales, por su fidelidad a esta Revolución Bolivariana. Hasta le han ofrecido dinero y a mi esto me consta personalmente, este hombre lo ha rechazado a pesar que está desempleado y en una situación difícil, actualmente se gana la vida en su carrito en la línea interna de la Universidad del Zulia. El es ejemplo a muchos de nosotros y nosotras. El carro del Sr. Lozano mueve cuando es necesario a los médicos cubanos que trabajan en el sector Las Tarabas, él y otros compatriotas del sector lo hacen de manera desinteresada, porque son cristianos y revolucionarias verdaderos. ¡Misterio de la Ciencia!

A eso tenemos que someternos muchas personas que somos fieles al PSUV, nadie nos para, solo tienen atención en los diferentes órganos gubernamentales en el Zulia, quienes son contrarrevolucionarios y quienes financian a los enemigos de esta Revolución Bolivariana. ¡Misterio de la Ciencia! El Sr. Alfredo no ha podido conseguir nunca un empleo. Conozco a muchos militantes humildes del PSUV que fueron sorprendidos en su buena fe, por los “Asesores revolucionarios” de proyectos de Cooperativas y Proyectos, que al saber que Dichos proyectos podían ser productivos, les robaron la idea y se las vendieron a otros y a otras las ideas y proyectos. ¡Misterio de la ciencia!

Muchos de los “tecnócratas” de la antigua PDVSA, están dando clases en las universidades creadas por el presidente Chávez y muchos profesionales Revolucionarios no pudimos entrar a dar clases en estas casa de estudios superiores. ¡Misterio de la Ciencia!

Que injusticia para con unas familias venezolanas que han sufrido la calamidad de ver caer sus casas "NUEVAS" y que ahora están sin techo. El señor lozano y su esposa están durmiendo en la casa que se está cayendo y los hijos están durmiendo en el barrio Las Tarabas, en la casa de la mamá de la Señora Delia.
Si usted quisiera comunicarse con el señor Lozano o con su esposa, por favor comuníquese con ellos al siguiente teléfono: 0412-6467013. Allí están prácticamente asilados, ante la situación que están viviendo. El día que la Señora Delia y el Señor Alfredo reciban la respuesta necesaria ese día estaré dedicando la celebración dominical de la comunidad de fe, al gobierno nacional, a la Defensoría del Pueblo y a los trabajadores que trabajen para solucionar esta situación. Estoy convencido que llegará el momento en el cual le van a responder a esta familia que te aprecian y apoyan al Gobierno Revolucionario del Presidente Chávez. Ojala y no sea para darles una condolencia por algún derrumbe de sus casas.


obedvizcaino@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2488 veces.



Obed Juan Vizcaíno Nájera


Visite el perfil de Obed Juan Vizcaíno Nájera para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Obed Juan Vizcaíno Nájera

Obed Juan Vizcaíno Nájera

Más artículos de este autor