¿Sabotaje o simple falla?

No hay elementos ciertos que podamos manejar para determinar que lo sucedido el día ayer sea un sabotaje, pero sí podemos asegurar que la institucionalidad está preñada de desafectos a nuestro proceso político.

Comparto la tesis de que todos somos venezolanos y constitucionalmente tenemos garantizado el derecho al trabajo. El Estado Venezolano (Gobierno Revolucionario) tiene la potestad y obligación de que este precepto constitucional se garantice.

De igual forma no debemos ser marginados ni excluidos por nuestra posición o naturaleza política, eso se entiende.

¿Debemos ser complacientes con aquellos sectores que aun trabajando en las instituciones del Estado, atentan contra éstas en prejuicio del pueblo venezolano?

Muy por encima de nuestras posiciones políticas está el derecho de todos a recibir servicios de todas las instituciones públicas, el anteponer nuestros derechos y la prevalecencia de lo que algunos consideremos justo, no debe ser la causante ni la justificación para vulnerar e interferir en contra de las mayorías.

Considero que lo ocurrido el día de ayer (apagón) es propicio para reflexionar en manos de quién se encuentra la dirección operacional de nuestras empresas estratégicas, no basta con nacionalizarlas o expropiarlas, debemos tomar el control operacional de las mismas con personal altamente calificado y totalmente comprometido con la Revolución. Se hace necesario nacionalizar las operaciones de empresas de servicio del Estado Venezolano.

La Revolución Bolivariana sigue subestimando al enemigo, enemigo que nunca ha dejado de persistir en sus planes para derrocar a uno de los gobiernos más democráticos de la Venezuela contemporánea. Muchos "revolucionarios" tienen hoy como meta el enriquecimiento súbito, producto, no del trabajo y la constancia, sino como consecuencia de la corrupción, han dejado de soñar en pro del pueblo marginado y excluido, sus intereses son en demasía personalistas contraviniendo principios fundamentales en la construcción del Socialismo, que ha dejado de ser prioridad para ellos.

Debemos, por conciencia y compromiso, asumir el papel de vanguardia que la Historia nos ha endosado.

Reestructurar la administración pública hoy más que nunca tiene una vigencia histórica que ha de garantizar la continuidad y consolidación.

NO HAY MÁS EXCLUYENTE QUE SER POBRE.

Patria, Socialismo o Muerte…
Venceremos

http://chamosaurio.blogspot.com/
http://chamosaurio.wordpress.com/

chamosaurio@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4272 veces.



Ricardo Abud

Estudios de Pre, Post-Grado. URSS. Ing. Agrónomo, Universidad Patricio Lumumba, Moscú. Estudios en Union County College, NJ, USA.

 chamosaurio@gmail.com

Visite el perfil de Ricardo Abud para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Por los Derechos Humanos contra la Impunidad


Revise artículos similares en la sección:
Energía y Petróleo para el Pueblo


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social



US mp N GA Y ab = '0' /ddhh/a56141.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO