Inseguridad, Hummer y mi perolito

Es indudable que el tema de la inseguridad tiene más pegada que la reforma y que los mismos porcentaje de popularidad del camarada Chávez. Hace tres días fui al velorio del hijo del camarada Don Ojeda, quien tuvo que venir de Caracas a enterrar a su hijo victima de la violencia nocturna, que cada vez aterra más a los marabinos. Aquí en Maracaibo los partes policiales y titulares de fin de semana te paran los pelos. En mi barrio Santa Lucia, en lo que va de año se han producido más de diez muertos, entre niños asesinados y jóvenes trasgresores de la ley, que sus armas son más grandes que los pantalones que cargan. Al bombero que me surtía de gasolina a mi carro, está convaleciente de unos tiros que le dieron para quitarle la venta del día.

Pudiera terminar mi escrito sobre casos y casos; pero es el caso que hoy salí a almorzar con mi familia en mis mazdita 93, y ¡Ho Justicia Divina!, cuando regresé al estacionamiento del restauran, así de golpe y porrazo ingresé a las estadísticas de venezolanos victima de la inseguridad, con los mismos temores, dudas y angustia de todos los mortales de este país.

¿Que hacer?, ¿denuncio el hurto de mi cacharrito a los cuerpos policiales o espero a que me llamen los ladrones? Y si denuncio y la policía me delata con las mafias del robo de vehiculo. No, mejor trato de hablar con cualquier Juez para que hable con cualquier Comandante amigo, que es amigo del que comanda las mafias de cobra vacuna y roba vehículos, que a su vez debe saber, cual fue el jockey que jineteó el caballito de batalla de la casa. ¿Será mejor que escriba sobre mi tragedia para ver si algún funcionario lee esto y se conecta con los chamos que cargaron con mi achacoso mazdita?

En fin todo está revuelto, los ladrones son policía y los policías son ladrones, y para esto no hay respuesta ni en la reforma; pero porqué han de fijarse en mí, que estoy más pelao que talón de lavandera, y no en tanto “chavista” corrupto que aquí en el Zulia y en el país se pavonean con sus Hummer y cuanta camionetota importada se les ocurre comprar, allá en las madrigueras del imperio que dicen combatir. Ya me lo decía un viejo compinche guerrillero, que hoy anda alzo en armas pero contra la corrupción:

“A estos corruptos “bolivarianos” que se aprovechas del esfuerzo y las convicciones de Chávez, no hay que denunciarlos, hay que expropiarlos, porque eso les duele mas”. Hoy le doy la razón, ¡coño! porque como estoy chillando que me hayan expropiado mi perolito.


douglas.zabala@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2299 veces.



Douglas Zabala


Visite el perfil de Douglas Zabala para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Douglas Zabala

Douglas Zabala

Más artículos de este autor