El helicóptero anuncia tempestad

El vuelo del helicóptero anuncia tempestad, es el futuro lo que debemos analizar: cómo reaccionó el gobierno, cómo lo hizo la población, y de allí concluir cómo hacer frente a las señales de la realidad. Veamos.

El incidente no se puede considerar aislado de la crisis profunda que vivimos, que reclama pronunciamientos de las fuerzas vivas de la nación. Hoy voló un helicóptero impulsado por esa crisis, ¿quién aparecerá mañana? Ya la derecha desarrolla su plan con las manifestaciones, los trancazos. La masa sin jefatura se lanza al saqueo, se muestra cimarrona, y ¿el gobierno?, ¿qué hace el gobierno?

El gobierno, vacío de ideología, sólo puede tener una conducta marginal: personaliza la política. “La Fiscal es maluca”, “Rodríguez Torres es traidor”, “todo está bien, lo malo es culpa de ellos, el gobierno es víctima”; “Trump era bueno pero mal aconsejado, ahora es un sucio”. No hay causa profunda, todo obedece a la mala voluntad de los vecinos. No hay crítica, no hay análisis. Y así, sin conciencia, el gobierno se consume, se acerca al abismo. En estas condiciones, desesperado, sólo puede mentir y reprimir, esos son los emblemas del fascismo. El linchamiento moral de la Fiscal y ahora de Rodríguez Torres, la vendetta contra ellos, es sólo un preámbulo de cómo intentan solucionar sus problemas cada vez más agobiantes.

Todo lo que hoy le pasa a la Revolución es consecuencia del abandono de la ideología, de haberse rendido al pragmatismo del lumpen sindicalero, a resolver los problemas atropellándolo todo sin importarse por sus consecuencias futuras. De esa manera, barrieron la ética social que Chávez venía construyendo, estimularon la moral del individualismo, de la recompensa material en detrimento de la recompensa espiritual. El sálvese el pueda sustituyó a la conciencia del deber social.

Estamos en una situación grave: las instituciones que mantenían la cohesión social fueron arrolladas por la costra del gobierno. Primero castraron al parlamento, después a la Fiscalía; desprestigiaron al cne, que pone trabas al referéndum y vaselina a la constituyente; desprestigiaron al tsj, lo convirtieron en símbolo de la ira de los frustrados que lo ven como un ministerio del gobierno; por último, desacreditaron a la Constitución del 99, ahora hay que hacer otra. Así la pregunta angustiante es hasta cuándo el país puede funcionar así, sin gobierno, sin causa, sin instituciones, sin ley.

Está claro que el helicóptero anuncia tempestad, algo, alguien llenará el vacío. Que sea la democracia burguesa es remoto, sus instituciones están derrumbadas, es necesario una reingeniería total que amerita fuerza, no una... Que sea una dictadura es muy probable. Si tomamos el helicóptero como un ensayo veremos que la reacción del gobierno fue sólo del aparato militar. La masa, el partido, la gente, o se alegró o se inhibió, sólo atinó a apelar a las acusaciones personales, ninguna razón para pelear, sólo acusar de engendro al piloto, de un plumazo lo despojó de derechos humanos, como hace el olp.

Es la hora del Chavismo auténtico, el Socialista, sólo él puede dar a la masa razones sagradas para luchar, para enfrentar al fascismo que asoma. Si un piche helicóptero movió el piso de la sociedad, imaginemos un pronunciamiento de una figura histórica del Chavismo auténtico qué puede hacer.

La masa huérfana, la historia, esperan…


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4008 veces.



Toby Valderrama Antonio Aponte

elaradoyelmar.blogspot.com

 elaradoyelmar@gmail.com      @elaradoyelmar

Visite el perfil de Toby Valderrama Antonio Aponte para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Toby Valderrama Antonio Aponte

Toby Valderrama Antonio Aponte

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Por los Derechos Humanos contra la Impunidad


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad



US mp N Y ab = '0' /ddhh/a248385.htmlCd0NV CAC = Y co = US