La UNICEF calla, luego, otorga que la MUD abuse de niñitos

Tuve una vez a mi alcance, de Oriana Fallaci, el testimonio de “Carta a un niño que no llegó a nacer”, pero para entonces -sería a finales de los años setenta- la policía política andaba enguapetada contra los jóvenes rebeldes y aunque yo nunca rompí un plato me echaron el guante tal vez porque me confundieron con uno de ellos, así que se llevaron mi ropita, un pantalón Rutton talla 28 y que me quedaba ancho, una camisita, algunas franelas y dos libros, el citado y otro de Jorge Lukacs, “Historia y conciencia de clase”, dos libros que, como el niño que no llegó a nacer, yo no pude escarbar y, hasta el Sol de hoy.

Mas, al grano, se supone que la UNICEF es el organismo de la Organización de naciones Unidas -ONU- para la atención de la infancia preterida, pero dicho organismo no dice ni pío ante el inaudito abuso de la oposición venezolana MUD que está reclutando niños para emplearlos como carne de cañón en su sanguinaria protesta contra el legítimo gobierno venezolano presidido por Nicolás Maduro.

Con esta reflexión no pretendo demandar de esa irresponsable UNICEF que se pronuncie a favor de nuestro gobierno, no que no, lo que le pido a la UNICEF es que no se haga la vista gorda y ponga sus buenos oficios, si es que los tiene, para exigirle a la MUD que pare esa locura, nuestro gobierno está en condiciones de velar integralmente por esos pocos niños que, seguramente, son producto de ese dilema del que la periodista y escritora Oriana Fallaci se ocupó y aunque yo desconozco el contenido de tan delicado tema allí tratado, supongo que fue a favor de la vida, no de la muerte.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 881 veces.



Guillermo Guzmán


Visite el perfil de Guillermo Guzmán para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /ddhh/a245814.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO