¿Leamsy Salazar; pieza del rompecabezas de la conspiración contra Chávez?

La política norteamericana hacia la América Latina está plagada de intrigas y de conspiraciones; desde el principio de los tiempos los americanos del norte o mejor dicho sus gobiernos se han enfocado en las mil y una maneras de apoderarse de los infinitos recursos con los que la naturaleza nos dotó.

Los intentos vienen desde los mismos inicios de la creación de La Gran Colombia, Estados Unidos de Norteamérica envió distintos emisarios para hablar con Bolívar, con Santander, con San Martin, con Sucre, con Bermúdez; con todos, buscando la manera de integrarse a la formación de la nueva República y tratando de colearse para pescar en rio revuelto (al final lograron pactar con Páez y Santander).

¿Cómo logró el general español Pablo Morillo llegar a la hamaca del libertador la fatídica noche del 9 al 10 de diciembre de 1815 en Jamaica, donde casi muere Simón Bolívar?

¿Cómo? Muy simple: compraron a su sirviente, el esclavo Pio; el que le limpiaba los zapatos y le llevaba el café en las mañanas, al que bañaba su caballo y estaba cerca de él para ayudarlo en sus necesidades; su criado, como lo llamaban en esa época; un muchachito de apenas 13 años, quien a pesar de la protesta del magnánimo Bolívar fue ahorcado por traidor. La suerte estuvo del lado de Bolívar esa noche, la providencia escribieron los historiadores de la época; lo cierto es que por no haber dormido esa noche en su hamaca para abrigarse en los brazos de una mujer; su amigo Félix Amestoy decidió ocupar el espacio vacío y se encontró con la mortal puñalada que iba dirigida al libertador.

En el Rincón de los toros, en la noche del 16 de abril de 1818, nueve realistas dirigidos por Tomás Renovales, irrumpen esa madrugada en sitio exacto y disparan contra la hamaca donde dormía Bolívar, perforándola en tres oportunidades. Bolívar se salvó pues se lanzó una alerta un instante antes y semidesnudo corrió a campo traviesa, en la oscuridad de la noche, hasta que fue protegido; ¿Cómo sucedió eso? La explicación es que Francisco de Paula Santander, encargado esa noche de la vigilia del camino, dejó pasar a los asesinos pues según él dijeron de manera correcta el santo y seña establecido.

¿Quién fue el que dirigió el atentado del 25 de septiembre de 1828 contra Simón Bolívar que casi acaba con el padre Libertador? ¿Quién sino alguien de su propio entorno podría tener la posibilidad de éxito?; otra vez el general colombiano Francisco de Paula Santander, quien al conmutársele la pena de muerte (por orden del propio Bolívar) a la que se hizo acreedor al comprobársele su participación en el atentado se piro como alma que lleva el diablo (y que seguramente el diablo llevó a su tiempo) para los Estados Unidos de América donde consiguió cobijo apoyo y demás consideraciones para llevar con éxito el siguiente atentado que acabaría con éxito con la vida del libertador en Diciembre de 1830 y del que regresaría triunfante a ocupar la presidencia apenas muerto Bolívar...

Estados Unidos se ha encargado de derrocar o asesinar a los presidentes que se han opuesto al modelo entreguista que ellos exigen como norma de convivencia; Estados Unidos no tolera los irreverentes que se creen iguales, contra esos aplicó y aplica toda clase de artimañas y conspiraciones y para esto es obligatorio y necesario infiltrar al entorno intimo del objetivo.

¿Dónde estudio y se formó el sobrino de Simón Bolívar? Fernando Bolívar estudió en los Estados Unidos y allí hizo amistades y allí fue comprado para ingresar al entorno intimo de su tío del que se hizo edecán; Fernando estuvo en la mira de las sospechas de aquel atentado de 1828 que se desarrolló a poco tiempo de su arribo de los Estados Unidos.

Fernando Bolívar fue un resentido; hijo reconocido del hermano de Simón Bolívar, Vicente Bolívar, con Juana Tinoco. Rechazado por María Antonia Bolívar quien nunca soportó a “la Tinoco” por muchas razones entre la que se encuentra que no solo nunca se caso con su hermano Vicente sino que a los tres hijos que tuvo los abandonó en hospicios o casas decentes (incluido a Fernando quien fue dejado por la madre en un hospital).

María Antonia Bolívar botó a Juana Tinoco de la casa que ocupaba y le asignó otra más pequeña y alejada del centro, supuestamente por orden de Bolívar; Juana le escribió a Bolívar protestando y haciéndole ver que ella no creía que eso fuera verdad; Bolívar nunca respondió esa carta aunque María Antonia un día le envió a Juana una donde le decía que Bolívar le pedía que no la molestara mas a ella y a él tampoco, (esa carta existe pero aquella que María Antonia dijo haber recibido de Bolívar nunca se encontró). Ese Fernando Bolívar es el que aparece retratado en todos los capítulos de la historia en la cama del moribundo Bolívar en Santa Marta.

Para asesinar a una figura pública importante sin causar revuelo necesario es infiltrar elementos en su entorno intimo; hace falta comprar y corromper al que tiene acceso al vaso de agua, a la aspirina, a la cama, a la ropa, a todo; para asesinar a alguien de manera solapada hace falta un cómplice muy cercano al objetivo.

Hace falta la mano cercana que pueda verter el veneno, que pueda dar la pastilla necesaria, que pueda colocar en la cama el elemento necesario para ocasionar la muerte.
El comandante Chávez dejó abierta la posibilidad de que a él le hubiesen inoculado algo que le causo esa terrible enfermedad que lo llevó a la tumba y que misteriosamente alcanzó a algunos presidentes que estuvieron a su alrededor en aquella fatídica cumbre de Trinidad y Tobago.

“Esto es muy, muy, muy extraño, que nos haya dado cáncer al presidente (de Paragay), Fernando Lugo, a Dilma (Rousseff, presidenta de Brasil) cuando era candidata, después vengo yo y pum entrando en año electoral, a los pocos días Lula, y ahora Cristina” "¿Sería extraño que hubieran desarrollado una tecnología para inducir el cáncer y nadie lo sepa hasta ahora y se descubra esto dentro de 50 años o no sé cuántos?"

¿Nos tendremos que preguntar dónde estaba Leamsy Salazar en aquella época? ¿Qué tan cerca estaba, el ahora reconocido empleado de la CIA, del comandante supremo?
La fiscalía de la República Bolivariana de Venezuela debe actuar hasta donde tenga capacidad y más allá para que ese traidor a la patria venga a dar declaraciones, que nos acercaran a lo que le sucedió al gigante de América, al libertador del siglo 21, al comandante Hugo Chávez.

Venezuela no contempla la pena de muerte para delito alguno, pero si este, mal nacido colaboró en el evento que acabó con la vida del comandante Chávez, necesaria será una reforma de las leyes.
O quizás lo mas apropiado sea lo que sugiere el poeta en mi venganza personal y lo hagamos ir de rodillas ante al altar de la patria per secula seculorum, mientras ve como sus hijos disfrutan de la Venezuela Bonita que el quiso ayudar a destruir.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 6687 veces.



Oscar Jiménez


Visite el perfil de Oscar Jiménez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: