Héctor Navarro dijo lo contrario

Rómulo Henríquez ¡mintió! en los propios micrófonos de la RNV a favor de Rafael Caldera sobre la UCV

El pasado martes 2 de julio 2013, en horas de la tarde el economista Rómulo Henríquez aseveró, en un programa que conduce en la Radio Nacional de Venezuela, que: “el doctor Rafael Caldera” (así le suena): ese frenético y fanático ultraderechista; franquista; repugnante enemigo de todo pensamiento de avanzada; muy dado a dar palizas a los artistas: personalmente pero agavillado: al caricaturista Leo: Leoncio Martínez; en mi opinión fue el mayor enemigo de la universidad libre y autónoma de entre los presidentes venezolanos cuartorrepublicanos todos expertos en actos perversos y vesánicos; acérrimo enemigo de la Universidad Central de Venezuela y de todas las demás universidades públicas que quisieran seguir siendo libres y autónomas, y seguramente de aquellas universidades privadas que igualmente quisieran reivindicar los mismos valores; enemigo enconado de todo vestigio de avance humanista del pensamiento; ese inmundo agresor de las universidades públicas… oigan bien: dijo Henríquez que Caldera se había arrepentido de la agresión tan grave que cometió contra la UCV”, y que había dicho que eso había sido un error. También se atrevió a expresar que Caldera era un hombre de mucho respeto, o respetable. Y esto último lo dijo varias veces, como ¡para que quede claro!  La única forma en que este hombre tan feroz y peligroso hubiese dicho esto es que se hubiese encontrado con su doppelgänger lo cual no le auguraba mucho tiempo entre el país y el mundo a quienes les hizo tanto pero tanto daño.

Y Henríquez no sólo se atreve a aseverar eso; y además a valorar a este monstruo en forma casi celestial. Sino que creo que cualquiera que hubiese oído esa emisión hubiera captado lo que yo le capté a Henríquez: el tonito utilizado por Rómulo Henríquez: condescendiente, como si estuviera pisando huevos, casi como un hijo o de un alumno a un mentor, como con manos delicadas, como con guantes de seda, casi rompiendo a lloriquear, bajando el volumen de la emisión, con vocecita como para una bebé, como pegándole a un cachorro pero con un pedacito de periódico y, como me hacía mi abuelita Nicolasa Mata cuando dizque me iba a pegar: deteniendo la mano a milímetros del hocico del perrito, como con un prurito de no ofender a la momia seca, prácticamente como si fuese el defensor de oficio del infame Caldera. Ese tonito lo usó incluso desde minutos antes cuando, sin quedarle más remedio, habló de la intervención que el infeliz y arrogante Caldera ordenó contra la UCV. Y el tonito fue acompañado como lo utilizan los indignos acostumbrados a la adulancia: “el Dr. Caldera esto, el Dr. Caldera lo otro…” (!!!!). ¡De vaina no le celebró la intervención a la UCV! Seguro que si hubiese podido cambiar la historia lo hubiese hecho nada más que para satisfacer tardíamente el ego-adormecido de ese farsante creído. Esta es la típica adulancia, arrastrancia, jalancia y actitud cortesana de los cuartorrepublicanos con los poderosos (aunque este hijo de Loyola, será poderoso sólo en el infierno, junto con Loyola, ya con el amo a quien sirvieron). La maldad que se desató en el asalto a brazos armados a la UCV, según cuentan las crónicas, entrevistas y noticias, fue espeluznante. http://www.radiomundial.com.ve/sites/default/files/images/La-Represión-Estudiantil-durante-el-Puntofijismo.-Años-60-70-80-90.pdf

Le mandé a Henríquez un verdadero tuitazo con los cuales le observé acremente su genuflexa postura sobre este monstruo: las manos del canalla Caldera están llenas de la sangre de estudiantes asesinados y desaparecidos, el cuerpo de uno de los cuales recién fue hallado en enero de este año 2013: Noel Rodríguez.  Y de los 32 asesinados y 2 desaparecidos de que da cuenta la Fundación Américo Silva en todo el primer gobierno de Caldera 1969-1974  http://www.ciudadccs.info/wp-content/uploads/VICTIMAS.pdf   sólo en los episodios del allanamiento de la UCV ordenado por esta piltrafa de ex-hombre, pasaron al otro mundo diez 10 estudiantes http://fidelernestovasquez.wordpress.com/2009/10/31/prohibido-olvidar-hace-cuarenta-anos-el-gobierno-adecopeyano-de-rafael-caldera-allano-y-cerro-la-universidad-central-de-venezuela/  Un balance presentado en el link que sigue se afirma que sólo de educación media fueron muertos 26 estudiantes y se afirma que lo fueron a las puertas de sus liceos http://www.redpres.com/t4518-la-responsabilidad-politica-de-funcionarios-del-gobierno-de-caldera-en-crimen-de-noel-rodriguez   

El ingeniero eléctrico Héctor Navarro, en total sentido contrario, se expresó, también en la Radio Nacional de Venezuela, invitado a un programa que moderan dos damas, este miércoles 10 de julio por la tarde, apenas a 8 días después de esa barbaridad de Henríquez. Navarro dijo que él (Navarro) tuvo la oportunidad de preguntarle DIRECTAMENTE a Caldera sobre si la intervención de la UCV no había sido un error. Pues Caldera le respondió claramente que: “¡No fue un error! Y que “lo que se tenía que seguirse haciendo no se hizo”. Expresa el Ing. Navarro que se refería a LA PRIVATIZACIÓN. Caldera, desde 1969, ¡diez años antes que la Thatcher!, ¡doce años antes que Ronald Regan! y ¡cuatro años antes que Pinochet!, todos excelentes alumnos de el illuminati fabianista Friedrich von Hayek y casi contemporáneos; pero Caldera, el Rey de los Hunos, quien de los cuatro era el benjamín, estaba mucho más cerca de su compadre latinoamericano Pinochet por cuanto al igual que éste, estaba, no pensando, sino: saliendo el payaso y cag…dose de la risa, llorando y vistiendo al muerto: pensando y dando el garrotazo: Gengis Khan Caldera pensó y al mismo tiempo actuó: actuó a sangre y fuego en función de sus planes de la privatización de la educación, especialmente la del lomito: la educación universitaria.  Yo creo que seguramente le iba a vender la UCV a la Universidad Católica Andrés Bello donde han mandado los jesuitas-San Ignacio de Loyola-illuminatis-ritualistas satánicos; y venderla como debe ser: ¡a precio de gallina flaca!; ¡eso sí: gallina muerta después en sacrificio! http://www.telecable.es/personales/matius/LibrosMalditos.htm  

El ex-hombre era, y sigue siendo, capaz de vender su alma al mandinga cuyos predios ya los hizo suyos; ¡tal vez los privatizó!, y a quien los jesuitas-loyolistas son absoluta, total y determinadamente afines: MUY afines. Seguramente en esas oscuras “localidades” ambos junto con “San Ignacio” de Loyola recitan todos los días partes del Grimorium Verum aunque quién sabe pa´qué ese sinsentido: como novela surealista: el maligno se invocaría a sí mismo, y además: Caldera y Loyola convocan a quien ahora tienen al laíto, de room-mate aunque allí ese maligno es el dueño de los aposentos; invocan a quien en vida regularmente invocaban; seguramente este malandro enemigo de la UCV se debe sentir muy seguro en el Hades porque allí sí es verdad que no lo alcanza el bárbaro brazo de la inquisición… a menos que los miembros de ésta sean también sus vecinos en esa mismita paila. A lo mejor de todas todas se salva del Santo Oficio si les mete la Guardia Nacional http://xa.yimg.com/kq/groups/4625512/1572933810/name/Winrod+-+Adam+Weishaupt+-+A+Human+Devil+(1969).pdf

Aquí tienen aspectos muy importantes de este orate Caldera, escritos por José Sant Roz http://www.aporrea.org/actualidad/a33528.html

Ahora que diga Henríquez que Caldera se arrepintió después de bien viejo, casi con Caronte tocándole la puerta. Sería entonces igualitico que el tal Constantino: se hizo cristiano, o mejor dicho, LO HICIERON cristiano faltándole sólo minutos para morir. ¡Así cualquiera nojod…!

Para que no se me pierda ni un ápice de detalle, transcribiré lo publicado por el portal www.aporrea.org replicado desde Venezolana de Televisión y otra fuente, a lo que adicionamos el link de un video de La Noticia, también de Venezolana de Televisión. Y, con el testimonio del Dr. Navarro recién ofrecido, creo que además de las razones que Sant Roz entiende que tuvo Caldera El Terrible para atacar militarmente la UCV, le faltó la MÁS IMPORTANTE a la luz de lo que vemos hoy con el neoliberalismo: la señalada PRIVATIZACIÓN.

“30 de octubre 2009.-  El 31 de octubre de 1969 fue allanada la Universidad Central de Venezuela (UCV) por órdenes del entonces Presidente de la República, Rafael Caldera. Esta acción represiva, denominada Operación Canguro, fue comandada por el General Homero Leal y reunió a cerca de 3 mil efectivos policiales y militares de las Fuerzas Armadas de Cooperación, la Infantería de Marina, el Cuerpo de Cazadores, la Policía Metropolitana, la Disip, la entonces Policía Técnica Judicial (PTJ) y Tránsito Terrestre.

 La penetración comenzó a las 5 de la tarde. Sin embargo, desde horas de la mañana ya se había establecido un cerco policial que impedía el acceso a estudiantes y trabajadores al recinto universitario. Un tanque M-8 fue apostado en la Plaza del Rectorado y otro en las afueras de la antigua Escuela de Periodismo. El Jardín Botánico y el Gimnasio Cubierto también fueron ocupados, mientras eran detenidas e ingresadas salvajemente a la universidad las personas que transitaban por sus alrededores.

 Simultáneamente a estos acontecimientos, un contingente del cuerpo de cazadores del Ejército había tomado los alrededores de la Facultad de Medicina e Ingeniería de la Universidad de los Andes y el rectorado de la Universidad del Zulia. Asimismo, en Maracay diversas unidades del Ejército y la policía reprimieron una manifestación de estudiantes que dejó un saldo de más de veinte heridos y setenta detenidos que fueron enviados posteriormente al retén de Puerto Cabello.

 La versión oficial del gobierno calificaba este allanamiento como una “toma preventiva” de los espacios del Jardín Botánico y el Gimnasio Cubierto, con el objetivo de capturar a supuestos francotiradores que se hallaban apostados en ese lugar. Días después el presidente Caldera justificaba ante los medios de comunicación el allanamiento, señalando que intentó por todos los medios evitar el uso de la fuerza policial del Estado para intervenir la universidad.

 ¿Pero cuáles fueron las verdaderas razones que motivaron a Rafael Caldera a ordenar este allanamiento? Pueden señalarse al menos dos de ellas. En principio, la aparición a lo largo de la década de 1960 en Europa, Estados Unidos y América Latina de movimientos llamados contraculturales, liderados fundamentalmente por jóvenes universitarios que se oponían al orden político, económico y social establecido por las potencias occidentales y que simpatizaban con procesos revolucionarios como el de Cuba y Argelia.

 Este ánimo de rebeldía y revoluciones se trasladó a Venezuela, tomando dos características destacables. Por una parte, el surgimiento de una corriente literaria de intelectuales de izquierda que produjeron materiales impresos como las revistas Sardio, Tabla Redonda, El Techo de la Ballena y Rocinante, entre otras, que planteaban una reflexión profundamente crítica sobre la situación política del país.

 Por otra parte, nació a mediados de 1968 un movimiento que cobró gran importancia en el ámbito universitario: la renovación, que comenzó en junio de ese año con la toma de la Facultad de Ciencias de la UCV, en exigencia de ciertas reivindicaciones estudiantiles y que posteriormente se convirtió en un movimiento nacional de discusión y protestas dirigidas a propiciar un cambio radical en el funcionamiento y el rol social de las universidades del país. Este ánimo de rebeldía fue asumido por el gobierno conservador de Caldera como una amenaza para la estabilidad de la democracia puntofijista.

 Finalmente, lo que sirvió como excusa inmediata para el ataque en contra de las universidades fue la protesta que se generó el 29 de octubre a las afueras de la UCV, con motivo del asesinato del estudiante Luis Alberto Hernández en la cárcel de La Pica. Esta jornada de protestas dejó como resultado 5 estudiantes heridos, 85 detenidos y las declaraciones del presidente Caldera en cadena nacional de radio y televisión donde anunciaba que el gobierno estaba dispuesto a mantener el orden a costa de lo que fuese. Por ello, con la excusa de pacificar la violencia que se había generado en las universidades, ordenó la penetración al recinto universitario.

 Luego del allanamiento ocurrió el incremento de una campaña de descrédito de la Universidad ante la opinión pública que ya se venía desarrollando. En un discurso pronunciado el 3 de septiembre de 1970, Jesús María Bianco, rector de la UCV que había acompañado el proceso renovador, señalaba que la violación de la autonomía era “un objetivo irreductible de la estrategia de dominación foránea”.

 Bianco, quien renunciaría el 23 de octubre de 1970 por desacuerdo con el recién creado Consejo Nacional de Universidades Provisional, afirmó en el mismo discurso: “Se trata de un primer paso hacia la neocolonización que ya está en curso y que tiene como objetivo último implantar un orden institucional en el que no haya condiciones para luchar contra la subyugación de nuestro pueblo.”

Puede verse también: http://www.youtube.com/watch?v=nSUGaWr3QLs   Y las declaraciones de Carlos Lanz http://uptparia.edu.ve/index.php?option=com_content&view=article&id=312:a-41-anos-del-allanamiento-de-la-ucv-gobierno-bolivariano-en-contra-de-cualquier-intervencion-universitaria&catid=3:newsflash

 
¡Este es el respetable Caldera! ¿¡Escuchaste, Rómulo Henríquez!?

 

¡No volverán!
¡Chávez Vive! ¡Estamos viviendo y Vencimos!

 

Alida Milagros Sanoja-Maneiro

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 5069 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Por los Derechos Humanos contra la Impunidad


Revise artículos similares en la sección:
Movimiento Estudiantil, Educación