Julian Conrado: "Cuando ya no exista oprimido ni opresor, fundirán los fusiles para hacerle columpios a los niños”

Un pronunciamiento sobre la paz que viene desde la cultura encarcelada: una voz que debe estar presente, porque Conrado representa a miles de artistas, exiliados, clandestinizados, apresados, desaparecidos, asesinados... En definitiva, Conrado es el símbolo del artista con sensibilidad social empujado a la clandestinidad para salvar su vida, es símbolo vivo de lo que la represión extrema hace contra el libre desarrollo cultural, político y social de un pueblo. 

Sobre los diálogos de paz:

Es demasiado pequeño mi calabozo para que quepa toda la alegría que derrama mi corazón por los nuevos diálogos de Paz que han abierto entre quienes hoy gobiernan en Colombia y las FARC- Ejército del Pueblo.Yo, que he entregado toda mi vida de canciones al servicio de la lucha por la Paz con Justicia Social para mi país, desde mi encierro físico en la República Bolivariana de Venezuela, hago fuerza para que todo salga bien y que ojalá mi pueblo no vuelva a ser burlado, engañado y traicionado como ha venido sucediendo desde los tiempos de Galán el Comunero.El mundo entero sabe, que los diálogos de la Uribe, por ejemplo, no fueron más que una trampa del Imperialismo norteamericano y la oligarquía colombiana para asesinar cobardemente a los líderes populares, patrióticos y revolucionarios. Así exterminaron a sangre y fuego a la Unión Patriótica, organización política que floreció para la Paz en medio de aquel proceso. 5000 hermosas vidas de nuestro pueblo nos arrebataron los enemigos descarados de la Paz; y no fueron más porque muchas y muchos buscaron refugios en otros países, y otras y otros, como en el caso mío que fui militante de esta organización, no tuvimos más opción que marcharnos a las montañas guerrilleras. Pero yo me fui sin perder jamás la fe de ver hecho realidad un sueño que luego se me volvió canción:  

?Anoche soñé con un mundo humano sin rencor
Que pesar tener que despertar de ese sueño tan lindo
Como ya no existía oprimido, tampoco opresor
Fundían los fusiles para hacerle columpios a los niños?
 

No es fácil bajo la dictadura del mercado y el dinero que hoy impera en el mundo, lograr la Paz. La guerra, terrible negocio de la muerte, es de los EEUU. Hay que ver el monumental presupuesto militar con que cuentan.Afortunadamente para la humanidad, cada vez somos más quienes con honestidad amorosa, nos colocamos de la fuerza de la razón, la razón de la vida y así oponernos con dignidad, a la fuerza destructora del Capital.Me siento lleno de optimismo. No es que de lograrse el fin de la confrontación armada esto signifique, en si, la Paz con Justicia Social, pero, qué bueno que se creen las condiciones para que quienes soñamos con esa, que es la verdadera Paz, podamos continuar por caminos distintos a lo de la muerte.

¡Cese entonces, el Terrorismo de Estado!

Hoy, como siempre, mi corazón al igual que el de John Lennon, canta:

?Imagina toda la gente viviendo la vida en Paz?
Imagina que no hay posesiones
Imagina toda la gente, compartiendo el mundo
Puedes decir que soy un soñador, no soy el único??
¡VIVA LA PAZ CON JUSTICIA Y AMOR!
¡AMANDO VENCEREMOS!
Bolivariana y Aliprimerianamente?
 
Julián Conrado
 
  • Anexo- CONTEXTO acerca del quién es Julián Conrado y su situación actual:
Las canciones de Conrado son testimonios históricos y culturales de un valor incalculable... por eso el régimen colombiano lo quiere acallar.
El cantor Julián Conrado fue detenido el 31 de mayo 2011 por fuerzas represivas combinadas de Colombia y Venezuela en territorio venezolano. El gobierno colombiano lo persigue con saña porque Julián Conrado con sus canciones lleva un mensaje de justicia social a un pueblo empobrecido, saqueado y agredido por el terrorismo de estado que utiliza su herramienta paramilitar y tiene todo el apoyo EEUU. Las autoridades colombianas pretenden obtener otra entrega ilegal de un perseguido político por parte de Venezuela; pero los hombres y mujeres con ética de Venezuela y del mundo piden ASILO para el Cantor. El DIH impide entregarlo a Colombia y ampara el ASILO para el perseguido político, quién además está enfermo. Un hombre viejo y enfermo, apresado cuando buscaba ayuda médica no puede ser entregado a sus persecutores, por respeto al DIH y a la ética. En las cárceles colombianas fallecen con inusitada frecuencia los presos políticos por tortura y por tortura de negación de asistencia médica.
 
La Convención de Ginebra y la Convención Contra la Tortura impiden entregarlo a Colombia. Se pide que las autoridades venezolanas respeten el DIH y la ética bolivariana y no entreguen al cantor Julián Conrado a una tortura segura. En las cárceles colombianas son empujados a la muerte los presos políticos, que son la abrumadora cantidad de 9.500, en lo que evidencia el carácter represivo del Estado colombiano, uno de los regímenes más represivos del mundo.
 
El pueblo colombiano sufre terrorismo de estado y necesita que sus hermanos latinoamericanos se solidaricen con su sufrimiento. Que al menos sean respetados los perseguidos políticos y los gobiernos regionales no entren a colaborar en la cacería humana con EEUU y el régimen Santos. Recordar que el caso de Julián Conrado se inscribe en unas políticas de colaboracionismo militar, que contravienen incluso la Constitución Bolivariana de Venezuela y el DIH, y que se asemejan a una reedición del 'Plan Cóndor': varios perseguidos políticos heridos y enfermos han sido entregados por Venezuela al régimen colombiano en total violación al DIH, incluso está el caso de guerrilleros retirados por graves enfermedades y de un civil: el periodista Joaquín Pérez Becerra entregado en abril del 2011, negándole el debido derecho a defensa y violando todo el DIH. Varias voces de Venezuela y el mundo, organizaciones y defensores de DDHH, alzan sus voces por el respeto al DIH y que cesen las entregas de perseguidos políticos a un estado sobre el que pesan múltiples denuncias por torturas y homicidios en régimen carcelario, como es el caso del estado colombiano.
 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2804 veces.



Julian Conrado

Guillermo Enrique Cueter, popularmente conocido como Julián Conrado, es un cantautor revolucionario, nacido el 11 de agosto de 1954 en Turbaco, Colombia. El vallenato es el género musical que más utiliza para relatar una especie de crónicas históricas, llenas de poesía, sobre las injusticias por las que atraviesan los pueblos del mundo, en especial, el pueblo colombiano a causa del imperialismo y la plutocracia mundial. Actualmente se encuentra detenido en Venezuela, atrapado en un limbo judicial, nada claro, por lo que, varios movimientos sociales y políticos se han solidarizado con su causa.


Visite el perfil de Julián Conrado para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: