Mitos del Mercado y el Progreso Social

Frente a la satanización que se ha hecho del mercado y la planificación,  La economía de mercado no es un patrimonio exclusivo del capitalismo o de las sociedades de clases, sociedades sustentadas en la propiedad privada y el monopolio,  ella está presente también en el socialismo, pero a diferencia de las sociedades de clases, aquí comienza un proceso gradual de preparación hacia la sociedad sin clases, sin propiedad privada, aprovechando el mercado como palanca económica del progreso de la productividad que eleve la capacidad de la sociedad para producir los suficientes bienes que serán planificado y distribuido de acuerdo a la capacidad y el trabajo, el socialismo no se opone al mercado, al contrario se sirve del mercado para fijar las variables que entran como dato en el sistema de planificación central.

Los agentes económicos de la sociedad en el socialismo, están constituido por el trabajo de los individuos, las familias, las empresas sociales y el estado, quienes se especializan en la producción de bienes y servicios para satisfacer las necesidades materiales y espirituales  a través del “intercambio voluntario” mediante el mercado. Cuando decimos intercambio voluntario, queremos decir en ausencia de chantaje, extorsión y presión de monopolios privados. Quiere decir que el mercado en el socialismo el intercambio es estrictamente voluntario, no debe existir coerción social de particulares privados como si ocurre en el capitalismo.

En el capitalismo se cree que se tiene bondades con la aplicación del mercado libre de los agentes económicos, como mecanismo generador de riquezas, asignación de recursos y fijación libre de precios, porqué se dice que el mercado libre, sin intervención del estado es generador de riqueza transferida por el mecanismo de los precios y eficaz asignación de recursos.

Lo que da agilidad a la economía es la capacidad de adoptar decisiones,  si se delega esta capacidad, las empresas sociales serían una industria dinámica, cuando se transfiere responsabilidades supervisadas permiten alcanzar niveles de eficacia, de manera que el mercado y la planificación no se contrapone, menos impide generar riqueza y facilitar la fijación de precios, la distorsión de la contraposición del mercado-estado ha sido fruto de la deformación de la I y II Guerra Mundial en que el socialismo real se vio asediado.

Hoy recorrido el tiempo, la experiencia señala retomar los ideales de Marx, aquello de que “el comunismo no es cuartelario”, el comunismo tampoco es estatista”, por lo que la planificación es acto democrático socialista, fruto de los colectivos expresados en los agentes económicos de la sociedad, mejor dicho se da inicio a un proceso de planificación democrática asumida por toda la sociedad, sea ella quien asigne de la mejor forma los recursos, además fije el precio cónsono con su dinámica y el estado recoja las variables y fije las políticas macroeconómicas, esto dinamizaría, la relación estado-sociedad.

No olvidemos el mito del precio en la economía de mercado capitalista: “el precio justo es el que los oferentes y demandantes están dispuestos a pactar libremente. Para el demandante será justo en la medida en que satisfaga sus necesidades, y no traspase su umbral personal conocido en economía como "excedente del consumidor". (David Uzcategui D'lima, la economía de mercado y Miguel Cabrera, El Universal, 28 de agosto de 2014). No es cierto que se “pacta libremente” los oferentes y demandantes el precio, como tampoco existe “precio justo” en el capitalismo, existe en primer lugar un precio fijo, un precio de monopolio acordado entre los oferentes de los bienes, mejor dicho si los consumidores se siente violados sus derechos por restricción de su libertad económica, en particular la de consumir, acudiendo al Estado, entonces los oferentes limitan la venta por intervención del gobierno.

Así la democracia y el mercado en el capitalismo se contraponen, el mercado libre, no puede asegurar los bienes a la sociedad, los oferentes presiona los precios, estos no se establecen libremente, los consumidores apelan al Estado por violación de sus derechos por parte de los oferentes, estos últimos, limitan la oferta de bienes y servicios, es lo que se llama distorsión del mercado, veamos a manera de ejemplo, notorio y público, que “La Superintendencia de Precios Justos activó desde el viernes pasado un operativo en el terminal de transporte terrestre de La Bandera, en Caracas, donde detectaron que las empresas Expresos Barinas y Rápidos del Zulia vendían boletos por encima del precio oficial establecido, informó este lunes el director del organismo de la Superintendencia en el Distrito Capital, Jhérome Tineo”.

De acuerdo con el Superintendente del SUNDEE, tales compañías ofrecían su servicio a montos superiores. ….Del mismo modo, Tineo comentó que investigan a varias empresas, sobre todo las que poseen vehículos que viajan a Zulia, porque han observado que están cerradas debido a que ponen sus autobuses a disposición de planes vacacionales, en lugar de prestar el servicio de transporte regular en esta temporada, con lo cual violan el artículo 49 de la Ley Orgánica de Precios Justos, que establece que los venezolanos deben disponer de bienes y servicios de forma continua, regular, eficaz y eficiente” “Superintendencia detecta sobreprecio en venta de pasajes en terminal La Bandera”, Caracas, VTV, 25-08-2014).

Por su parte, queda demostrado que los propulsores del mercado libre, justifican sus privilegios privados por encima de los colectivos, del interés público, recompensando más la ganancia, saqueando “el excedente del consumidor”, vale decir toda capacidad de ahorro, que pueda alcanzar los consumidores con su trabajo. Por otra parte, “el mercado libre” centra la creación de riqueza en la “ideología del crecimiento en el liberalismo”, fundamentada en el progreso económico, como solución a todos los problemas de la sociedad (“Marina Silva y los verdes”, Julio C. Pineda, 28-08-2014),  ¿Cuál progreso económico liberal del capitalismo puede asegurar soluciones a todos los problemas de la sociedad?.

A modo de ejemplo, en la economía venezolana, en el Estado Cojedes, 10 de julio de 2014, “Las autoridades de este estado visitaron las instalaciones de la empresa frigorífico El Placer para verificar la falta en los márgenes de ganancia. Joser Montenegro, director regional de Precios Justos, precisó a VTV que se detectó una ganancia de 88 por ciento. Informó que en la región, en el contexto de la Segunda fase de la Ofensiva Económica, se han practicado 230 fiscalizaciones y en 50 por ciento se verificaron ilícitos. Estos comprenden el expendio de productos vencidos, casos que han sido remitidos al Ministerio Público, …”, es de esperar que la respuesta a los problemas sociales de parte del progreso económico es dudoso.

Contrariamente;  el marxismo no “centra el progreso solo en términos económicos, bienes, servicios, finanzas, ciencia y tecnología para producir y acumular capital, considerando el crecimiento económico como la solución a todos los problemas de la sociedad, así la oferta socialista concentra todo el poder en el Estado…(“Marina Silva y los verdes”, Julio C. Pineda, 28-08-2014),  lejos de esta apreciación falsa, fruto de la experiencia socialista de posguerra demuestra una visión distorsionada del marxismo, el marxismo centra el progreso social es el factor humano, en la experiencia colectiva humana, solo en democracia socialista es posible resolver todos los problemas sociales, asimismo, los dilemas de la ecopolitica, si bien “trata de preservar los equilibrios de los ecosistemas a largo plazo en una permanente relación del hombre con la naturaleza” de acuerdo con Julio C. Pineda, sin embargo, ella en el capitalismo no tiene futuro, las contradicciones del progreso económico centrada, en las finanzas, ciencia y tecnología para producir riqueza y acumular capital por encima del interés público lo corrobora.

Solo en el socialismo la eco política tendrá futuro provisorio a la par que la planificación del desarrollo de naturaleza y el mercado, por lo tanto no nos llamemos a engaños, “La ideología verde toma lo mejor del pensamiento y praxis del capitalismo y del socialismo pero rechaza ambos modelos de desarrollo. La ecopolítica trata de preservar los equilibrios de los ecosistemas a largo plazo” (Julio C. Pineda), el capitalismo ha demostrado la inconsistencia de su desarrollo con respecto a la sociedad, generando pobreza y riqueza en una sociedad polarizada.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1513 veces.



Alexander Kórdan Acosta R.

Economista. Magíster en Gerencia de Servicios Administrativos. Doctor en Ciencias Estratégicas para el Desarrollo. Profesor de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV). Instructor de Cooperativismo Comunitario.

 kordankovki@gmail.com

Visite el perfil de Alexander Kórdan Acosta R. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /contraloria/a194022.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO