Petro no cambiará Colombia, como AMLO tampoco pudo con México; su burguesía/imperio dominará

1. Colombia, aunque sólo tiene 50 millones de habitantes, se ha dicho que es el país más difícil de gobernar en América porque desde 1964 surgió una poderosa guerrilla, la de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia que después de 58 nadie la ha podido parar porque las causas de su surgimiento: la explotación, la miseria y los asesinatos no han cesado. Además de las injusticias que a diario ha denunciado esa guerrilla, se ve el entreguismo de todos los gobiernos al imperialismo yanqui que rearma al ejército asesino colombiano, desde hace décadas instaló en Colombia bases militares; todo ello aunado a que Colombia es base y centro del narcotráfico en la región.

2. En México también surgieron grupos guerrilleros como el de Arturo Gámiz de Chihuahua, los de Jenaro Vázquez y Lucio Cabañas en Guerrero, así como otros, entre ellos el EZLN en Chiapas, que no prosperaron o trascendieron porque gobiernos y empresarios los despedazaron o simplemente no les hicieron caso. En México por nuestra larguísima frontera los yanquis se pasean en México como si fuera su país sin necesidad de instalar una base militar. ¿Qué decir de los gobiernos que nunca han dejado de hacer caravanas para festejar a los yanquis que mantienen a muchos millones de trabajadores mexicanos en su territorio?

3. A principios de los sesenta –con el triunfo de la guerrilla de Cuba y el surgimiento de unas 10 guerrillas en igual número de países, yo viví muy entusiasmado y esperanzado en las guerrillas; en esos momentos me convencí –como hasta hoy- que lo único revolucionario era el movimiento de masas en las calles, las fábricas, los campos y las escuelas, precedidos y paralelo al desarrollo de la conciencia igualitaria. En los sesenta y setenta jamás pensamos en procesos electorales ni siquiera votábamos. Sobre todo, después de que en 1973 fue derrocado Allende que en 1970 llegó al gobierno por un proceso electoral.

4. Cuando el PRI de López Portillo nos planteó que los partidos del ala izquierda que apoyábamos huelgas y movilizaciones que recibiéramos mucho dinero, subsidios, cargos y presupuesto para entrar al juego electoral, les mentamos la madre. Pero todo el oportunismo de los partidos: Comunista, hebertista, talamantistas, y demás se arrastraron como gusanos a reclamar mucho más de lo que el PRI ofrecía. El PAN, el PPS de Lombardo y el PARM del general Albarrán hacía mucho que recibían millonarios subsidios, legislación y cargos. Los marxistas, sean trotskistas, espartacos, maoístas, con las elecciones nos dieron con todo en la cabeza.

5. Debo decir que durante años sufrí una confusión al definir a la izquierda. Yo he defendido siempre a la izquierda marxista que pone énfasis en las clases sociales y la lucha de clases; que busca expropiar y someter a la burguesía. Ahora con Petro y AMLO me doy cuenta que son (como se dice) de izquierda, pero burguesa, no marxista, porque es la izquierda del parlamento de Paris en la revolución francesa. En el parlamento de París –dado que en la derecha estaban los empresarios, los religiosos, la aristocracia- en la izquierda estaban los pobres (obreros y campesinos), pero también los empleados, la burguesía, los intelectuales, los progresistas. (8/VIII/22)

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 774 veces.



Pedro Echeverría


Visite el perfil de Pedro Echeverría para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: