Nueva Doctrina Político Económica, Socialista y Comunal

Saludos, ante la propuesta de si es viable retirarse de organizaciones mundiales como la ONU, OMC, y muchas otras, con mucha humildad les puedo decir que no hace falta salirse de organismo nacional o mundial alguno, si bien es cierto que muchos de ellos están al servicio de intereses distintos a los productores y a la población en general, también es cierto que son los únicos, ¡Si! porque nunca nos hemos dado a la tarea de crear nuestros propios organismos partiendo de las bases populares, que nos sean afectos y al servicio de los intereses de los pueblos.

Vengo proponiendo en mi país Venezuela, (por ahora) la creación de un Modelo Político Económico, Socialista y Comunal, que compita con el actual modelo Neo liberal capitalista, cuyo poder político hegemónico se encuentra en plena decadencia, tal plan que proponemos está fundamentado en los principios de la ciencia de la Economía Política Social y las Comunas, muy adelantadas por nuestro gobierno bolivariano revolucionario; proyecto dónde se propone crear un modelo competitivo sustentado en la ley universal de la Oferta y la demanda sin necesidad de recurrir por parte del gobierno revolucionario en utilizar medidas coersitivas a su competidor para el fiel cumplimiento de las normas

Si hacemos un poco de historia, por allá a mediados del siglo XVIII en Europa se gestaba una acción revolucionaria por parte de los comerciantes, artesanos e industriales contra el régimen imperante monárquico de entonces que se conoció como la Gran Revolución Industrial, que dió inicio al pensamiento capitalista, en ese entonces las consignas de los revolucionarios no eran otras que "mueran las monarquías", ahora bien, podemos decir hoy en día que las monarquías murieron?, Yo diría que no, basta echar un vistazo por algunos países de Europa, Asia, África y nos daremos cuenta de la realidad.

Todo hegemon, imperio o régimen sea político, económico, social o militar nos dice la historia tiene su nacimiento, su auge, su decadencia y su caída, pero también hay otro u otros pensamientos que se van gestando para su reemplazo, que nacen y van creciendo a la par de la decadencia del régimen imperante; si esto no es una ley por lo menos debe ser la norma (mi análisis no llega hasta allá), es por ello que en tales circunstancias tratar de reformar, revisar, suvisar o cambiar las normas de un régimen en decadencia es sencillamente alargar la agonia en su caída, porque está harto demostrado que es muy difícil que quien ejerce el poder dé su brazo a torcer y acepte que inexorablemte va a caer.

Ya pensando en nuestra era contemporánea creo que puedo decir sin temor a equivocarme que todas las condiciones están dadas o mejor dicho se están dando para que nuevamente la historia escriba sobre un nuevo evento revolucionario de cambio en nuestro planeta tierra, faltaría solo conocer cual sería la consigna que pudiera mover las masas en todo el planeta, algunos hablan de un sistema Socialista, comunista, otros de un capitalismo más humano (me resisto), otros una combinación de ambos, un país dos sistemas, (parece que en China funciona), pero lo cierto es que en cualquiera que sea el nuevo modelo los actuales protagonistas en decadencia no tendrían cabida, lo que nos induce a pensar nuevamente en otra de las normas inexorables: ¡No existen las revoluciones pacíficas!, entonces ¿Cuál será el futuro de nuestro planeta?

Creando una nueva Doctrina Política Económica Socialista y Comunal que sea antagónica al actual modelo Neo liberal capitalista, pudieramos convivir con el actual modelo, no queremos que desaparezca porque necesitamos con quién competir, pudiera ser posible que evitemos una guerra que posiblemente acabe con la humanidad, pudieramos iniciar una nueva era que sea altamente competitiva en la producción de bienes y servicios, en la procura de mejoras sociales económicas, políticas, es decir competir en todos los sectores bajo las normas y principios de la Oferta y la Demanda en cuanto a ofrecer mejor calidad, cantidad, costos, precios, etc., que la gobernanza parta de las bases de organizaciones sociales democráticas y bajo el mismo principio de la competitividad en cuanto a conocimiento, gestión y rendimiento, en fin, se trata de crear una Nueva Doctrina Política Económica Socialista y Comunal, distinta a la actual conocida como la Doctrina Monroe dónde el Plan Marshal para Europa, el Plan Fox para la América Latina y otros lo que han hecho es acelerar su caída creando a la vez el peligro de un guerra nuclear como ya se asoma.

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 357 veces.



Gonzalo Ochoa Díaz


Visite el perfil de Gonzalo Ochoa Díaz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Gonzalo Ochoa Díaz

Gonzalo Ochoa Díaz

Más artículos de este autor