El error de MCM

En mi país de origen está de moda y se ha multiplicado una forma de ganar dinero al estilo YouTube, si, con el avance de la tecnología de punta, YouTube y otras plataformas premian a los youtubers que superan los 100 mil seguidores, ¡Ojo!, esto sin importar cual es el contenido, pero veamos cual es el objetivo o trasfondo al final que vá más allá de la información y ni más ni menos que la venta o márketing de las grandes empresas para posicionar sus productos.

Debemos entender que es obvio el gran esfuerzo del youtuber para alcanzar la meta y para ello debe tener mucho ingenio, ser proactivo, oportuno, conocedor, arriesgado, etc, etc, es por ello que las grandes empresas siempre atentas y con un personal adecuado recluta estos talentos, Compra los derechos a Youtube y el espacio del youtuber para promocionar sus productos, una de las estrategias quizá más exitosa ha sido la que nos enseña a cocinar platos exquisitos de todas partes del mundo, vemos como en cualquier momento nos meten la propaganda de manera directa o quizás subliminal del uso casi que "necesario" del Aceite de Olivas, (entre otros) principal fuente de ingresos de España, ¡claro! previamente el mismo youtuber u otros nos han entregado videos donde nos habla de los "extraordinarios" beneficios del producto, y lo malísimo que son los demás aceites nuestros.

Bueno el tema político con MCM es algo parecido pero a la inversa, totalmente contrario a lo que se hace en los marketing políticos, veamos: se trata de la "genial" estrategia de tener una carta bajo la manga, con un "excelente producto", intachable desde el punto de vista de hoja de vida, hasta con el mismo nombre, pero con un tremendo nudo crítico "Anti marketing" ¡nadie conoce el producto!, el imaginario popular se va a preguntar y que es eso?, de dónde salió?, de la noche a la mañana? como vamos a confiar los destinos de la patria en alguien que no conocen sino en su casa? ¡Por favor!, tremenda paradoja dado que justamente en política por lo general quienes son más conocidos son los que siempre han venido atacando y defraudando al pueblo o al menos son cómplices según desde el cristal que se les mire.

La forma moderna de promoción política también es parte del marketing al punto incluso que el interesado en vender o venderse como producto no le importa si quienes lo promocionan hablan bien o mal, igualito paga a los youtubers, ya que lo importante es mantener la imagen en la cima de la palestra pública y en busca del momento oportuno para obtener sus beneficios por ser "bastante conocidos", el emprendedor activista youtuber de esta manera gana por punta y punta dado que si habla mal del producto igual recibe los beneficios y plácemes de uno y otro.

En varias oportunidades le observé a varios supuestos activistas amigos de la causa, este supuesto error y su respuesta fué que hiciera lo mismo y dejara de ser "sapo", por lo cual encuentro la razón por la insistencia de ¡Suscríbase!, ¡Dale manito arriba!, apóyame, etc., ya no se puede creer en nadie, solo acentúo más mi tesis que: "...la política "real" es justamente la que no vemos...!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1287 veces.



Gonzalo Ochoa Díaz


Visite el perfil de Gonzalo Ochoa Díaz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Gonzalo Ochoa Díaz

Gonzalo Ochoa Díaz

Más artículos de este autor