Un mundo que a nadie le gusta

" Distopía es el término opuesto a utopía. Como tal, designa un tipo de mundo imaginario, recreado en la literatura o el cine, que se considera indeseable. La palabra distopía se forma con las raíces griegas δυσ (dys), que significa ‘malo’, y τόπος (tópos), que puede traducirse como ‘lugar’.(1).

Es comprensible que una cantidad considerable de seres humanos en muchas partes del planeta estén reaccionando ante la idea de permanecer encerrados en sus casas y estar casi en un 100% controlados por sus respectivos gobiernos . No es agradable , es francamente asfixiante desde todo punto de vista. Es una situación que resulta insostenible hasta para los regímenes mas totalitarios que podamos imaginar. Solo equiparables a escenarios salidos de la mente de escritores como George Orwell en " 1984 ", de Aldous Huxley en " Un mundo feliz" o Ray Bradbury en " Farenheit 451 ". Todas obras literarias llevados al cine , por lo que se hicieron archiconocidas y se convirtieron en referencias imaginarias de un mundo en el que la mayoría de nosotros odiaría vivir.

Hoy, para sorpresa de todos nos encontramos viviendo encerrados y casi totalmente controlados en todas nuestras actividades por nuestros respectivos estados. Desde la China comunista y la Korea norteña hasta las ciudades mas occidentales y capitalistas en los Estados Unidos. El distopico control estatal y totalitario ha llegado por la vía de protocolos sanitarios vitales para poder salvar nuestras vidas de un enemigo común a toda la especie humana ,un virus letal y contagioso en extremo. Argumento contra el cual es difícil protestar sin caer en la insensatez.

Por desgracia este extraño y duro " nuevo orden mundial " deberá ser acatado si queremos sobrevivir al apocalipsis que estamos enfrentando y que aun no sabemos a ciencia cierta en que grado afectara la estructuras políticas, económicas y sociales de nuestras sociedades. Muchos piensan que a la larga ,el virus será un problema menor frente al desastre económico que ha generado y que podría llevar a un desequilibrio político y social de proporciones inimaginables.

Si embargo no podemos desestimar la probabilidad de que todo esto pueda ser utilizado por algunos grupos de extrema derecha o de extrema izquierda para intentar someter a la especie humana. Podría ser la oportunidad ideal para crear patrones de conducta que les permitan un mayor control sobre los pueblos. Y que seguramente terminaría con todas nuestras principales y mas básicas libertades. Muchas potencias podrían justificar invasiones militares y despojos de riquezas a pueblos enteros en nombre de su supervivencia y por el mantenimiento de su hegemonía.

Contradictoriamente salir a pelear ahora por restituir el orden perdido seria, cómo dije con anterioridad ,suicida. Hasta ahora la única estrategia efectiva para detener los contagios y las muertes ,es la cuarentena radical. Los paises que no la aplicaron a tiempo y con la rigurosidad que exigía el caso, sufren ahora las terribles consecuencias de ese error. La segunda ola podría ser igual o peor que la primera. El sometimiento, aunque nos cueste y nos duela aceptarlo ,es por nuestro propio bien. Lo que agrega un carácter distopico, aun mayor, a la situación.

Las imágenes que se esparcen por las redes sociales y los noticieros mostrando como se usan camiones equipados con unidades de refrigeración ,como morgues temporales en la ciudad de Nueva York , son escalofriantes. Así como las cremaciones y entierros masivos en distantes partes del mundo. La insuficiencia de los hospitales y de suministros medico condujeron a paises como España a un estado de alerta total que ahora se repite con la segunda ola.

Confinamiento y control total del estado en casi todo el planeta. Y si a eso le agregamos el caos económico que ya esta en marcha, muy pronto las colas de racionamiento serán una realidad en casi todas las ciudades del mundo. Sera muy difícil que alguno escape a esta situación. Tendría que aislarse por completo .En un mundo tan interconectado eso es muy poco probable.

Recemos porque las vacunas que están en camino puedan atenuar toda esta escena de terror y que puedan a su vez luchar con igual efectividad contra las mutaciones del virus que ya han aparecido en varias ciudades del mundo. Ahora mas que nunca debemos perfeccionar ese milenario y tácito contrato social humano, para la sobrevivencia ,que nos llevo a formas grandes civilizaciones , a pesar de tantas guerras y tantas equivocaciones. Un mundo mas solidario y mas humano tendrá que surgir de todo este caos, que lo ha convertido en un " mal lugar " para vivir. Que lo ha convertido en una distopia, en un mundo... que a nadie le gusta.

1.- https://www.significados.com/distopia/>



Esta nota ha sido leída aproximadamente 804 veces.



Guillermo Moreno

Economista, mención Formulación y Evaluación de Proyectos.

 guimor56@gmail.com      @guimor56

Visite el perfil de Guillermo Moreno para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: