¡Insensatez!

Debatiendo y analizando con distintas personas la problemática que estamos atravesando todos los venezolanos, he denotado que el pueblo de Bolívar a parte de consciente y fajador, posee un gran descontento tanto con la oposición (sobre todo con los radicales de Ultraderecha representados en el pseudo partido “Voluntad Popular”) como con el Gobierno Nacional; haciendo énfasis en las autoridades locales, regionales, nacionales y más aún con aquellos encargados de administrar la Justicia de la República. En esas conversaciones, la gente critica al gobierno sobre su manera de actuar en el orden económico, Monitor Dólar y el Banco Central de Venezuela, le tienen la vida hecha de cuadritos a las personas que dependemos de los ingresos gubernamentales, ¡los comerciantes están pasados de insensatos hay mucha: Insensatez, no hay salario que se ajuste, urge la racionalidad! Tales afirmaciones se escuchan en el argot popular. Para superar esto se debe fortalecer la Conciencia, Profesionalizar el Salario, Capacitar nuestra Nación, así saldremos adelante, deben alejarse esas brechas desiguales, donde vale más ser un comerciante que un profesional. Insistimos el Estado debe crear un Sistema Educativo y no dividirlo, ya basta de fascismo y populismo educativo, y de las fuertes divisiones en materia educativa.

En la misma onda de escuchar las críticas de la gente, reiteradamente escucho: ¿Que le pasa al Fiscal General de la República? ¡No puede ser posible tanta impunidad, la justicia es para el más vulnerable y el que no tenga un padrino o nada de apoyo! ¿Cómo se explica que el Fiscal dicte orden de detención a Rendón, Vergara, Goicochea, Simonovis, entre otros, si ni siguieran viven en el país? ¿Guaidó para cuando? ¿Le tienen miedo?, aparece nuevamente la ¡Insensatez! Nuestro sistema de justicia es aún para los estratos medios bajos, pero no para los poderosos, tal como lo denunciara en decenios anteriores el Comisario Mármol León en su ya clásico libro: “Cuatro Crímenes, Cuatro Poderes.

Del mismo modo, percibo, leo y observo, la fuerte preocupación que hay en la población sobre todo en los estratos medios y bajos, la que no es radical, quienes han venido denunciado al igual que el filósofo Pérez Pírela, la mafia que tienen algunos efectivos castrenses, al igual que bachaqueros, bomberos y policías respecto a la venta de Gasolina, piden de 1$ a 2$ por litro, se está dedicando al contrabando interno del vital hidrocarburo. Sin duda reina la ¡Insensatez! En tiempos cuando la humanidad debe ser más solidaria por estar enfrentando el COVID-19.

Se ha visto que empresas de transportes inescrupulosas se aprovechan de esta problemática, para justificar la subida de sus productos, argumentando que se debe a la escasez de la gasolina, aunque es conocido que la mayor parte del combustible que utilizan los camiones y gran parte del transporte público, es Gasoil; gracias a la reactivación con ayuda del Gobierno Ruso de la Refinería de El Palito, y el gran trabajo de nuestros ingenieros y técnicos, se ha logrado producir a niveles bajos el Gasoil, vital para la carga pesada, y suficiente para abastecer la carga pesada del país: ¡Insensatez! Es entonces, elevar los precios y productos alimenticios cuando el Gasoil, prácticamente es gratuito en Venezuela y el agricultor no gana ni una milésima parte, cuando el comercio vende el producto.

Aun mayor será la ¡Insensatez! si después que Irán, atravesando tres continentes, mostrando con ahínco y aplomo que es una nación libre y soberana la cual no acepta (al igual que nosotros) tutelaje por parte del gobierno imperialista estadounidense, el cual movió su flota y buques de guerras para atemorizar al gigante persa, sólo por traer gasolina y aditivos químicos que se utilizaran para reactivar la ya destruida PDVSA, gracias a la falsa nacionalización del 76, y el destrozo paulatino generado por varios Presidentes y Gerentes Rojo Rojito de nuestro pulmón económico, sumados a la subasta perversa que realiza actualmente la Familia López-Mendoza. Será mucha ¡Insensatez! Que al momento de llegar a nuestros puertos y comenzar la distribución en nuestras refinerías, unos pocos sigan atreviéndose a revender la gasolina, a esos seres que les caiga todo el peso de las leyes nacionales e internacionales, ya que esa gasolina traída dignamente por Irán, de broma generó la III Guerra Mundial, para que vengan estos inescrupulosos y se enriquezcan, falta mucha CONCIENCIA FRENTE A LA INSENSATEZ.

Insisto solo Profesionalizando el Salario respetando las contrataciones colectivas, con Trabajo y Estudio, es que saldremos adelante, mientras exista una brecha en la que un comerciante (pobres en su mayoría) establezca precios irracionales que pulvericen el salario de los sectores profesionales, nuestro país no saldrá adelante, será tristemente una nación de bachaqueros y no de gente productiva y estudiosa que sacará adelante a Venezuela. Seguiré escribiendo por el bien de mi Salud Mental y Emocional.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 744 veces.



Alejandro Lezama

Profesor de Geografía e Historia UPEL. Magister en Educación.

 lezama.alejandro@gmail.com

Visite el perfil de Alejandro Lezama para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Alejandro Lezama

Alejandro Lezama

Más artículos de este autor