Hugo Chávez: A seis años de su partida, qué le hubiera dicho a Gua-ido

Hoy día las condiciones del país, son diferentes, acechado y con una Guerra Económica galopante, Nicolás Maduro esta capeando el temporal. Chávez un hombre que a toda hora utilizaba el saber popular, con certeza hubiera dicho la siguiente expresión: "Hay que dejarlos que se cocinen en su propia salsa". Con eso se refirió al reducto de traidores, que la historia les tiene guardado su puesto en la posteridad, aquellos que se fueron a la Plaza Altamira, Caracas, a rumiar su sed de venganza contra el líder de la Revolución Bolivariana. El referido sitio es el lugar por excelencia de las concentraciones de la "godarria" caraqueña, como centro de conspiración, al igual que la Plaza Alfredo Sadel en Las Mercedes. Sitios que muy poco frecuenta el pueblo Chavista, el cual es la mayoría que habita en la principal ciudad del país.

Gua-ido se irá desgastando como lo hicieron los Generales sin tropa, que montaron aquel sainete, que fue el hazme reír, de sus pares en este continente. Sabían muy bien que tampoco tenían pueblo, pero hicieron su máximo esfuerzo para dar un golpe de estado, ante una Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB), todavía infiltrada y con los viejos rezagos que dejó la Embajada Gringa en Fuerte Tiuna.

Una vez retomado el poder por el binomio, FANB- PUEBLO, se fue colocando las cosas en su santo lugar. Ahora si se podía decir que los mandos naturales estaban en manos del pueblo, que es la FANB en armas. Luego, aceitar la maquinaria y establecer la Doctrina Militar Bolivariana y Chavista que garantizaría que siempre el poder resida en el pueblo, quien es el que le da legitimidad a la Carta Magna, a las instituciones del Estado y al máximo Jefe de la Revolución Bolivariana, el Presidente Constitucional Nicolás Maduro Moros.

Es hora de que Venezuela entre en la búsqueda de construir su propia defensa, de ingresar al grupos de países que tienen ARMAS NUCLEARES, como una manera de disuasión, porque la inercia puede meternos en otros problemas en lo mediato, a Estados Unidos se le agotan las reservas de petróleo y requiere las que están en estas tierras. Ellos tienen sus planes y encontraron al tonto útil para que los continúe, dado que los anteriores fracasaron estruendosamente, que andan dando lastima por el mundo.

No es una carrera belicista la que se propone, sino que hay que buscar la manera de defender las riquezas de la patria. Porque al confiar en los organismos internacionales y en instituciones del Capitalismo se han sufrido pérdidas de dudosa recuperación, cuando ya los gringos están entregando los dineros de la nación al que pretende erigirse como Presidente de Venezuela sin haber ganado una elección. La revolución ha sido demasiado franca y por eso, por no tener malicia, le van poniendo cepos en el camino, que va pisando sin antes haber evaluado la situación. No hay el manejo de escenarios, se pusieron todos los huevos en una misma canasta y ésta se cayó.

A Pérez Jiménez los gringos le quitaron en 1958 el beneplácito por dos cosas: estaba trabajando más para el desarrollo nacional, que para los gringos y por otro lado se estaba interesando en el trabajo sobre la energía nuclear, ya en 1956 había instalado un centro de investigaciones dirigido por el Dr. Humberto Fernández Morán, con un reactor de capacidad 3MW, ubicado en los Altos de Pipe, Estado Miranda, para empezar a realizar experimentos en esa área. Es indudable que para el ´58 como todos los dictadores impuestos desde Washington, tuvo la aprobación del presidente Eisenhower para el inicio de los trabajos del referido centro.

A parte de que Pérez Jiménez era un oprobioso dictador, eso no le quita el merito de haber trabajado en función del aprovechamiento de los recursos del petróleo para crear la mejor infraestructura de su época en latinoamerica. Venezuela entraba a experimentar en el campo de la energía nuclear. Estados Unidos utilizo esa arma para poner fin a la Segunda Guerra Mundial en 1945 con el lanzamiento de bombas atómicas a las poblaciones japonesas de Hiroshima (06 agosto) y Nagasaki (09 agosto).

A los gringos no le interesa que las naciones de esta parte del continente trabajen sobre el tema nuclear. Pero Venezuela tiene todas las condiciones para trabajar en ella, primero como una manera de obtener energía barata, dado que las reservas de Uranio y de Thorium son considerables y por otro lado tener las armas que permitan poner un freno al imperialismo yanqui. Quizás suene ambivalente, porque el Preámbulo de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (CRBV) se declara a favor del desarme nuclear, pero las realidades van indicando las posturas con respectos a temas que son ineludibles, no puedes ir a la guerra maniatado de manos y pies, si se trata de defender la soberanía, por eso las armas son necesarias para la defensa, ante un enemigo con superioridad armamentista.

La independencia se conquistó para que Venezuela no fuera jamás colonia de ningún país en el mundo. En ese sentido, no se debe temer, porque igual sin armas y con armas van a intervenir en esta parte del continente; ya el "Guerrerista" John Bolton, Asesor de Donald Trump, ha dicho que la Doctrina Monroe se hizo para aplicarla, porque esta región es zona de influencia de los Estados Unidos. Guerra avisada no mata soldado. Venezuela tiene el derecho a poseer energía nuclear con fines pacíficos, pero ante la intención de los Yankees de anexarse estas tierras, con la ayuda de unos idiotas que le "venden el alma al diablo" con el fin de tener riquezas fáciles, es preciso que se incluyan acuerdos estratégico con Rusia y China para que Venezuela maneje su propio defensa en base a la energía nuclear, sin poner en riesgo la soberanía.

Bolívar no peleó una guerra contra el imperio español en balde y mucho menos Chávez, que enfrentó a la oligarquía criolla apoyada por el imperio, para lograr reconquistar la independencia después de 200 años, para que otros vengan a entregar el país sin intentar defenderlo de cualquier forma. Así como los gringos tienen socios, la Unión Europea, para imponer condiciones y sanciones a los países que ellos quieran, a Venezuela nadie le quita su derecho a acordarse con los países del mundo para tener el derecho a la paz. Una vieja frase latina dice: "Si quieres la paz, prepárate para la guerra".

Este martes 05/03/2019 el Gua-ido está convocando a una marcha, el mismo día que el pueblo anda buscando regresar de sus Carnavales, es un día triste para la patria, para la Revolución Bolivariana, puesto que fue el día que el Comandante Supremo y Eterno Hugo Chávez, cambio de paisaje. Luego el día miércoles el payaso se reunirá en la Asamblea Nacional en desacato para llamar a un Referéndum con la finalidad de desincorporar a Nicolás Maduro de la presidencia. Como es lógico suponer esa propuesta es nula o irrita, como dicen los abogados, por carecer de legitimidad jurídica. Al estar en desacato, todo lo que acuerden en la Asamblea Nacional no tiene validez.

El Gua-ido hará una reunión con los empleados públicos, con importantes anuncios, es decir lo que le dijo Trump, que expresara en esa asamblea: Sus casas no se las voy a quitar, les vamos a aumentar el sueldo cinco veces más que Maduro, les va a llegar comida de todo tipo, en grandes cantidades y a precios de dólar a 4,30. Se le asignará un carro a cada uno. Tendrán pasajes gratis con sus hijos, dos veces al año para Disney World. Vamos a ver que otros embustes les va a meter. Hay que dejarlo que siga con su "Soñar no cuesta nada".



Esta nota ha sido leída aproximadamente 516 veces.



Omar José Hernández Borges

Ingeniero Industrial. Máster en Agroecología y Desarrollo Endógeno.

 omarhdez78@gmail.com

Visite el perfil de Omar José Hernández Borges para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a276716.htmlCd0NV CAC = Y co = US