Chávez: "ya no soy yo, yo soy un pueblo, carajo"

En adelante se conocerá el papel que desempeñó el Comandante Supremo y Eterno Hugo Chávez, en las relaciones bilaterales y multilaterales que estableció con muchos países en el mundo, hizo una diplomacia de calle, se recorrió muchas naciones en donde dejó su huella imperecedera, en contactos que trajeron alegría y a otros sinsabores, en el escenario en que se presentaba, que como Cristo, andaba pregonando su verdad y la de los pueblos oprimidos por el imperio de antes y los de hoy, que son los mismos. Me imagino a Bolívar, en iguales circunstancias, haciendo las proclamas de su lucha para convencer a quienes lo seguirían en la titánica lucha por darle libertada al continente suramericano.

De ese esfuerzo emprendido por Chávez, hoy suena y crea mucho ruido; además de interesante, el papel estratégico que viene a jugar el presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador (AMLO), el hombre que viene hacer obras por su país, que atraviesa situaciones terribles después de tantos desgobiernos y a ponerle un poco de equilibrio a la situación de incertidumbre en que cayó esta región, luego de las caídas de Lula, Cristina, Dilma y Rafael, tan solo para nombrar a estos cuatro compatriotas latinoamericanos.

En momentos cuando su país ha sido atacado directamente por Donald Trump con la construcción del muro, que afecta directamente la frontera mexicana, punto de ayuda para los mexicanos que buscan oportunidades, tal como lo hacen los colombianos en Venezuela, cuestión que no es mala si esa migración se controlara con más cuidado, aparece AMLO para hacer respetar la Constitución de los Estados Unidos Mexicanos y hacerle frente al imperio en su fachada norte.

Con títeres como Fox o Peña Nieto, ya Venezuela estaría cercada y en vías a ser invadida. Por cierto, que los mercenarios, pagados por Estados Unidos, que siempre han existido en este continente ya empiezan a crearle disturbios, paros y otras cuestiones que vendrán a futuro a para el gobierno de AMLO, esto con la finalidad que vaya cayendo en el descrédito. El pueblo mexicano tiene que entender que su situación es una herencia pesada de más de un siglo que le dejaron todos los gobiernos que sucedieron después de la Revolución Mexicana, en donde gobernó la oligarquía, los capitalistas y terratenientes, con la salvedad de Benito Juárez (1806-1872), quien gobernó cinco veces antes de la Gran Revolución Mexicana y el Gral. Lázaro Cárdenas del Río (1895-1970), en el largo devenir de las luchas de los mexicanos por tener una patria de todos y para todos.

Hugo Chávez definió el mundo Multicéntrico y Pluripolar, en donde una nueva geometría del poder internacional tendría que jugar un papel importante en los tiempos futuros, en ello lo ayudo su canciller para ese momento, Nicolás Maduro Moros, lo fueron construyendo a pulso, con los acercamientos a China, Irán y Rusia, entre otros, como el mecanismo de contención de la hegemonía del Imperialismo Yankee y sus secuaces en el mundo.

La jugada maestra de Chávez, la conocen, los que viven los acontecimientos "en pleno desarrollo" como dice Walter Martínez en su programa Dossier; y las próximas generaciones, la estudiaran como el instrumento que dio inicio a la caída del imperio y la vuelta al mundo del "Socialismo del Siglo XXI". Chávez pulverizo la tesis de "El fin de la Historia y el último hombre" de Francis Fukuyama, y trajo nuevas esperanzas a los pueblos del mundo.

El Plan de la Patria, se estudiará o analizará y será la praxis la que determinara su valor para redimir a los pueblos del mundo del capitalismo salvaje y neoliberal, porque esa es su esencia. Chávez, "ya no soy yo, yo soy un pueblo, carajo", dejó escrito de su inspiración y trabajo ideológico, lo que se considera la perfectible Arquitectura de la Gran Revolución Bolivariana y Chavista, con sus cinco Grandes Objetivos Históricos:

Objetivo Histórico No. 1: Defender, expandir y consolidar el bien más preciado que hemos reconquistado después de 200 años: la independencia nacional.

Gran Objetivo Histórico N° 2: Continuar construyendo el Socialismo Bolivariano del siglo XXI en Venezuela, como alternativa al modelo salvaje del capitalismo, y con ello asegurar la "mayor suma de seguridad social, mayor suma de estabilidad política y la mayor suma de felicidad" para nuestro pueblo.

Gran Objetivo Histórico N° 3: Convertir a Venezuela en un país potencia en lo social, lo económico y lo político, dentro de la gran potencia naciente de América Latina y el Caribe, que garantice la conformación de una zona de paz en Nuestra América.

Gran Objetivo Histórico N° 4: Contribuir al desarrollo de una nueva geopolítica internacional, en la cual tome cuerpo el mundo multicéntrico y pluripolar, que permita lograr el equilibrio del universo y garantizar la paz planetaria.

Gran Objetivo Histórico N° 5: Contribuir con la preservación de la vida en el planeta y la salvación de la especie humana.

Por todo lo anterior, México y Venezuela siempre estarán unidos, porque vienen del pasado común de la conquista, el colonialismo y el imperialismo, al que los hombres del pueblo combatieron hasta lograr su libertad.

Bienvenido el aporte de los hermanos mexicano en la búsqueda de la paz definitiva en Venezuela y empezar a trabajar para salir de esta opresiva Guerra Económica, que imponen con sus distintos escenarios los "Think Tank" que tiene el imperio, para someter a los pueblos y vencerlos por hambre y otras carencias.

Como dice el noble pueblo venezolano ante tanta agresión. "No volverán y se secarán para siempre los que se meten con Venezuela. Amén"



Esta nota ha sido leída aproximadamente 495 veces.



Omar José Hernández Borges

Ingeniero Industrial. Máster en Agroecología y Desarrollo Endógeno.

 omarhdez78@gmail.com

Visite el perfil de Omar José Hernández Borges para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a276621.htmlCd0NV CAC = Y co = US