¡El pueblo unido jamás será vencido! – Se cumple esa sentencia con la derrota del imperio en Venezuela

Está demostrado que ¡El pueblo unido jamás será vencido! Se puede decir y es demostrable el poco pueblo que acompaña a la oposición golpista, obsesionados con fijar fechas, que no dicen nada, que no cumplen sus palabras y deseos y para el colmo cada día sumen en la decepción a sus partidarios, porque es muy cierto que un grupito, con voluntad conspirativa jamás podrá con una masa, una fuerza muy superior, que está dispuesta a ser libre y que tiene conciencia de lo que es patria y soberanía nacional.

Se les puede decir a los confundidos de la clase media, que siempre han deseado formar parte de la élite burguesa de este país, que en ella no tienen cabida, porque los burgueses provienen de los pocos escogidos que la oligarquía criolla y latinoamericana van conformando para la defensa de sus intereses. Es una quimera que les han inyectado en el cerebro a la clase media para que se conviertan en una barrera entre el pueblo de donde provienen y los pocos de las clases pudientes que viven en Venezuela, descendientes de los conquistadores y de la colonia, que ponen adelante como escudos a sus burgueses mediatizados, para su propia protección a la hora de abandonar el barco, como las propias ratas, con el perdón a las ratas, que son producto de la biodiversidad creada por el todo poderoso.

Una foto que está circulando por las redes relacionadas con el "AidLive Venezuela" que se realizó Colombia, en la frontera con Venezuela, el día de ayer 22/02/2013, en donde sin ningún esfuerzo se puede pensar en lo que son los pocos descendientes oligarcas que están en la zona VIP (de asientos exclusivos, preferencial o de exquisitos) del referido show para buscar invadir a la nación venezolana y en otra zona pero muy lejos del espectáculo, con las ganas de ver a sus ídolos músicos y cantantes adormecedores de conciencias, pagados por el imperialismo y sus transnacionales, está la inmensa mayoría de parte del pueblo colombiano que asistió al evento, el excluido de siempre.

En la patria de Bolívar está ocurriendo lo contrario, cada día el pueblo se va uniendo en torno a un proyecto nacido en estas tierras y que está en pleno proceso de construcción, en donde la exclusión es cuestión del pasado, porque se atiende por igual a los ciudadanos venezolanos, y extranjero, con educación y salud gratuita, quienes entienden que este es el camino y por eso en su inmensa mayoría acompaña a Nicolás Maduro en estas horas duras de una Guerra Económica que afecta a toda la poblacion, pero que se buscan los mecanismos necesarios para atender las necesidades, que son innegables.

Ahora bien, ¿Qué le falló al imperio, a la oligarquía y sus adláteres? Simplemente que en este país hay una verdadera unión cívico-militar y además que en todo este continente no hay una fuerza armada apegada a la constitución, como es el caso de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, los militares y milicia moralizada, consciente de su pasado histórico con los ejemplos de los Libertadores de América del Sur, y sobre todo que respetan las líneas de mando naturales, ¡leales siempre, traidores nunca! al pensamiento bolivariano y del Comandante Supremo y Eterno Hugo Chávez, quien dejó para los tiempos futuros una doctrina militar Bolivariana y Chavista, la cual es garante de la independencia, reconquistada después de 200 años, y defensora de la soberanía nacional.

Por eso jamás los militares venezolanos traicionaran, el juramento que hacen para servirle a la República. En Venezuela no se dará un Golpe de Estado, porque en donde no hay fuerza armada conspirando contra los intereses de la patria, no podrá ocurrir el desconocimiento del sistema democrático socialista por el cual apuesta la mayoría de los venezolanos, los excluidos del pasado; y que ahora en la foto aludida supra, se pudo observar en Colombia, que son nuestros hermanos por Bolívar.

Otro dato que no quiere entender la gente es que esos militares no provienen de castas, de la oligarquía, ellos son el autentico pueblo en armas. Esa fue la razón por la que Bolívar atravesó los páramos andinos, en un esfuerzo inusitado, para iniciar la libertad de la mitad del continente suramericano. Entiendan de una vez por todas que el estamento militar está consciente de su rol histórico.

Ah, que unos cuatro pendejos que se dejan lavar el cerebro salgan a despotricar del gobierno y traicionar su juramento de defensa de la patria, es natural, porque el diablo (Imperio) seguirá atentando a aquellos que son ambiciosos y que se venden al mejor postor, porque déjenme decirles que los dólares que les entregan a los Escuálidos para que compren a militares, en la mayoría se lo quedan los líderes opositores y engañan a su pueblo y también a Donald Trump y sus guerreristas, de que habrá una caída en cascada de militares. En verdad que no entienden los nuevos tiempos que vive la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB), porque los que la comandaron en el pasado no querían saber nada de Bolívar, sino del Imperialismo Yankee, quienes eran sus jefes en Venezuela, con ordenes transmitidas desde la embajada a los títeres del Pacto de Puntofijo, que jugaron un papel de traidores del pueblo, del Juan Bimba, que cada cinco años, como un pendejo, salía a votar por las tres latas de Zinc y un saco de cemento, que era el pago por elegir a su candidato.

A propósito, un día en una conversación, en Aragua de Barcelona, con mi tío José Rafael Hernández, gran conocedor de la Historia de Bolívar, me narró sobre Bolívar en Pativilca, no conocía esa parte de la historia, no me imaginaba a Bolívar en esas condiciones de enfermedad; se refirió a que "era el hombre caído, y ejemplo supremo que hizo para recuperarse y volver a la lucha", posteriormente me señaló un paquete de recibos en donde estaba uno cuando Carlos Canache Mata (Adeco) le alquiló unos burros para cargar las latas de zinc y el cemento, hacia los lados de Laguna Nueva, en la vía hacia la Margarita del Llano (Anzoátegui), fue cuando las elecciones de Rómulo Betancourt. Llevaban ese material, como un "bozal de arepa", a los campos donde los adecos tenían su mayor fortaleza, por ser compatriotas campesinos en su mayoría analfabetos, además vi en el documento, escrita a puño y letra, la firma del político aludido, en el fardo de recibos de morosos, por cierto nunca le pagó. Además, observe en un tiempo cuando vivía en la Espina de Pescado, en la ruta antes señalada, en la época que eligieron presidente a Raúl Leoni cuando pasaba el arreo burros y mulas cargadas con cemento y las latas de zinc, era la dadiva que le daban al pueblo. Eso ocurrió en la época del quítate tú pa´ ponerme yo, que se acostumbró en los últimos cuarenta años de la IV República.

En fin que sigan creyendo los Escuálidos en pajaritos preñados y no se pongan a trabajar por el bienestar de su patria. Gracias a Dios, hoy existen los periódicos, las fotografías y las redes sociales que van mostrando la secuencia de los eventos y que en la inexorable Historia Patria se hablara de quienes fueron los leales y quienes los traidores en momentos de dificultades por los que atravesaba el país, en las dos primeras décadas del siglo XXI. Bolívar no tuvo esa suerte de que existiera la mass media, para que los que hoy viven en Venezuela y en el mundo pudieran observar sus intrépidos esfuerzos por la independencia de su patria. Quizás la conciencia de los venezolanos fuera otra en momentos como los presentes.

Los hechos son los que al final harán que los Escuálidos entiendan de una vez por todas, que deben volver por el redil de la democracia para que impere la paz en estas tierras y no ocurra la destrucción de las principales ciudades de Venezuela como ocurrió en Irak, Libia, Siria, entre otros países en el mundo, destruidos por los genocidas gobiernos estadounidenses, sostenedores del imperialismo decadente. Por cierto que su líder en estos momentos Juan Guaidó, declaró que "las pérdidas de vida en Venezuela no son un Costo, sino una Inversión", fue una irresponsabilidad esa aseveración, como si una invasión armada no afectaría a sus parciales, con eso está buscando que poco a poco lo vayan abandonando por tan gran insensatez. Como diría un famoso periodista escuálido: ¡Chúpense esa mandarina!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 882 veces.



Omar José Hernández Borges

Ingeniero Industrial. Máster en Agroecología y Desarrollo Endógeno.

 omarhdez78@gmail.com

Visite el perfil de Omar José Hernández Borges para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: