Dividir la Revolución no es la alternativa

¿Cómo opera la contrarrevolución en los países que quieren mantener su independencia, soberanía y autodeterminación?

Es importante identificar que cuando un gobierno trata de adecentar la situación crítica de la corrupción, los que viven de ella, lo primero que hacen es gritar como estratagema: "… por allá va el ladrón, agarren al ladrón" mientras el verdadero pillo se escapa. Los que creen y hacen todo lo mejor de su parte para no caer en esa condición, por principios, por ética revolucionaria, saben identificar en donde esta la razón, que lo mejor que se puede hacer es que las pruebas hablen por sí solas y no caer en el juego mediático, que la derecha impulsa con los tontos útiles que pagan el favor de ser tomados en cuenta en un hipotético gobierno "salvador de la patria" que tanto añoran quienes tienen las manos embarradas con el erario nacional.

Es evidente y Maquiavelo no se equivoco, cuando enunció su frase inmortal "Divide y reinaras", y es lo que hacen quienes con unas frases muy elegantes, con un conocimiento del discurso de la izquierda revolucionaria, que tienen pruebas irrefragables, como diría Bolívar, de que la verdad la tiene el pueblo, aquel que participa en todos los ámbitos del quehacer humano, que no es descabellado pensar que así es, puesto que el vulgo no se equivoca, pero que a la hora de reconocer su proceder, su apoyo, se les olvida a los imitadores de la oligarquía que se ubican en el campo del socialismo. No hay diferencia en su manera de actuar; ya desde el año 2005 había un pacto para tomar el poder, por la vía de la intervención de Estados Unidos, pensaron que matando a Chávez, el plebeyo seria engañado de nuevo, se aventuraron y cayeron como jaurías sobre el Presidente Constitucional Nicolás Maduro.

Hay camaradas que no entendieron o mejor dicho no quieren entender cuál es el juego que se traen los yanquis, y todo se lo achacan a un gobierno que ha recibido la mayor ofensiva para tratar de destruirlo por cualquier medio y método y muchos compatriotas se prestan para el juego. El día de ayer 13/12/2018, el compatriota Miguel Ángel Pérez Pírela, se despidió de nuestra pantalla chica de Venezolana de Televisión (VTV) por unos días, un hasta luego, ¡pero que tremendo programa se mando! Haciendo gala del dominio que tiene del análisis del discurso, un joven que le ha dado a este país, cátedra en la crítica y anticrítica, pero que jamás ha abandonado esa línea recta, que como todos conocen, está ubicada entre dos puntos, sin quiebre alguno, sin deslealtad al pensamiento revolucionario, al ideal de Bolívar y Chávez, que a esta altura de nuestras vidas es como hablar de una sola persona, porque sin el Comandante Eterno, nadie hubiera entendido los avatares de nuestro Gran Libertador. Duélale a quien le duela esa verdad no la pueden ocultar, y es la envidia de muchos historiadores, que un zambo se metiera en su campo y les diera lecciones de cómo se narra la historia de nuestra patria, de latinoamerica y el mundo.

Traigo a colación al Dr. Pérez Pírela, porque en uno de sus videos, dejó al desnudo lo que significa la "Guerra Económica" y cuáles son las consecuencias de la misma. Todos intuimos, hablamos de ella, pero no hay mejor explicación científica si no de quien aboga para promoverla, como interlocutor válido del imperio, porque como mercenarios que son les pagan para que digan esto o aquello en los medios de comunicación masiva, y que raro que se les escapó la liebre porque no han borrado ese video, pero lo más seguro que a estas alturas ya no debe aparecer en las redes sociales, esto fue lo que dijo William Brownfield, ex-embajador estadounidense en Venezuela 2004-2007: "Quizás la mejor solución sería acelerar el colapso en Venezuela".

https://youtu.be/YX127WVcW0o

Es evidente que la mano del imperio está metida hasta el fondo en buscar la desestabilización de Venezuela. Mateo 7, 15-20: "Por sus obras los conoceréis". Y si hacemos una inferencia, entendemos que a PDVSA la tenían al servicio de los yanquis, y era impensable ponerla bajo la conducción de la revolución por lo que significaba para la liberación definitiva de las amarras que le tenían los gringos a nuestra patria. No en balde ocurrió un paro Petrolero 2002-2003, que por esos días sufrieron lo que hoy mismo viven, otra vez, en carne propia los venezolanos. Se venía saliendo del golpe de estado del 11 de abril de 2002, contra el Presidente Hugo Chávez, planificado por el imperialismo y sus elementos propiciadores de todo tipo de invasión (Pentágono, CIA, Departamento de Estado, entre otros) que preparan los terrenos para que ocurran hechos de esa naturaleza en el mundo.

Por eso no podemos caer en la tentación de dividir las fuerzas revolucionarias, eso sería entregar la revolución y echar al abandono al pueblo, que muchos se llenan la boca en defender. Desde Colombia, España y Estados Unidos, están negociando para dejar a los bandidos que se han ido fuera de la patria, dizque revolucionarios de izquierda, que formen parte de un hipotético gobierno impuesto por el imperio, pero los muy tontos no entienden que el imperio cuando trata con traidores a la patria los desecha como condones y luego imponen a su criterio a quienes consideran que son los verdaderos serviles a sus intereses, esos aliados los tienen en la oligarquía y burguesía criolla.

Muy bonitos los discursos de quienes atrincherados en un falso izquierdismo revolucionario le propician el camino libre al enemigo político para que tomen el poder ante una fuerza que dividida no garantiza que se pueda seguir defendiendo los intereses de la patria. Quienes acusan al gobierno, que nos dimos libérrimamente, solo presentan fabulas, no hay pruebas concretas, como si las viene mostrando el Fiscal General de la República Bolivariana de Venezuela, Dr. Tarek William Saab. Así es que se deben dirimir los problemas de corrupción, presentando a los que se han enriquecido con los dineros del pueblo.

Espacio para la discusión política la hay, lo que no se puede permitir y no se debe caer en la tentación de unirse al enemigo que está a la espera que le pongan en alfombra de lujo y en mesa de cristal la cabeza de quienes están defendiendo el legado del Comandante Eterno Hugo Chávez, y que sabemos que este gobierno no las ha tenido fácil. Al contrario, muchos funcionarios, después que murió Chávez, se alzaron con jugosos contratos, comisiones, desvíos de recursos, movimientos de contrabando de los recursos del país y todo tipo de desmanes que aprovechando la consternación nacional, pensaron que pasarían debajo de la mesa sin que se les descubrieran sus tracalerías.

Es bueno decir que muchos camaradas que estando en puestos de gobierno se dejaron meter "strike" con supuestos compañeritos de la revolución, de todos los sectores que hacen vida en el país y hoy los vemos recorriendo otros lares con dineros mal habidos y que como la justicia de Dios es perfecta, los detienen, los encarcelan y empiezan a hablar pistoladas de Chávez y Maduro para que los liberen o les pongan fianza con los dineros robados en Venezuela, pero lo que les interesa a los gringos es tenerlos en Estados Unidos para chantajear y tratar de demostrar, a los países que están alineados en bloque contra Venezuela, que tienen razones para armar el expediente de Estado Forajido.

Insistiendo que no hay peor enemigo interno que aquel que deja actuar a sus anchas a funcionarios que se creen más honrados que la Madre Teresa de Calcuta, más puros que el Papa y luego terminan con las manos más sucias que niño jugando con barro. No hay humildad ni tampoco están interesados en atender al pueblo, a quien se deben, sino en llenar sus bolsillos mientras los que tienen la obligación de supervisarlos se desligan de esa función y de allí surgen los descalabros o escándalos que son difíciles de justificar, porque los que son ladrones no se pueden patrocinar. Allí hay una crítica que hace bien para la reflexión, lo que no se puede hacer es dividir para darle gusto al adversario político. Doy gracias a Dios que la oposición está dividida, desprestigiada y son irreconciliables en sus posturas políticas, si no otras adversidades serian las noticias de cada día en este país.

Entonces que cada quien asuma su responsabilidad ante la justicia y la historia. En eso hay razones que se deben esgrimir con sinceridad, no buscando el cálculo político de dividir las fuerzas revolucionarias para "pescar en río revuelto". La lista de oportunistas durante la gestión de Chávez y Maduro es larga. Eso da una arrechera porque hay lenidad cómplice de quienes se consideran que tienen la verdad absoluta en sus decisiones, y allí está un error que siempre se paga con resultados adversos en el desarrollo de la política. Porque tales actuaciones van minando la credibilidad. Todos debemos hacer nuestras listas de quienes han sido los traidores a la revolución y publicarlas, porque los salta talanqueras se conocen y no se puede permitir que sigan confundiendo al pueblo. Esos son irrecuperables e inútiles para un verdadero proceso revolucionario. Con traidores no se puede ir a confrontar al enemigo, porque estás expuesto a la puñalada por la espalda.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 664 veces.



Omar José Hernández Borges

Ingeniero Industrial. Máster en Agroecología y Desarrollo Endógeno.

 omarhdez78@gmail.com

Visite el perfil de Omar José Hernández Borges para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: