A pesar de todo: seguimos teniendo patria

Los venezolanos debemos revertir la situación de abstención electoral cada vez que somos convocados a los eventos electorales para elegir a los ediles de los municipios de la República Bolivariana de Venezuela.

A pesar de toda la arremetida de los especuladores, todos debemos cumplir nuestro deber con la democracia. No asistir a votar es como seguir incitando a que ocurran los actos vandálicos como los que se suscitaron en el año 2017, cuando unos políticos facinerosos incitaron a la violencia, incluida la quema de personas vivas. Eso no se puede olvidar, mucho menos repetir en un país que se ha caracterizado en los últimos 20 años por el respeto a los Derechos Humanos. Lo demás es hablar pajuatadas, porque si no hubiera una guerra económica declarada por el imperio estadounidense, estuviéramos en unas condiciones envidiables, como ocurrió en el último sexenio del Presidente y Comandante Eterno Hugo Chávez

No puedo ni debo dejar de seguir esgrimiendo que los culpables de la situación económica en Venezuela son los especuladores (empresarios y comerciantes) y bachaqueros (comerciantes informales) que no tienen ningún tipo de control. Recientemente aumentaron los sueldos y salarios -jueves, 29 de noviembre 2018- y se desató un asalto masivo a los venezolanos, en todos los ámbitos del comercio, sobre todo en los alimentos, artículos de higiene personal, medicinas, calzados y vestidos.

Es indudable que el venezolano no tiene la capacidad coercitiva para poner en su sitio a los especuladores. Quien tiene el poder de las leyes es el estado venezolano en todas sus instancias, por lo que acudir al pueblo para que contenga el desmán de los empresarios y comerciantes es incitarlos a que actúen a hacer justicia por sus propias manos y eso puede provocar una especie de Caracazo, que no es lo conveniente para este país, que se puede recuperar en el corto plazo si se toman las medidas para contener la locura especulativa o el robo a los dineros del pueblo, sin que lo amedrenten con un arma. Esa es la realidad y para la cual todos tenemos que apuntarnos en la búsqueda de su solución.

Si las autoridades acompañaran al pueblo que hace sus denuncias la cosa sería más fácil, pero cuando acude a los entes que deben dar respuesta lo que reciben son negativas y evasivas sobre las actuaciones que sustentan contra los especuladores, es como echar agua en el mar, no se ve ningún acción efectiva que reivindique el esfuerzo que hacen los ciudadanos para que se les atienda en esa gran necesidad que nos aqueja a todos.

Así mismo, en el artículo de opinión "Eventos Cíclicos" de fecha 25/11/2018, publicado en aporrea.org, del suscrito, se enumeraron una serie de causas que incidirán en el proceso electoral de mañana domingo 09/12/2018, y para el cual no es sorpresa alguna que muchos venezolanos no tomen conciencia de que hay que seguir buscando el rumbo que trazó Bolívar y que Chávez con mucha inteligencia fue descifrando los códigos que dejó el Libertador para la posteridad y que cada ciudadano de esta patria debe definitivamente entender, y esa es nuestra tarea, es decir, que COMPRENDA de una vez por todas, que por naturaleza somos ANTIIMPERIALISTAS, como génesis de la I República, que nos legaron los héroes o libertadores de la patria en su gesta independentista.

Nuestra política se basa en la doctrina bolivariana y no en la monroista, esa fue la discusión o el debate que se entabló después de 1821, cuando en el campo de batalla, el glorioso "Campo de Carabobo", se selló la independencia de Venezuela después de su larga lucha contra el imperio español, y comenzaba a entretejer su poderío el descendiente del viejo imperio inglés, los Estados Unidos de Norteamérica, a quien Bolívar definió, visionariamente, como el nuevo hegemón que se tendría que combatir en el hemisferio sur. ¡Y no se equivocó!

Como ustedes pueden observar una cosa va relacionada con la otra. No podemos deslindar todo lo que ocurre en Venezuela con lo que se prepara desde el exterior (Estados Unidos, Unión Europea y sus lacayos en latinoamerica) para recolonizar a la patria que tanto ha costado volver a llevarla a su estado de independencia, libertad y soberanía de todos los poderes intervencionistas en el mundo.

Sigamos invocando a Dios, la Virgen del Valle y al optimismo del pueblo batallador para que todo mejore, tal como son los deseos de los venezolanos. Mañana veremos cómo se comportarán nuestros compatriotas ante este nuevo reto.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 782 veces.



Omar José Hernández Borges

Ingeniero Industrial. Máster en Agroecología y Desarrollo Endógeno.

 omarhdez78@gmail.com

Visite el perfil de Omar José Hernández Borges para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: