Repetición: “Vuelve el perro arrepentido con la cola entre las patas…”

El titulo de lo aquí escrito obedece a la repetición de dos artículos de opinión que son necesarios para el debate y la acción ante la criminal especulación que le hacen al pueblo, en donde los comerciantes inescrupulosos, cada vez que hay un aumento de salarios, es como que si le dieran una orden directa para que aumenten los precios sin consideración de ningún tipo. Es el nuevo tipo de ladrón que no le tiene miedo a las leyes ni al gobierno. En recientes días en un artículo que se publicó en Facebook y en omarhdez78.blogspot.com se aludía que la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) debe hacer leyes inexorables para que se metan presos a los delincuentes de cuello blanco: Los empresarios vampiros de la economía.

Qué hacer ante los especuladores, el desabastecimiento y los conspiradores contra la revolución (23/08/2018)

…También está pasando que en ciertos abastos y comercios que estaban abarrotados de productos ahora no tienen mercancías, porque las están sacando en las noches para otros lugares. La Inteligencia Social tiene que seguirlos hacia donde las llevan y hacer la denuncia respectiva para que puedan ser vendidas al pueblo.

Así como ellos tenían mano dura para sacarle los reales a las "hordas, pata en el suelo", entonces que se atengan ahora al control del pueblo. Los escuálidos están recomendando que no sigan vendiendo y que cierren los locales cuando aparezca la SUNDEE, entonces hay que ser más drásticos: Si persisten en el saboteo económico, porque estamos en una Guerra Económica, entiéndase eso bien, entonces que las comunidades organizadas, responsablemente y con presencia de las autoridades que tomen esos "locales cerrados sin mercancías, sumados al boicot", con presencia de fiscales del ministerio público y que el gobierno nacional haga llegar los productos del CLAP hacia esos establecimientos, que piensan cerrar y dejar sin productos; y allí que se vendan productos al pueblo.

Aquellos establecimientos que tengan las mercancías escondidas que sean revisados por las personas de las comunidades y las autoridades, y luego se proceda a venderlos a precios justos. Que los empresarios y comerciantes presenten las facturas de los productos para ver el sobreprecio que le colocan para estafar a los compradores e incrementar, inmisericordemente, la inflación en este país, que día a día lucha para que se tengan unos precios acordados que permitan un respiro al pueblo.

Un ejemplo de cómo roban al pueblo o se burlan de él es el siguiente: "sí compran 10 kg o mas de pollo se lo venden a Bs.S 78,00, es decir a precio regulado, si compran menos de 10 kg, entonces el precio es de Bs.S 300,00. Otra forma es que las carnicerías les entregan los productos a los comerciantes informales de los kioscos, por ejemplo, para que vendan el kilogramo de pollo entre 400,00 a 450 Bs.S, de esa forma el pueblo no puede comprar a precio regulado lo que se les entrega a los comercios para que atiendan a su clientela. Igualmente pasa con la carne, en la calle todo el mundo vendiendo productos alimenticios que deben ser expendidos en comercios formales por lo de la condición sanitaria a que deben estar sometidos esos productos cárnicos.

Dense una vuelta por las carnicerías de Pérez Bonalde, en Catia, para que aprecien la situación que se plantea.

Tiene que ponerse a trabajar la inteligencia social de las comunidades para que se atrapen a los burladores de las leyes. El PSUV con su militancia tiene que ser la punta de lanza para que se pueda corregir ese entuerto, con el Carnet del PSUV se tiene que hacer una conexión directa con los organismos de seguridad para que se regularice la situación de especulación despiadada contra el pueblo.

La oposición política está jugando a la guerra, y ya están pronosticando que los productos no alcancen para demostrar que la política tomada por Nicolás Maduro no tendrá éxito por el desabastecimiento planificado y a eso hay que tenerle un plan B, C y D en todo el país.

Se pueden comprar los productos alimenticios, medicinas, artículos de aseo personal, ropa y calzado a precios internacionales y traerlos a Venezuela, mientras se desarrolla una pequeña y mediana industria fuerte que genere su propia tecnología y procesos productivos para diversificar la producción nacional. Con la crisis que estamos atravesando han surgido muchos talentos que han colaborado en capear el temporal y a esos compatriotas hay que apoyarlos, debido a que la economía venezolana tiene tres años que esta "desmarquizada, valga el término", es decir que ya nadie compra inducido a una marca determinada, porque han ayudado a la producción tanto artesanal como industrial para entregarle productos al pueblo para satisfacer sus necesidades. No podemos estar dependiendo de una burguesía parasitaria que ha hecho el negocio del siglo especulando al pueblo y es un opositor ideológico que siempre estará agazapado conspirando contra la revolución.

Sí ahora se tiene al toro agarrado por los cachos, no se puede andar con blandenguerías y lenidad, y entender que el pueblo está inspirado en este momento al sentirse libre del yugo de los precios especulativos; y ahora que tiene un salario mínimo petrolizado, que le da la fuerza para respaldar todo lo que el gobierno se proponga, entonces es hora de irlo empoderando para sembrar de hecho y de derecho el petróleo, como uno de los lineamientos del Plan de la Patria 2019-2023, con el fin de alcanzar la felicidad que le fue arrebatada desde el momento en que la oligarquía y sus aliados externos decidieron acabar con Nicolás Maduro como líder de la Revolución Bolivariana, pero ¡el carajo les ha salido como lo esperaba Chávez!

Perspectiva de la Guerra Económica en Venezuela: La oligarquía internacional busca la desesperanza y la frustración del pueblo para propiciar una intervención armada de los gringos (27/07/2018)

… Por eso el Che Guevara decía y con mucha razón "Al imperialismo ni un tantito así", esto se trae a colación porque aceptar las reglas de juego del capitalismo es declarar la liberación de precios acelerada, y de esa manera el dólar del mercado negro seguirá subiendo con respecto al dólar oficial, dictando los especuladores las leyes del mercado, afectando de todas cualquier medida que tome el gobierno, porque simplemente la oligarquía y FEDECAMARAS, junto a sus amos del norte, lo que quieren es tumbar a cualquier costo al gobierno revolucionario. Por un lado se ponen una mano en el pecho diciendo que van a colaborar y con la otra preparan los planes para buscar la agresión armada de los gringos.

Como es reiterativo el fracaso en la búsqueda de consenso, y se augura uno más por conocer la estrategia del enemigo político e ideológico, antes de desarrollar las propuestas, se ruega que el empresariado cumpla con los acuerdos que se establecieron el día 25/07/2018 con el gobierno nacional, para que no obligue a que se tomen las medidas que desde hace cierto tiempo está esperando el pueblo, después de haber dado en el 2017 - 2018, en tres periodos electorales consecutivos, toda la confianza a los dirigentes de la revolución bolivariana: Ellas son la Nacionalización de la Banca, Intervención de las empresas boicoteadoras y entrega a los trabajadores de las mismas y la toma del sistema de transporte por parte del pueblo organizado.

En ese sentido, para lograr un equilibrio en la Guerra Económica se propone lo siguiente:

1. Que el gobierno unilateralmente fije los precios de los rubros de primera necesidad: 1.1. Alimentos, 1.2. Medicinas y 1.3. Vestidos y calzados. Medida esta radicalmente revolucionaria.

¿Cómo implementar el sistema de respuesta a la Guerra Económica?

El gabinete económico, los economistas, administradores y el pueblo afectos a la revolución bolivariana, entre todos, debemos hacer una cayapa en lo relativo a establecer los precios reales, investigando los costos de la materia prima nacional e internacional y de los precio que tienen los productos importados, una vez que llegan a los puertos y aeropuertos, incorporando el incremento que sufre por carga fabril y con ellos construir el Precio de Venta al Público (PVP), precios estos que deben ser dados a conocer por la mass media, claro está que el margen de ganancias del negocio industrial o comercial debe ser del 30%, como lo es en la mayoría de los países del mundo.

2. Equiparar los precios en efectivo con los de puntos ventas de los productos que tengan PVP fijados o acordados, obligando a que la industria manufacturera, productores y comerciantes atiendan las leyes emanadas de la Asamblea Nacional Constituyente, aplicando medidas judiciales ejemplarizantes para los que están acostumbrados a violentar el ordenamiento jurídico (Se proponen 10 años de cárcel).

Para dar viabilidad a este aparte, los puntos de ventas deben programarse para que al igual que el comprador con tarjeta electrónica marca su clave, se le incorpore al equipo números secuenciales que indiquen que tipos de productos (alimentos, medicinas y vestidos-calzados) se están comprando, para determinar si son regulados o es de precios acordados.

No se está inventando el agua tibia, existen este tipo de equipos. Sí el costo del producto es mayor que el precio PVP o acordado se le aplica un Factor de Recuperación por Especulación o Usura (FREU) del 80% de la compra de los productos a la cuenta bancaria de quien maneja el punto de venta, dinero que debe ir inmediatamente por sistematización electrónica a la cuenta del Banco Central de Venezuela (BCV). En esta institución se le devolverá a la tarjeta de debito o de crédito del cliente el resto o sobre precio de su compra y el BCV se quedara con la parte de la multa electrónica, para ser entregado al gobierno para las partidas de los programas sociales que atienden al pueblo.

Hay otra forma de control, idea esta que hemos discutido con el pueblo, es decir que si el equipo, al introducirle el código del producto, detecta que el precio es mayor que el acordado entonces las tarjetas no deben pasar en el establecimiento comercial, hasta que la persona que está cobrando el importe de la mercancía que expende marque los precios regulados para la venta.

No se necesita ser un genio de la informática para que desde la SUNDEE, SENIAT, SUDEBAN, la red Bancaria y el BCV se puedan hacer los programas para que operando desde estas instituciones en red puedan ejercer el control ejemplarizante.

3. En otro orden de ideas, el transporte público debe ser atendido integralmente, porque se está asaltando, sin arma alguna, a los pobres de siempre, cobrándoles tarifas que no están reguladas por los gobiernos municipales, a quienes les compete junto con el Ministro del Transporte Hipólito Abreu fijar los precios, dar la permisología para las rutas, entre otras actividades que controlan. Los representantes de ambas instituciones del estado deben dar una vuelta por los terminales de las principales ciudades del país. Que revisen como están funcionando los sistemas de metros en las ciudades en donde existen.

Que revisen las unidades de transporte que transitan hacia el centro de la ciudad de Caracas, que vayan por caridad de Dios al Bus Caracas y observen como se están atropellando las personas para montarse en las unidades Yutong desde las primeras horas de la mañana hasta la ultima hora de la noche en que prestan servicio.

Solamente hay dos buses Yutong para atender la densa población que toma ese transporte y no hay una respuesta efectiva para atender ese gran problema, en donde los usuarios de todas las toldas políticas e independientes que usan ese medio, le recuerdan la madre a todos los funcionarios públicos del referido ministerio y representantes del gobierno. Además, se presta como caldo de cultivo para hacer juicios sobre la conducción de la revolución bolivariana en el tema del transporte público.

4. Cerrar la frontera con Colombia es una medida necesaria, por allí se van la gasolina y otros derivados del petróleo, como aceites y kerosene. En Guerra Económica avisada no se puede andar con blandenguerías, hay que actuar en consecuencia, porque están desangrando al país y pareciera que no tuviera doliente. Por esa frontera se van los alimentos y otros productos que afectan la economía de la nación. Mientras persista la agresión se debe crear medidas que ayuden a armonizar el flujo de productos dentro del territorio nacional y evitar que el contrabando destruya todo el esfuerzo que se hace para que se produzca lo que realmente se consume en el país.

5. Estimular a la industria automotor para que se reactive la producción de autopartes, y atender el sistema de transporte público y privado. Hay muchos vehículos paralizados por falta de cauchos, baterías y cualquier otro repuesto que les permita funcionar. El pueblo venezolano tiene cifradas esperanzas de que se pueda dar la atención a ese problema que aqueja a propietarios de automóviles livianos y pesados.

6.- Aplicar la multa electrónica a las transacciones de divisas que no estén dentro del sistema monetario legal del país. Al detectar la superintendencia de bancos que hay movimientos de altos volúmenes de dinero y no se sepa su destino, se presume que es para la compra de divisas por encima de lo establecido, por lo que es necesario aplicar sanciones a los bancos que permiten ese flujo de dinero por su sistema electrónico. Quien compra las divisas en el mercado negro, esta incentivando la especulación con la venta de productos dolarizados (Dolartoday y otras páginas Web) y por consiguiente debe ser sometido a la ley.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1295 veces.



Omar José Hernández Borges

Ingeniero Industrial. Máster en Agroecología y Desarrollo Endógeno.

 omarhdez78@gmail.com

Visite el perfil de Omar José Hernández Borges para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: