La guerra conveniente para el imperio: Tenaza colombo-brasileña

Realmente la elección por el pueblo de Brasil de Jair Bolsonaro, es una clara manifestación de lo que hacen las elites de la oligarquía latinoamericana para mantenerse en el poder a costa de lo que sea. Es obvio que hay una castramiento de la voluntad de los pueblos, por parte de una mediática que trata de obnubilar la mente de los ciudadanos para que no perciban la realidad de las cosas.

Sin embargo, estos son los momentos que en vez de entristecernos nos dan fortaleza para seguir luchando para alcanzar el Socialismo del Siglo XXI, que nos dejó como tarea el Comandante Eterno Hugo Chávez y que el Presidente Constitucional Nicolás Maduro está cumpliendo con ese objetivo, que a pesar del bloqueo imperialista, los procesos que devienen del mismo tienden a dar resultados en el mediano y corto plazo, mientras se supera el escollo que significa enfrentarse a la potencia bélica más grande el planeta, pero que con sabiduría sabrá como postrarla ante sus propias armas.

No digo que nos alegra, ni que nos entristece, pero es la realidad de la existencia, porque ese va a ser el camino que tocará enfrentar en todo el continente, porque una vez vivida la experiencia de esa elección vendrán los arrebatos de las conquistas social del pueblo brasileño, tal como está ocurriendo en Argentina en la actualidad, y ese será el proceder de todos los gobiernos de derecha, y sobre todo este tipo de gobierno fascista, que aplicará con mucho rigor todas las recetas que imponga el Fondo Monetario Internacional (FMI), con el fin de absorber, aun mas, todas las riquezas de esa nación hermana.

Pero, siempre habrá un pero, los obstáculos los superara ese pueblo que ha sido engañado en su buena fe, se levantará; y como ocurrió en Italia con el fascista Benito Mussolini, lo ahorcará por cualquier método que se le ocurra en su rabia colectiva, esa será la suerte que le deparará su osadía de traer el nazismo a estas tierras, porque luego de la debacle económica que está atravesando el pueblo, y al ver que siguen sus calamidades, se redimirá de su verdugo y hará posible que florezca la esperanza de un nuevo tipo de gobierno para ese hermoso país.

Sin embargo, en ese ínterin, Venezuela será provocada, porque ese es el costo impuesto por el imperio estadounidense al recién electo Bolsonaro para que entre en la guerra programada, tipo tenaza, que se avecina para la patria de Bolívar, junto al resto de súbditos que se han buscado en nuestro continente. Serán Brasil y Colombia las cabezas de playa para iniciar la agresión y con ello acabar con la esperanza del mundo: La Revolución Bolivariana.

Tienen que hacerlo en el corto plazo, aprovechando la euforia, de un pueblo engañado, para enrolarlo en una guerra y así arremeter con fuerza contra el pueblo venezolano que siempre ha buscado la paz. Los Estados Unidos están presionando ante el surgimiento de China como una potencia mundial, con poder económico y bélico que tiene como socio estratégico a Venezuela, ya que el país asiático necesita del "oro negro", entre otros materiales, para optimizar sus procesos productivos y solo éste país suramericano se lo garantizaría de forma segura y a precio justo, facilitándoles el uso de sus propias monedas, el Yuan y el Petro, lo que les permite salir del ámbito de la "dictadura del dólar". Es la guerra hibrida, económica y militar, desarrollada por el Departamento de Estado, el Pentágono y la Agencia Central de Inteligencia (CIA, siglas en inglés) , para el enfrentamiento al que quieren llevar a nuestros pueblos.

Por lo antes expuesto, serán los títeres de los yanquis, quienes iniciaran las provocaciones para generar el conflicto, con todos los mercenarios que tienen a su disposición, ya sea internamente o en el exterior. Por eso andan anunciando la caída del régimen desesperadamente, por todos los medios posibles, con tal de ir creando una histeria colectiva, que les permita ganarse adeptos a su causa, es decir, la invasión del territorio venezolano.

No obstante, en Colombia las cosas no están fáciles en estos momentos, el descontento del pueblo colombiano con el gobierno de Iván Duque, recién electo y en ejercicio, no se ha hecho esperar, lo que podría aminorar el ataque desde esa parte, porque muchos colombianos no pasarían a formar parte de ese contingente de apátridas y sería el caldo de cultivo para que las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y el Ejercito de Liberación Nacional (ELN) se decidieran a unirse y hacer armas contra el enemigo común, invasor y opresor de las tierras latinoamericanas.

Los supuestos no están demás, es el ejercicio que debe hacerse y estar alertas ante un posible atentado contra el sistema democrático venezolano, que ha sido ratificado en varias oportunidades por el pueblo, el cual daría hasta su propia sangre para hacer valer el legado de Chávez y el esfuerzo que hace Nicolás Maduro y todos los revolucionarios que respaldan el gobierno por el cual sufragó en varias elecciones que se han sucedido en los últimos tiempos.

Estar preparados no es alarmismo, es el deber de todo ciudadano comprometido con la libertad y el sentido de patria. Dejemos que sea el mismo pueblo brasileño el que le dé su merecido a Bolsonaro, quien seguirá las políticas de Michel Temer, todavía presidente de Brasil hasta que ocurra la transmisión de mando. El nuevo presidente de Brasil sumergirá mucho más en la pobreza, en la desesperanza, a quienes le dieron un respaldo en la búsqueda de mejorar su situación, pero que por experiencia que se tiene en acontecimientos similares, lo que hacen es ceñirse a las políticas imperialistas y evaporar el sueño de un país para todos y no para pocos, como viene sucediendo. Lo que extraña y no se entiende es que muchos voten por pocos que son los causantes de su sufrimiento, es la conducta del masoquista de privilegiar a quien lo oprime.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 658 veces.



Omar José Hernández Borges

Ingeniero Industrial. Máster en Agroecología y Desarrollo Endógeno.

 omarhdez78@gmail.com

Visite el perfil de Omar José Hernández Borges para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: