Algunas razones por las que los pitiyanquis y cipayos venezolanos no quieren a su patria y piden que la invadan y bloqueen por cualquier vía y proceder

Existe una definición muy concreta sobre DICTADURA: Es aquel sistema político que dirige una sola persona o casta política y social (oligarquías y Corporaciones transnacionales que tutelan marionetas que llegan al poder por medio de las triquiñuelas que le hacen al pueblo), ejerciendo un gobierna con poder total, sin libertades democráticas, es decir sin libertad de expresión, de reunión y sin someterse a ningún tipo de consulta electoral; además que puede dictar y modificar leyes a su antojo.

Ese concepto no es el que enseñan en otros países cuando hablan de Venezuela, y confunden a tal extremo que cuando personas de otros lares visitan estas tierras se van asombrados, porque como se habla de dictadura si acá le mientan la madre al presidente y nadie va preso; la Mass Media dice todo lo que se le ocurre sin periodistas presos; en 18 años de Revolución Bolivariana van más de 20 elecciones; el árbitro electoral, el Consejo Nacional Electoral (CNE) presta sus servicios a todos los partidos políticos imparcialmente, como lo evidenció el ex-presidente estadounidense Jimmy Carter, aseverando que en el país está el mejor sistema electoral del mundo. Entonces ¿Cuál democracia quieren, la genuflexa del Pacto de Punto Fijo? ¿O será que donde se violan los derechos humanos sistemáticamente, como en Colombia y México, es su prototipo de democracia ideal? Dos preguntas para que las respondan desde el imperio y sus adláteres.

Ese concepto de Dictadura lo estudian en todos los modelos educativos del mundo, lo utilizan para caracterizar y diferenciarlo de lo que es un sistema democrático, anteponiéndolo a aquel como una manera de dejar en claro que ese es el mejor sistema, en contra del comunista que se practica en Rusia y China, entre otros estados. Aún cuando hay quienes sostienen que en estos países no hay comunismo sino una economía capitalista o de mercado, algo que han repetido los gobiernos de Estados Unidos hasta el cansancio para denigrar de los avances económicos y sociales que lograron sus enemigos ideológicos, a pesar de todos los boicot internos y externos que han sufrido sus pueblos, verbigracia, lo podemos ver claramente en América Latina, cuando una pequeña nación, la Republica de Cuba que se declaró al mundo como Comunista, por lo que fue bloqueada de todas formas para rendirla por hambre y enfermedades. Sin embargo, se mantiene incólume como ejemplo de dignidad para los pueblos del mundo

Los venezolanos se preguntan ¿Cómo es posible que ciudadanos que nacieron en este territorio salen al mundo a solicitar que intervengan a Venezuela por todos los medios posibles para imponer un gobierno afín a Estados Unidos, tal como ocurre a Colombia?

A veces pareciera difícil de entenderlo; sin embargo, eso no es así, la explicación se puede puntualizar en algunas observaciones que se discuten sobre la conducta genuflexa y cipaya del grupo de venezolanos de la oposición política de derecha (fascistas) que enfrentan al gobierno del Presidente Constitucional Nicolás Maduro Moros:

ü Los estudiantes de las décadas del ´70; ´80 y ´90 fueron analfabetizados en historia, geografía y específicamente en lo referente al valor de la Constitución de un país. Y tuvo que llegar Chávez para que empezara a abrirles los ojos y decirles a viva voz que la historia que les contaron a los venezolanos fue la que les convenía a la oligarquía y a la lumpemburguesía. Le habló claro al pueblo sobre lo que significaba una Asamblea Nacional Constituyente y lo educó para que fuera protagonista y participativo en la elaboración de la Constitución de la Republica Bolivariana de Venezuela (CRBV) de 1999.

ü Ante la falta de conocimiento de lo que hicieron los próceres para libertar gran parte del hemisferio suramericano, si se detuvieran a investigar esa gesta heroica, muy bien pudieran tener un acendrado sentido de patria, de sentir lo valioso de la idiosincrasia de la venezolanidad y entendiendo eso jamás se arrodillarían ante nadie. Pero no tienen ni siquiera noción de lo grande que fueron los libertadores. Solo piensan en el dinero que les pudiera llegar por la entrega del país a Estados Unidos y a las Corporaciones transnacionales que dominan la economía en el planeta. Si tuvieran dignidad sentirían el honor de ser herederos de quienes en toda la historia de la humanidad salieron de sus tierras para dar libertad a otras naciones, sin oprimirlas, sin marginarlas y sobre todo, como dice la frase anónima, "siendo magnánimos y humildes en las victorias y orgullosos en las derrotas". Eso son los venezolanos.

ü Las Universidades Privadas de Venezuela, en su mayoría dirigidas por el sector eclesiástico, ocultan y seguirán ocultando, porque esa es su naturaleza, como sus ductores, papado guerrerista contra los califatos musulmanes, otras naciones (judíos, griegos, eslavos, rusos, prusianos, mongoles, etc.) y sus religiones desde el siglo XI al XV, se involucraron en Cruzadas Religiosas, que se basaron en el belicismo, pero que trataron de darle un carácter dizque "cívicas" para tomar el poder e imponer su religión a fuerza de guerras convenientemente ejecutadas, apoderarse de riquezas y catequizar sin medir las consecuencias de sus actos. Fueron tantas las atrocidades que cometieron en Europa, en nombre de Dios, que el Papa Juan Pablo II le pidió perdón al mundo. Pero su barbarie no se quedó en el viejo continente, sino que extendió su brazo a estas tierras, que por ejemplo cuando llegaron a América diezmaron a más de 80 millones de aborígenes para poder llevarse las riquezas de esta parte del globo terráqueo, ante ese gran ejemplo "humanitario", parece que sus pupilos en Venezuela no atienden razones y están envenenando mentes para que se sigan cometiendo actos de bestialidad. En el libro "Las Venas Abiertas de América Latina", escrito por el uruguayo Eduardo Galeano, se dice lo que ocurrió durante la colonia, ese debe ser un libro de cabecera para quienes quieran informarse como fue la etapa de la invasión-ocupación de América.

ü A los que estudian en el exterior, les lavan el cerebro, con la intención de que solo piensen en lo que puede ingresar a las arcas de los grandes capitalistas con la explotación de los pueblos. Ante ese panorama no se puede esperar que los pitiyanquis piensen en beneficio de las mayorías depauperada de este país. No obstante, se podría esperar que tomaran conciencia de lo que significa Venezuela si leyeran y comprendieran la carta que el Jefe Seattle de la Tribu Suwamish le escribió en 1855 al presidente de Estados Unidos, Franklin Pierce, en respuesta a la propuesta de compra del territorio, hoy Estado de Washington, que Pierce le hizo en 1845 por esa misma vía, y en contrapartida le daba una "reservación" en donde se podría concentrar su pueblo. Claro está, los Estados Unidos no educan a nadie para que entiendan y atiendan los problemas sociales, solo están pendientes de lo que les generan sus inversiones, olvidando que trabajan con y para los seres humanos. El sistema capitalista no comprende razones humanitarias, ahí está el pueblo norteamericano de Texas (Austin, Houston, Victoria, Rockport y Corpus Christi) sufriendo una catástrofe natural, infringida desde el 25 de agosto de 2017 por el Huracán Harvey, ante la falta de atención del gobierno del presidente Donald Trump.

En Venezuela hay un racismo velado, tal como se pudo evidenciar en los meses de abril, mayo, junio y julio de 2017, cuando grupos de terroristas quemaron a personas vivas por el simple hecho de tener la piel oscura y pensar distinto, eso nunca antes había ocurrido con esa carga de violencia, pero si se había manifestado ante la conducta que algunos establecimientos comerciales del este de la ciudad de Caracas que prohibían a personas de tez morena que ingresaran a sus instalaciones. Por otro lado la prensa, la radio y la televisión hacen gala de la burla del "síndrome del gen del esclavo", relacionándolo con la condición de ser afro-descendiente, tanto es así que muchos historiadores lo extraen de la época en que Simón Bolívar y luego José Gregorio Monagas le dieron la emancipación a los esclavos y que estos preferían seguir en la esclavitud porque no entendían la vida en condición de libertad. Esto proviene desde la colonia y de los Estados Unidos, en los últimos tiempos, con lo de la supremacía blanca y el Ku Klu Klan, una de las manifestaciones del fascismo.

Determinadas clases sociales, entiéndase alta, media alta y media han hecho lo imposible para meter en la psiquis del venezolano que todo lo que se hace en el exterior es mejor que lo que desarrollan los empresarios y productores criollos, a tal extremo que el pueblo, la clase menos pudiente, llegó a odiar lo hecho en Venezuela. Gracias a Dios que ante la crisis inducida los venezolanos no están viendo marcas, ni solamente lo que provenga del extranjero, sino que por lo contrario están viendo lo útil que resultan los productos manufacturados en esta patria y en latinoamerica. Han dirigido sus gustos a los rubros frescos, tanto del mar como de la agricultura, cambiando patrones y costumbres que se habían perdido en la gastronomía. Otra realidad, de gran relevancia, es que los ciudadanos se han puesto a elaborar productos a los que les han sacado provecho en lo alimenticio y en lo económico por su rápida comercialización. Esto es lo que no les gusta a los gringos y sus compinches, que los pueblos se revelan y entiendan en la praxis el significado de independencia, libertad y soberanía.

Por último, nadie se debe meter en asuntos de otros países, eso es lo lógico en atención a la soberanía de las naciones, pero como en Colombia se preocupan y lloran mucho por lo que sucede en Venezuela, entonces es necesario ayudar a que salgan de esa situación embarazosa en la cual están, es decir, la sufridera por los venezolanos, pero como en la neo colonia, lamentablemente, de Estados Unidos se acercan elecciones, entonces se conmina a los ciudadanos colombianos residentes en otros países; y que en este territorio venezolano son como seis millones, para que todos salgan a votar y así contribuyan a echar a la oligarquía del poder y de esa manera sacar las bases militares gringas que son un oprobio para ese pueblo. Todos en este continente lloran por las "Siete puñaladas que tiene Colombia en su seno". Por cierto ¿Por qué será que con siete bases militares en todo el territorio colombiano ha crecido la producción de droga en ese país y ha aumentado el consumo en Estados Unidos? ¿Será que quieren seguir embruteciendo a los pueblos del mundo con el consumo de cocaína y la marihuana? Otras preguntas que se dejan para que las respondan desde donde quieran.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 767 veces.



Omar José Hernández Borges

Ingeniero Industrial. Máster en Agroecología y Desarrollo Endógeno.

 omarhdez78@gmail.com

Visite el perfil de Omar José Hernández Borges para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: