El trío de la muerte y las lloronas citadinas

.

Álvaro Uribe Vélez, el asesor político maquiavélico de la hermana República de Colombia, Leopoldo López y Henrique Capriles Radonsky, los "bates quebraos" de la política venezolana: "Dios los cría y el Diablo los junta". No es extraño para Uribe Vélez los actos criminales que se cometen en las marchas y concentraciones en Venezuela, son las mismas artimañas, utilizando las técnicas de eliminación física del adversario, como la es descuartizar cuerpos y usar armas que dañen la vida de los ciudadanos venezolanos, sin importarles que están destruyendo a familias, cuando le afectan a unos de sus miembros. No pueden seguir engañando, porque todos conocen como operan las bandas paramilitares ligadas a la delincuencia organizada, por tal motivo los cuerpos de seguridad tienen que neutralizarlos para que no sigan cometiendo asesinatos a mansalva.


Siempre andarán por la senda del mal buscando destruir a Venezuela, "por sus frutos los conoceréis", dice la Biblia. Por lo que en la patria de Bolívar tiene que imperar la ley, se tiene que acabar con la lenidad y la impunidad, porque asesinan a jóvenes y adultos desprevenidos, que asisten a sus marchas por convicción de que lo hacen por una causa justa, desconocen como operan las bandas maquiavélicas que son pagadas por los "titiriteros del norte", y sus marionetas en Venezuela buscan entre paramilitares y delincuentes a quienes utilicen las armas para dañar las vidas de otros, sobre todo los que están en las marchas de la oposición al gobierno, para poder construir la matriz de opinión que debe dar vuelta por el mundo como la manera de hacer ver que en Venezuela no se respetan los Derechos Humanos y por consiguiente amerita ser invadida por fuerzas de intervención de los cancerberos del imperio..


El libreto que la oposición venezolana debe esgrimir se lo escribe el imperio a través de la Administración Central de Inteligencia (CIA) y el Pentágono, con sus famosas maniobras en "revoluciones de colores" o golpes suaves, orientados por el Manual de Gene Sharp. El pueblo unido los ha ido derrotando. Al extremo han llegado que en sus protestas matan a sus militantes, para crear la imagen de que hay un régimen dictatorial, cuando la verdad verdadera la conoce el pueblo. Sin embargo, eso no basta, es necesario hacer conocer en el mundo como actúan los terroristas venezolanos, para develar la perversidad que acompaña a esos falsos demócratas, y cuál es el objetivo principal que persiguen con sus actos violentos, que es desestabilizar para crear condiciones propicias para una intervención internacional y entregar en bandeja de plata las riquezas de la nación.


Por eso cada día las concentraciones de la oposición serán de poca gente, porque nadie es pendejo para no darse cuenta de lo que buscan es matar personas de ambos bandos y con ello crear condiciones que desencadenen una lucha fratricida, no lo han logrado ni lo lograran, porque en realidad ya nadie les cree. Si quieren comprobarlo, busquen cuántos venezolanos mueren en las concentraciones convocadas por el Presidente Constitucional Nicolás Maduro Moros y se llevaran la sorpresa que en ellas lo que hay es entusiasmo, alegría, bailes y confianza en un gobierno que lucha por causas justas, sobre todo de protección para el pueblo, por consiguiente la violencia está muy lejos de las filas revolucionarias.


La violencia que reflejan los terroristas hace visible que les asistan muy pocos parciales opositores a sus marchas y demás convocatorias contra el gobierno revolucionario, los venezolanos que no apoyan al gobierno prefieren quedarse en su casa "caceroleando" que ir a perder la vida por unos irresponsables que juegan alegremente con la muerte de sus militantes, y pareciera que para ellos, los pseudo líderes de la oposición, no pasara nada. Claro está, esos líderes de las "guarimbas" terroristas saben que tienen que cumplir con el compromiso de tumbar la Revolución Bolivariana: Álvaro Uribe (Dr. Varito) para no ir preso por ser el narcotraficante Nº 82 según la Administración para el Control de Drogas (DEA) de Estados Unidos; y los politiqueros "pitiyanquis" venezolanos tienen una gran deuda por los dólares que les han entregado para que tumben a Maduro y los gringos como la "Cosa Nostra" no perdonan a sus deudores.


El cuento de los colectivos, como ayer fue el de los círculos bolivarianos, ya no les funciona y buscarán otras formas de matar a sus propios compañeros para endilgárselos al gobierno del presidente Maduro. Hoy, como artistas de cine los opositores apelan a todo tipo de estrategias para afectar la psiquis de los venezolanos, Hay un grupo de jovencitas, que como divas del séptimo arte, irrumpen en llantos en las colas para soltar las siguientes expresiones: "Este maldito gobierno nos tiene jodidos a todos" y luego se limpian las lagrimas y se van de la cola, supuestamente arrechas.

Pero la vida es tan buena con la gente para poner las cosas en su lugar, el caso es que me desplazo hacia el Banco de Venezuela, y en los asientos de espera, oigo un llanto y veo que quien está llorando es la misma muchacha de la cola con la otra compañera con quien andaba, y lanza la frase: "Este gobierno nos está matando de hambre" y se para del asiento y hace como que va a retirar dinero del Cajero Automático, y como nunca falta la agudeza y jocosidad criolla, un tipo dice: "Pero no será de comida porque está más rellenita que Marilyn Monroe", y suelta la risa. Yo le agregué, con cierta precaución porque no le conocía, que: "Esa muchacha me recuerda a aquellos ricachones que contrataban a personas para que fueran a llorarles a sus deudos difuntos cuando los velaban en las funerarias, para no perder el glamour. Jajaja".

A esto los está llevando la oposición, a hacer el ridículo, por supuesto que ese ridículo es bien pagado, como les pagan a los que escarban la basura en la Candelaria, en la Av. Fuerzas Armadas y en la Av. Urdaneta, porque en los barrios de Caracas, no se observa a nadie escarbando la basura. Será que en los barrios no hay escasez porque están llegando los Comités Locales de Alimentación y Producción (CLAP), y la solidaridad bien entendida no deja que otros pasen necesidades, porque les importa atender esa situación, o será que el socialismo está siendo practicado y no nos estamos dando cuenta. Así será.

MSc.

omarhdez78@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 671 veces.



Omar José Hernández Borges

Ingeniero Industrial. Máster en Agroecología y Desarrollo Endógeno.

 omarhdez78@gmail.com

Visite el perfil de Omar José Hernández Borges para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: