"Le están haciendo la cama" a Maduro

Esta conocida expresión, usándola como se usa en el fútbol, significa que se está gestando un complot, están trabajando en secreto o que te están creando las condiciones para desacreditarte y estigmatizarte para que fracases en tu cargo o responsabilidad y luego defenestrarte (o joderte en lenguaje popular); generalmente todos el mundo sabe lo que está ocurriendo pero nadie, ni la o las victimas ni los victimarios, lo reconoce públicamente y, aún cuando los hechos sean muy evidentes o que todo se precipite, no se acepta la realidad.

Yo creo firmemente que a Nicolás Maduro le "están haciendo la cama" de manera persistente y continua, con el claro propósito de desacreditarle, a él y a su gobierno, y sustituirlo como fin primero y barrer toda huella que medio se parezca a Chávez como fin último.

Ojalá que si alguien cercano al Presidente lee estos comentarios, no se tome como que se esta tratando de dañar al gobierno sino como críticas para corregir ciertas acciones que el escribidor considera equivocadas.

A continuación presento quienes son los agentes, que en mi opinión, están llevando adelante este proceso:

a.- El PSUV.

Entre las múltiples e importantes funciones que debe cumplir un partido de gobierno se deben mencionar dos que vienen al caso:

-Ser los ojos, los oídos y, en muchos casos, la voz del gobierno en su comunicación con el pueblo, si el partido no cumple apropiadamente esta labor el gobierno no podrá conocer las opiniones de la gente para corregir o afirmar una decisión y la gente no comprenderá las acciones del gobierno y no podrá apoyarlas de ser el caso. La labor del PSUV es difícil de calificar por inexistente, en primer lugar porque su directiva está formada por los mismos miembros del gobierno lo cual anula cualquier posibilidad de revisión crítica de programas o acciones y, en segundo lugar, porque se han convertido en una agencia de beneficencia especializada en repartir canonjías y beneficios a familiares, amigos y compañeros de partido en vez de dar apoyo al presidente en en su labor de gobierno y especialmente en la escogencia apropiada de los altos cargos del gobierno. La deficiencia de la labor del PSUV no permite al gobierno conocer las necesidades reales del país y uno nota como la acción de gobierno no está en armonía con las necesidades de la población y esto se debe a que el PSUV engaña al Presidente o en todo caso no le informa adecuadamente, derivando en acciones desacertadas y la consecuente pérdida de popularidad y apoyo al gobierno. El PSUV, más por omisión que por acción, es el más importante factor de la conspiración contra Maduro.

c.-LOS ALTOS FUNCIONARIOS DEL GOBIERNO.

Viendo la labor del gobierno uno termina por creer que su tren ejecutivo fue elegido por sus enemigos, la mayoría parece no entender nada de la labor que le encomendó el Presidente, no parecen sentirse comprometidos con la marcha de la empresa o la institución a su cargo y mucho menos sentirse responsables de obtener los resultados

esperados; al frente de las empresas e instituciones se conducen como si estuvieran manejando un fundo propio, designan personas a cargos sin tener la menor calificación, sólo por mostrar obediencia y sumisión a todo trance, no les importa destruir la mística, la identificación y la motivación del los trabajadores con decisiones que no corresponden con el interés de las empresas o sus trabajadores. Otros columnistas de APORREA los llaman los matavotos, yo creo que también son matapresidente y mata gobierno.

d.-LOS MILITARES.

Desde el año 1999 los militares han tenido gran protagonismo en el gobiernos de Chávez y de Maduro, la participación de los militares no ha tenido ningún tipo de límites, han ocupado cargos en areas sociales, técnicas, financieras, proyectos, económicas y por supuesto, la única que les es propia, seguridad; en estos 17 años de gobierno bolivariano todas, absolutamente todas, las empresas, instituciones, ministerios, proyectos del sector público,...etc, han sido dirigidas en algún momento por un miembro de la Fuerza Armada, desde el Plan Bolivar 2000 en el año 1999 hasta las empresas básicas en la actualidad y, siendo justo, lo único que han dejado son malos recuerdos (Mercal,PDVAL,cemento, cabillas...etc.) y muy malos o inexistentes resultados.

Estos tristes desempeños no se deben a que nuestros militares sean todos incapaces o corruptos, sino que se está malinterpretando las capacidades de esos profesionales, cargándolos con responsabilidades para las cuales no han sido formados ni están técnica o gerencialmente preparados (por mucho que lo afirmen interesadamente). Al día de hoy resulta incomprensible que el Presidente siga con esta absurda práctica y no recurrir a la inmensa masa de profesionales capaces, honestos y con vocación de trabajo que hay en las universidades, las grandes empresas del estado y en la empresa privada, que no han sido convocados a ejercer sus destrezas para el desarrollo del país, esta discriminación se debe sólo a la práctica de favorecer a compañeros, familiares y amigos.

e.- El propio Presidente Maduro.

Es claro que la participación de Maduro,en este complot contra él mismo, no es conciente ni voluntaria, pero posiblemente, por ignorancia o por ingenuidad, se ha convertido en el más activo y efectivo agente de este proceso; por la forma como conduce el gobierno y las medidas que toma, podemos citar:

-El gobierno continúa en su política de regalar dineros, bienes, pensiones...etc, a las personas como medio para mejorar el nivel de vida, lo cual, como es bien conocido, no produce ninguna mejora permanente, más bien lo que genera es dinero perdido, abandono del trabajo productivo de la población y ha llevado a que las bandas de vividores y aprovechadores se organicen para apropiarse de estas dádivas, las cuales nunca llegan a quienes las necesita o les dará un uso beneficioso para el país, así ha sucedido con los los bienes del hogar, los taxis, los créditos ganaderos o agrícolas y pare de contar; esta nociva y derrochadora práctica terminará por llevar al país a una gran pobreza.

-Maduro prosigue con esa errada forma de comunicarse con el país: sustituyendo la información precisa y veraz de la obra de gobierno citando hechos cumplidos, por promesas, ofertas y propaganda, como si fuera un candidato en campaña. La gente comienza por no creer nada de lo que dice el Presidente y finalmente por no oírlo ni tomarlo en serio.

-Uno no sabe si las desacertadas selecciones de los altos funcionarios que hace el Presidente se debe a su poco conocimiento de los recursos de profesionales venezolanos o a que cede a presiones de grupos de poder o que el PSUV impone sus fichas, pero como ya se dijo, éste es uno de los más graves problemas del gobierno.

Saludos,

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4033 veces.



Jesús Requena G.


Visite el perfil de Jesús Requena G. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Jesús Requena G.

Jesús Requena G.

Más artículos de este autor