El mecanismo decodificado ...Antídoto contra el parásito Chikungunya

Chikungunya: Así nos contaminaron, así nos tenemos que curar

I.- ¿QUE ES EL CHIKUNGUNYA?

El nombre Chikungunya proviene del lenguaje Macondo, en Tanzania; dicho nombre designa a "aquel que se encorva", refiriéndose a la postura que causa el microbio al infectar a las personas, la cual es asociada a los síntomas parecidos a la artritis. El agente infeccioso Chikungunya es un micro-parásito nacido de huevos incubados en un insecto, el cual previamente es alimentado con sangre humana contaminada de parásitos plasmodios precedentemente sometidos a reingeniería genética para que penetren con mayor rapidez las células y para que al salir sus huevos desde el insecto sobrepasen la capacidad defensiva del sistema inmune humano. Cuando se habla del Virus Chikungunya en realidad se alude a los huevos del micro-parásito. A los huevos de dicho micro-parásito se les ha etiquetado con el nombre de Virus Chikungunya -CHIKV-. Una representación de dicho micro-parásito se aprecia en el Diagrama N°1.

Diagrama N°1. (Foto del micro-parásito Chikungunya. Fuente Dr. R. K. Gupta)

Los huevos del micro-parásito pertenecen a la tipología de los Alphavirus, ellos son el resultado de una ingeniería genética de recombinación viral usada para elaborar este constructo de laboratorio y a esos agentes infecciosos se les clasifica dentro de los virus quiméricos, puesto que parte de su ADN ha sido reemplazado por secuencias de ADN humano, habiéndole incorporado un receptor del factor de crecimiento epidérmico (EGFR, por sus siglas en inglés) para que se propague rápidamente a través de la piel a todo el cuerpo. Una representación del constructo del CHIKV se aprecia en el diagrama N°2.

Diagrama N°2. (Representación de la estructura del huevo o virus del Chikungunya. Fuente: Microbiol Rev. 1994 R.J. Kuhn)

El virus del micro-parásito Chikungunya está elaborado con específicos genes o sustituciones de aminoácidos en los segmentos cromosómicos de parásitos plasmodios. El cambio en los aminoácidos puede actuar a través de múltiples efectos fenotípicos para crear una situación epidémica en inocentes poblaciones humanas donde estén implicados, tanto virus transmitidos por artrópodos, como enfermedades infecciosas en plena evolución en seres humanos.

II.- PROCEDENCIA DEL AGENTE CHIKUNGUNYA

En 1952 el científico Thomas Weller, trabajando para las fuerzas armadas de USA, desarrolló la técnica para extraer grandes cantidades de huevos de Varicela y de Herpes zoster a partir de los parásitos áscaris. Esa misma técnica fue utilizada en parásitos para producir nuevas variantes de huevos de plasmodios previamente alimentados con Herpes simplex sometidos a radioactividad y colocados a reproducirse en una mezcla de sangre y riñones de ternero con líquido amniótico de mujeres embarazadas. Cuando los plasmodios excretaban sus huevos en esa mezcla, entonces eran puestos para que insectos, mosquitos y garrapatas, los succionaran. Esos nuevos huevos de plasmodios se abrían dentro del insecto y daban lugar a una clase de parásito más agresivo por su capacidad infecciosa. Los huevos nacidos de insectos, entiéndase la nueva variante, han sido denominados Virus chikungunya, los cuales fueron diseminados en centros poblados de Tanzania en 1952, cuyo primer reporte aparece en 1955, escrito por Marion Robinson y W.H.R. Lumsden ("An Epidemic of Virus Disease in Southern Province, Tanganyika Territory, in 1952-53". Part I y II. Transactions of the Royal Society of Tropical Medicine and Hygiene. 1955; 49:28-32 y 49:33-57).

El refinamiento de la ingeniería de recombinación viral utilizando parásitos en interacción para producir huevos del chikungunya, ha posibilitado que en la actualidad el mosquito, la garrapata u otros insectos o invertebrados hayan sido sustituidos, como vector de transmisión, por vertebrados tales como el pollo, ratones, monos y toda clase de mamíferos o aves.

Los principales medios de diseminación de los huevos o virus de chikungunya obtenidos por recombinación de parásitos plasmodios son los aerosoles o diferentes medios de aspersión y fumigación, así mismo los alimentos que proceden de animales, el agua y containers que hayan sido contaminados planificadamente con el patógeno Chikungunya.

III.-MAPA DE LA ESTRUCTURA DEL GENOMA DEL CHIKUNGUNYA

Un análisis del cartograma genético del huevo del chikungunya — CHIKV— pone en evidencia que la ingeniería genética del CHIKV consistió en insertar segmentos cromosómicos o secuencias de nucleótidos en el ADN de plasmodios sobre la base de genes de ocho tipos diferentes de parásitos y bacterias e incorporándole a esos plasmodios segmentos de genes humanos relacionados con el regulador del factor de crecimiento epidérmico (EGFR).

Los genes de virus, parásitos y bacterias insertados en el genoma del Chikungunya predominantemente son los siguientes: el Virus del Papiloma Humano (VPH), la bacteria Ureaplasma Urealyticum (Urea.U), el Virus Citomégalo de la polio (CMV), el macro-parásito Fasciola hepática (F. hepat.), esporas de Drosophila (Drosoph.), el Virus de inmunodeficiencia humana (VIH), la bacteria Escherichia Coli (E.coli), la bacteria Psudomona putida (Ps. Put.) y dengue.

El constructo del CHIKV consta de cuatro segmentos de Proteinas No-Estructurales (nsP) y de cinco segmentos Estructurales, con las inserciones de los genes de patógenos tal como se observa en el diagrama N°3.

Diagrama N°3 (Reconstrucción de la estructura del CHIKV. Cfr: Virology. 2009 October 25; 393(2): 183–197).

El agente patógeno Chikungunya tiene insertado en el extremo o dominio 5´, conexo al segmento nsp1, secuencias de genes de Papiloma Humano (VPH), de modo que el virus, al servir de activador de la iniciación de la síntesis del -ARN y capturador del genoma en la transcripción del ARN de la célula infectada por el microparásito o plasmodio, en el proceso de transferencia del código anómalo a la célula humana, desarrolle o active infecciones latentes de herpes, hongos, Candida albicanis y otros, en la boca, en la cavidad vaginal y en los testículos.

En el segmento nsP2 del agente patógeno CHIKV se ha insertado información genética de la bacteria Ureaplasma urealyticum (UU), la cual inhibe las proteínas de las células, asegura la máxima expresión del genoma viral y logra evadir así la respuesta del sistema inmune del huésped invadido, en este caso el ser humano, causando la alteración de la fertilidad, así como del sistema linfático y cardiovascular en la persona.

El segmento nsP3 contiene partículas o nucleótidos procedentes del Virus Citomégalo (CMV), los cuales alteran la transferencia de magnesio y fosfato a la célula huésped, originando una fosforilación aberrante o anormal en las células infectadas y ocasionando que el ARN viral sea negativo, posibilitando que el ARN alterado sea sintetizado bajo infección en la células a 40°C. En realidad el CMV desencadena procesos de pseudomitosis durante la infección a humanos, la cual es similar a la mitosis celular pero envuelve la formación de múltiples polos difusos, anormal condensación y translocación de los cromosomas del ADN. Las consecuencias de la interacción de la información genética contenida en este segmento nsP3 del CHIKV se aprecian en los trastornos en el tejido linfo-reticular, las células receptoras dendríticas de las articulaciones, las glándulas secretoras, los riñones y otros tejidos; los pacientes con cáncer y dolencias están en mayor riesgo de presentar síndromes causados por los genes del CMV insertados en el CHIKV, incluyendo pneumonía, infecciones gastrointestinales, retardo mental, pérdida de la audición, hepatitis, retinitis y encefalitis.

El segmento nsP4 ha sido formado primordialmente a partir de proteínas infecciosas extraídas del macroparásito Fasciola hepática, cuyas larvas son previamente alimentadas con aminoácidos contaminados con radioactividad. El principal aminoácido de esta clase de productos de excreción y secreción –ESP, por sus siglas en inglés– es la tiroxina radioactiva (tyrosine), común a todos los alphavirus, la cual junto a los fosfatos forma cuadros cancerígenos. Estos genes del nsP4 están diseñados para que el mutante no pueda suspender la síntesis de menos cadenas en temperaturas no permitidas, entiéndase, sigue replicándose aun en cuadros de fiebre del infectado. Estas proteínas tienden a degradar su señal por un largo complejo de aminoácidos, entre los cuales hay los estabilizadores o favorecedores de la actividad de síntesis viral de este agente (metionina y alanina) y otros aminoácidos que los afectan o desestabilizan (fenilalanina, leucina, arginina, lisina, ácido aspártico y ácido glutámico).

El segmento de la Cápside Proteica ( Capsid protein) procede de los genes de las esporas de Drosophila y se encaja en la estructura proteica naciente, formando un núcleo icosaédrico de partículas estructurales, originándose el núcleo encapsulado, para permitir la maduración de los viriones, los cuales se adhieren a la célula infectada y su membrana se fusiona con aquella de la célula, a partir de lo cual se produce una liberación del núcleo encapsulado ya hacia el citoplasma. Sobre la base de la información de la Drosophila surgen larvas carnívoras, lógicamente con gran voracidad hacia los tejidos humanos.

El contenido de los genes del segmento E3 se ha mantenido bien reservado para que no sea conocido por el mundo científico y menos por los seres humanos afectados por la pandemia del Chikungunya, puesto que corresponde a genes extraídos de un parásito cuyo origen no-natural se ha evidenciado en múltiples documentos científicos y en procesos judiciales contra quienes lo elaboraron. El segmento E3 del Chikungunya tiene insertados genes del VIH, razón por la se explicaría que la población inmuno-comprometida, incluidos los pacientes con trasplantes, transfusiones, VIH/SIDA y sobre todo los pacientes adoleciendo de cáncer y la reactivación o recurrencia en ellos de dichas enfermedades, es la de mayor afectación e inclusive con la muerte.

El segmento E2 del agente CHIKV es responsable del encaje viral en las células huéspedes y está formado por proteínas estructurales procedentes de la bacteria Escherichia coli, siendo responsable de síntomas de fuertes náuseas, vómitos y dolores intensos de estómago.

El segmento 6K del virus bacteriano CHIKV contiene genes de la bacteria Pseudomona putida, la misma que viene siendo utilizada en los embutidos y enlatados para evitar la hediondez de la putrefacción de estos productos cuando siguen su proceso de descomposición ya habiendo sido empaquetados. Este segmento 6K es una proteína constitutiva de la membrana viral relacionada con el procesamiento de glucoproteínas, la permeabilización celular y la asexual reproducción de partículas virales. Este segmento 6K se encarga de la elevación del calcio citoplasmático e influye en la selección de lípidos que interactúan con los dominios de las capas de glucoproteínas.

El agente patógeno Chikungunya contiene en el extremo o dominio 3´, conexo al segmento E1, secuencias de genes de procedentes del dengue. Dicho segmento está constituido por una clase de proteína de fusión viral. El segmento E1 promueve la distribución de nucleocápsides en el citoplasma, luego endosomas y la fusión de la membrana viral. Cuanto más colesterol se halla presente en la membrana, mayor eficiencia se logra en la fusión viral. Se comprende así la razón por la cual los pacientes diabéticos sufren con más intensidad el ataque del agente infeccioso Chikungunya y los síntomas de la infección son parecidos a los que se muestran cuando el dengue ha contaminado a un individuo.

Los métodos y técnicas de reingeniería genética más avanzados en la actualidad para lograr un constructo viral tan refinado con el agente patógeno Chikungunya, lejos de ser una ficción literaria, aparecen registrados ante los organismos internacionales que manejan las patentes. En tales patentes se presenta al virus Chikungunya como un progreso en su capacidad infecciosa en comparación con el virus Semliki Forest, el virus de la encefalitis equina de Venezuela, el CHIKV La Reunion y otros alphavirus heterólogos.

Una patente para la fabricación de clones infecciosos del Chikungunya fue otorgada a la Universidad de Texas, pero con derechos reservados también al Gobierno de los EEUU, en el año 2010 con el N° US 20100233209A1. Otra patente para la fabricación de virus chiméricos de Chikungunya y sus subsiguientes usos fue concedida en julio de 2011, bajo el N° US 20110171249. Una ampliación de la anterior patente fue autorizada en enero 2013, bajo el N° US 8343506B2.

Se considera menester relevar que en dichas patentes se alude a documentos confirmados por laboratorios sobre enfermedades infecciosas, a partir de los cuales queda claro que, si bien existe una gran afinidad del CHIKV hacia las células de receptores como mamíferos y mosquitos, hay que considerar fuertemente la sugerencia, según la cual la ruta infecciosa del virus Chikungunya es via aerosoles. También se alude en esas patentes que ya era conocida en 1981 la conversión de este virus en un arma letal, realizada por las Fuerzas Armadas USA y que para los gobiernos de Alemania y Austria, este virus de la Chikungunya, es considerado como un arma biológica.

IV.-LA CURA CONTRA EL PARASITO CHIKUNGUNYA

La medicina convencional realiza protocolos de tratamiento basados en las indicaciones de laboratorios ajenos y desconocidos de regiones alejadas de los focos infecciosos y de las poblaciones más afectadas. Un protocolo de tratamiento convencional eficaz para eliminar al agente infeccioso Chikungunya del cuerpo humano aun no ha sido presentado, sino sólo medidas atenuantes.

La nanociencia ofrece soluciones de vanguardia, las cuales son el único antídoto contra el parásito Chikungunya, basada en cuatro debilidades del CHIKV: los segmentos (i) nsP2 con Urea.U., (ii) nsP3 con CMV, (iii) nsP4 con F.hepat., y (iv) 6K con Ps.putida.

Paralelo a la aplicación de nanoterapias, también se prescriben medidas profilácticas generales, las cuales se orientan hacia la eliminación de rubros procedentes de animales, principalmente el pollo y alimentos procesados de origen no-vegetal.

1.-Tratamientos con nanopartículas procedentes de extractos de plantas accesibles:

Si se extraen nanopartículas de plantas con un alto poder energético disolvente de metales pesados o excrementos de parásitos y se ingieren esas nanopartículas en altas temperaturas tolerables para el organismo humano, se crean campos térmicos que degradan la señal eléctrica de los genes de las bacterias, insertados en nsp2 y 6K, Ureaplasma Urealyticum y la Pseudomona putida. Para lograr batallar contra los genes de ambas basta con tomar cinco vasos diarios durante doce semanas de pócimas de malojillo con jugo de limón amarillo y miel de abeja.

Si se desea eliminar los genes infecciosos insertados en el nsP3 procedentes del CMV, bastaría con tomar siete vasos diarios durante cuatro semanas de pócimas hervidas de tamarindo con pepa, cáscara de mandarina y hojas verdes de hortalizas o legumbres.

Si se quiere anular la actividad de los genes del segmento nsP4 derivados de la Fasciola hepática, es suficiente con alternar dos pócimas: seis tazas diarias por doce semanas de la pócima hirviendo quina, ajenjo y clavos dulces; luego también se toma cinco tazas diarias de otra pócima licuando trozos de corazón de cepa tierna de cambur con cristal de sábila y agua hervida.

Cuando comiencen a aparecer los síntomas del CHIKV se deben combatir inmediatamente, puesto que a los quince minutos de haber recibido la infección se desencadena el proceso de diseminación de dicha infección y a partir de las tres horas se extiende a través de los vasos sanguíneos. Contra el CHIKV se debe tomar cuatro vasos diarios por una semana mezclando dos pócimas: una pócima hirviendo jengibre, malojillo, pepas de pimienta negra y cáscaras de limón amarillo. Al bajarla del fuego se le agrega jugo de limón amarillo y miel. La otra pócima se hace hirviendo sauce o saúco solos. Luego se mezcla a partes iguales ambas pócimas y se toman cuatro vasos al día. El agente del CHIKV no permanecerá activo más de dos días.

2.-Tratamientos basados en nanoterapias con frecuencias eléctricas, de audio y magnéticas:

Las personas afectadas por el CHIKV pueden también acceder un tratamiento con ondas eléctricas, siempre y cuando no tengan implantes, prótesis, marcapasos o alguna incrustación metálica o sintética.

Para un profesional en bioinformática es sabido que cada agente infeccioso emite una frecuencia específica basada en el inconfundible ADN. Sobre esta premisa es posible adentrarse al campo de la nanotecnología y aplicar la electroporación del ADN del CHIKV para desactivar su campo de fuerzas electrostáticas y así destruir al CHIKV.

El método para eliminar el CHIKV parte por conocer la frecuencia de emisión identificatoria de este patógeno. La frecuencia del CHIKV es de 570 Hz. Para eliminarlo sería necesario emitirle una frecuencia de 6270 Mhz lineares y sería eliminado en 32 minutos. Pero con un dispositivo que emita ondas cuadráticas sería suficiente una frecuencia de 1400 Mhz durante sólo 2 minutos!

Si se utilizase un dispositivo que emita ondas cuadráticas paralelas con pulsaciones en escala de milisegundos, usando las frecuencias 1070Mhz y 1080 Mhz eliminaría el ADN del CHIKV en sólo un minuto y medio!

Un dispositivo emisor de ondas de audio y creando campos de polos magnéticos también sería útil, aplicando 30 Mhz durante 20 minutos.

Por último, el uso del magnetrón también sería muy eficaz, puesto que en sólo cinco minutos se destruirían los campos de fuerzas electrostáticas del ADN del CHIKV, alteraría las condiciones iónicas intracelulares del ser humano infectado.

Prof. especialista en biomedicina.

sirioquintero@yahoo.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 10079 veces.



Sirio Quintero

Sirio Quintero tiene estudios a nivel de pregrado en filosofía, estudios de maestría , estudios de doctorado en filosofía de las ciencias en Italia y Alemania, de ingeniería en sistemas y de ciencias de la educación, y en paralelo realizó estudios en el área de Nanotecnología aplicada a la biomedicina y toxicología con las Academias alemanas y rusas. Inventor del protocolo de bioelectromedicina cuántica con nanotecnología y genética ondular reconstitutiva humana en Venezuela y el continente americano. Desde hace 7 años regreso a Venezuela y ha resuelto más de 6.700 casos de enfermedades y canceres.

Es Descubridor del mecanismo de mutación viral bacteriana en el saco embrionario de los Parásitos de la familia de los Helmintos, los cuales producen cuadros de inmunodeficiencia adquirida y enfermedades crónicas, todos los cánceres, enfermedades autoinmunes, cuadros de Alzheimer Parkinson y demencia.

Asegura ser pionero en descubrir la estructura genética del coronavirus CoV en Venezuela y del antídoto para desactivarlo con frecuencias electromagnéticas y la biofísica basada en fitoterapias a partir de nanopartículas de origen vegetal.

Pionero en Venezuela en introducir la Nanotecnología aplicada a la Electroporación para lograr la quelación biológica del ADN de células cancerígenas con más de 6.700 casos completamente curados.

Lideriza y es mentor de experimentos científicos interdisciplinarios de Medicina de vanguardia en el área de Bioresonancia y Biomedicina en el Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas IVIC, con una gran cantidad de Publicaciones digitales en base a evidencias.

- Miembro de la Sociedad Norteamericana de Filosofía Max Scheler.
- Miembro de la Sociedad Alemana de Filosofía Max Scheler.
- Miembro Ordinario de la Asociación Latinoamericana de Fenomenología.
- Miembro Ordinario de la Asociación Venezolana de Filosofía.
- Asesor y mentor del proyecto pionero en Venezuela para el desarrollo de Terapias Alternativas basadas en el principio de Bioresonancia y Bioelectromedicina y los efectos de las radiaciones electromagnéticas sobre las células cancerígenas, virus, parásitos y bacterias.

 sirio.quintero@gmail.com

Visite el perfil de Sirio Quintero para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: