Todos contra Diosdado

La derecha no ceja en su intentona de derrocar el gobierno legítimo del Presidente Maduro. Persiste en la línea dura, violenta donde alterna la violencia física (asesinatos de revolucionarios), el sabotaje económico (alteración de la cadena de producción), sabotajes (a las empresas estratégicas del Estado), guerra mediática (medios tradicionales y uso de la red) hasta el linchamiento moral de la dirigencia popular (acusaciones que oscilan entre presuntos actos delincuenciales a supuestos vínculos con el tráfico de estupefacientes)

En esta tarea el adversario es financiado por EEUU y UE. Solo en España disponen de los tres impresos de mayor circulación, El País, El Mundo y ABC, rabiosamente anti venezolanos y anti latinoamericanos.

Es precisamente el periódico ABC, refugio de lo más rancio de la ultraderecha monárquica y franquista el encargado de inaugurar una feroz campaña en contra de Diosdado Cabello. Hoy se ensañan contra el compañero Cabello porque le temen. Saben perfectamente que es un dirigente que ha sido capaz de enfrentarse a ellos y ponerlos en su sitio. Esto la derecha no lo perdona y han planificado su linchamiento moral. Detrás de esta campaña de desprestigio está Uribe Vélez, sus bandas armadas de Convivir, sus vínculos con el narcotráfico y la estrategia imperial que consiste en desviar la atención sobre Colombia y achacar a Venezuela de ser epicentro de drogas cuando es vox populi que el mayor productor de cocaína en el mundo es Colombia.

Nos preguntamos, ¿Por qué tanta saña y empecinamiento contra Venezuela y sus dirigentes revolucionarios? La respuesta es simple. Poseemos la mayor reserva de petróleo del mundo y geográficamente estamos muy cerca de los puertos norteamericanos. El capitalismo sabe que el fracking o extracción compulsiva del oro negro no va a durar mucho y que necesitan el control del territorio venezolano

Está consciente la derecha que Diosdado Cabello es un símbolo y un guía para el movimiento revolucionario. Los reaccionarios no le perdonan que cuando gerenció a Conatel y sin que le temblara el pulso, impulsó la Ley de Telecomunicaciones, puso el orden entre los dueños y testaferros de empresas de telecomunicaciones, radios y televisoras. Ningún funcionario público anterior a él en ese cargo se había atrevido a tocar un sector tan poderoso como el de las telecomunicaciones. Intentaron seducirlo, con halagos que iban desde elogios a su físico pasando por reconocer su capacidad gerencial. La luna de miel que la derecha se inventó para atrapar a Diosdado se acabó a raíz del golpe de Estado en 2002. Entonces lo declararon objetivo principal. Dieron la orden de asaltar la sede de la Embajada de Cuba pensando que se encontraba en ese recinto. Tenían instrucciones de asesinarlo físicamente y no pudieron lograrlo.

En Diosdado Cabello el pueblo venezolano reconoce principios de lealtad y autoridad moral hacia el Gigante Chávez y hacia el proceso. El Soberano sigue su trayectoria política y de servicio público con pasión y hoy más que nunca lo apoya frente a este linchamiento moral que una derecha apátrida e inescrupulosa pretende ejecutar.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1460 veces.



Héctor Agüero


Visite el perfil de Héctor Agüero para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Héctor Agüero

Héctor Agüero

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a202425.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO