Sobre los leopardos, los leones y las ovejas

¿Hasta que punto ha cambiado la estructura del poder en Venezuela
desde que en 1999 se inicio el proceso revolucionario, en términos
estrictamente democráticos?.¿Porque aun la burguesía nos pisa los
talones?.¿Porque aun tememos que regresen?¿Cual es la actual y
verdadera estructura del poder en nuestro país?.

No esta demás recordar que la toma del poder político,es eso y solo
eso.El control de la producción de bienes y servicios,de la mayor
parte todo el proceso económico, aun esta en manos de propietarios
privados de medios de producción,característica principal de una
sociedad capitalista.De alguna manera el proceso revolucionario
venezolano tiene que encontrar la forma de ejercer el completo control
sobre los los propietarios de los medios de producción,tal y como lo
ha hecho La Revolución Popular China.Que el pueblo controle el poder
político, no es,ni ha sido nunca en ningún lugar ni en ningún
tiempo,garantía de un cambio social genuino y duradero.

Son estas las causas de que la burguesía nacional e internacional aun
puedan impunemente sabotear la economía, cuando quieren y como
quieren.Pero lo peor es que sabotean también y con resultados que
espantan por su eficacia,todo el proceso político.El poder del dinero
pareciera que termina por ejercer su infernal influencia entre
aquellos que deberían ir mas alla en la búsqueda del control total de
la sociedad, por parte del pueblo.Y en vez de ir a hacia adelante,los
traidores echan la frenada del burro y se venden al mejor postor ,cual
vulgar mercancía.No lo digo yo.Lo dicen los diarios,las noticias,los
genuinos dirigentes revolucionarios que han puesto sus vidas en
peligro y otros que la han perdido.Todo observamos como se sabotea a
la revolución desde los lugares mas insospechados.

Aun estamos a tiempo.Son relativamente pocos los que dentro del
proceso están haciéndose ricos a costillas del futuro del pueblo
venezolano y suramericano.Las bases tienen que ser las primeras en
denunciarlos, especialmente si se presentan como connotados dirigentes
electos por el voto `popular.Es el pueblo el que va a perder esta
inapreciable oportunidad de liberarse de unos de lo sistemas políticos
y económicos mas esclavizantes de la historia de la humanidad.Es el
pueblo el mas interesado.Si el pueblo no lo entiende,todo estará
perdido.

El príncipe Don Fabrizio Corbera,personaje principal de la novela El
Gatopardo escrita por Giuseppe Tomasi di Lampedusa, entre finales de
1954 y 1957- muy discutida y estudiada en el mundo de las ciencias
políticas-observa con amarga decepción ,a pesar de ser un
aristócrata,la tragedia revolucionaria italiana, plagada de actos de
corrupción y deslealtad,tras haber enarbolado las banderas de la
libertad y la unión nacional , en contra de las pretensiones de las
monarquías imperialistas europeas.A este respecto el citado personaje
expresa su insatisfacción,haciendo alusión al escudo de armas de la
familia-que usa un leopardo como símbolo-, a los "revolucionarios" y
al campesinado italiano(las ovejas); " Nosotros somos leopardos y
leones, quienes tomarán nuestro lugar serán hienas y chacales. Pero
los leones, leopardos y ovejas seguiremos considerándonos como la sal
de la tierra." *

Antes que caer en manos de una clase "revolucionaria" corrupta,que no
sabe producir,ni organizar al pueblo para que lo haga y que se lo
impide a los que antes lo hacían escogiendo a los mas indicados y
preparados para sus puestos de gerencia y administración empresarial y
muy a pesar de que en el acto estos últimos continúen explotando
inmisericordemente,el pueblo podría llegar a la nefasta y suicida
conclusión, de que podría ser mejor dejar las cosas como estaban .

Y que todo cambie para que siga ...como siempre estuvo.


* http://es.wikipedia.org/wiki/El_gatopardo



Esta nota ha sido leída aproximadamente 891 veces.



Guillermo Moreno

Economista, mención Formulación y Evaluación de Proyectos.

 guimor56@gmail.com      @guimor56

Visite el perfil de Guillermo Moreno para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: