El golpe sigue

Disiento del que piensa que fue derrotado el golpe continuado que adelanta el imperio estadounidense, a través de la violencia terrorista guarimbera, desatada por la derecha fascista que sirve a sus intereses. Es posible que las acciones preventivas y disuasivas del gobierno, la falta de respaldo de los sectores populares, el hastío de sectores medios secuestrados en sus propias urbanizaciones, la unidad de las FAB y las contradicciones en la oposición, estén influyendo en su debilitamiento progresivo. Empero, sería un error inferir que por ello el plan golpista ha cesado. Recordemos que su estrategia es la “guerra prolongada”, iniciada con el arribo a Miraflores de Chávez, aplicada bajo el paragua de la guerra psicológica expandida a través de las redes sociales y una campaña comunicacional global intensiva, que presenta al gobierno del Presidente Maduro como una dictadura, violador de los derechos humanos y sujeto por ello a la aplicación de la doctrina imperialista de la “seguridad humana” para “legitimar” una intervención extranjera.



Esa estrategia cabalga sobre las debilidades de las políticas públicas que impactan negativamente a la población. La inflación, la escasez de bienes de consumo e insumos necesarios para la producción y, las expectativas inflacionarias y recesivas derivadas de los desequilibrios macroeconómicos, objetivamente han creado un clima de descontento e incertidumbre, que aprovechan los enemigos de la revolución para avanzar en sus planes desestabilizadores. También el burocratismo, la ineficiencia crónica y la impunidad frente a la corrupción, ha creado condiciones subjetivas que facilitan el trabajo de zapa de los que quieren sumergirnos en una guerra civil, para retrotraernos a la condición de colonia gringa.



Urge una política económica para la transición al socialismo enfocada en el primer objetivo del Programa de la Patria, basada en una alianza patriótica por la paz y la soberanía, que nazca de un diálogo franco y fecundo del gobierno con los trabajadores, los estudiantes, las comunidades, los pequeños y medianos empresarios de la ciudad y del campo, los indígenas, los movimientos sociales, los partidos políticos que conforman el GPP y la oposición democrática.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1839 veces.



Gustavo Márquez Marín

Carabobeño, nacido en Valencia, ingeniero egresado de la Universidad de Carabobo donde también ejerció la docencia, durante la gestión del Presidente Hugo Chávez se desempeñó como Ministro de Industria y Comercio (1999), Ministro de Estado para la Integración y Comercio Exterior (2005-2007), Embajador en Austria y Representante Permanente ante los Organismos de Naciones Unidas en Viena (2001-2004), Comisario General del Pabellón de Venezuela en la Expo 2000 Hannover (1999-2001) y Miembro de la Comisión de Negociación con Colombia de las Áreas Marinas y Submarinas (1999-2001).

 gamarquez2@yahoo.com

Visite el perfil de Gustavo Márquez Marín para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a184879.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO