Acerca de las medidas anunciadas por el Ministro Rafael Ramírez

El ministro Ramírez avanzó dos medidas económicas que apuntan en la misma dirección de mejorar la eficacia y eficiencia de la gestión económica del Gobierno y que guardan relación entre sí.

La primera atiende a una reforma de los porcentajes y tramos a considerar en la Ley de Contribución Especial por Precios Extraordinarios y Precios Exorbitantes en el Mercado Internacional de Hidrocarburos, que modifica los montos netos de los flujos de divisas desde PDVSA hacia el Fonden, la ONT y el BCV; según el ministro con la finalidad última de "...subir los tramos de la contribución para bajar la tensión en el sector especulativo; lo que hace suponer que habrá una medida paralela por parte de las autoridades cambiarias en dicha dirección.

Al respecto, opino que el esquema cambiario actual es factible y sostenible y apunta a una acertada política global del Gobierno que posibilita la mejor redistribución del ingreso petrolero, y que ha permitido que la gestión del Presidente Chávez haya podido alcanzar e incluso superar la Paridad de Poder Adquisitivo de los venezolanos con respecto al año 1968. Sin embargo, el mercado especulativo, a pesar de que representa apenas un 6% en promedio del mercado total, no puede ser ignorado y debe ser contrarrestado en cuanto a su manipulación con fines de distorsión de precios.

Por lo tanto, las autoridades cambiarias deberían, como en otros países que han mantenido por muchos años esquemas similares de restricción de la libre convertibilidad en la cuenta de capitales, optar por mecanismos creativos para anular los efectos perniciosos de dicho mercado especulativo, toda vez que resulta altamente inefectivo su mero control coercitivo; mecanismos que deben apuntar NO a incidir en el precio actual de la divisa, sino en la expectativa sobre el precio futuro de la misma, para lo cual existen mecanismos orientados a la subasta en mercados de futuros, lo cual podría hacerse con divisas o con sus equivalentes en títulos o, mejor aún, con oro; con lo cual se relacionaría con la otra medida anunciada por el Ministro Ramírez.

En efecto, la segunda medida apunta a un plan a desarrollar que busca impulsar la producción de oro en el país, mediante la creación de una empresa, la Corporación Venezolana de Minería, como filial de una filial de PDVSA, es decir, que finalmente será controlada y gestionada por el consorcio petrolero.

Cabe suponer que algún nexo habrá con planes similares que había anunciado el BCV y, en todo caso, esa mayor producción de oro nacional podrá sustentar el nivel de reservas internacionales; podría, bajo algún esquema participativo en el nuevo emprendimiento, fortalecer los ingresos del Instituto Emisor y posibilitar, bajo un enfoque creativo, la resolución de temas contables pendientes entre el BCV y el Tesoro Nacional.


josegpinat@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3053 veces.



José Gregorio Piña


Visite el perfil de José Gregorio Piña para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: